Cronología de una salida abrupta para Rafael Dudamel

Es posible que al momento de iniciar su nueva pasantía fuera de la Selección Vinotinto, Rafael Dudamel no tenía un presentimiento claro de como sería su estadía en el Futbol Brasilero. Como de qué debía cuidarse y cómo evitar lo resultados negativos, pero todo pasó muy rápido para el entrenador venezolano.

La emoción por firmar un contrato como nuevo Director Técnico del Atlético Mineiro, no podía ser aceptada de otra manera. No a cualquier persona llega un club tan reconocido en el balonpié sudamericano, a pedir los servicios de entrenador. Algo deben haber visto en Dudamel para firmarlo, pero así como llegó, así se fue el encanto por el criollo.

Un comienzo glorioso para Dudamel, pero sin mucho brillo en su primer compromiso. El ex seleccionador Vinotinto, llegó un 6 de enero y el 21 de ese mes llegó su primera prueba.

Los Gallos salieron victoriosos por la mínima (1-0), ante el conjunto del Uberländia EC, pero al ser con un solo gol y de penal, comenzó a abrir la diatriba de que esperan más anotaciones en los próximos partidos.

En la competencia de Mineiro 1, donde participan las distintas ligas inferiores del futbol en Brasil, fueron los primeros choques de Rafael Dudamel, las cuales fueron agridulces para el venezolano.

La primera bala había sido superada. Luego, cinco días después, golearon con autoridad 5 a 0 al Tupynambás, lo que consiguieron quitar la ausencia de anotaciones, pero tres días más tarde, volvieron a olvidarse de romper las redes, cuando empataron a cero ante el Coimbra.

El domingo 2 de febrero, Atlético Mineiro volvió a pactar con un rival, pero con resultado de 1 – 1 frente al Tombense.

Dudamel no había tenido un enfrentamiento duro contra algún equipo de talla alta, como en la Serie A de Brasil. Todas habían sido con equipos de divisiones inferiores. Allí comenzaron varias interrogantes sobre la dirección del equipo.

El golpe fuerte cayó el 6 de febrero, cuando el Unión de Santa Fe, club argentino, tumbó sin opciones 3 a 0 al equipo dirigido por Rafael Dudamel, en la Conmebol Sudamericana.

Una victoria desesperada

Tras el contundente choque que sufrieron los Alvinegro en la competición sudamericana, necesitaban un triunfo desesperadamente. El 9 de febrero, lograron respirar hondo, al derrotar 1 a 0 al URT (Uniao Recreativa Dos Trablhadores), aunque nuevamente en la competición Mineiro 1.

Posteriormente, volvieron a empatar sin goles, pero esta vez en la Copa Brasil ante el Campinense.

El 16 de febrero, Atlético Mineiro cargó con su primera derrota en el Mineiro 1, al caer 2 a 1 contra el Caldense. Ese revés puso entre las cuerdas, con tan poco tiempo a Dudamel. La necesidad de revertir los malos resultados era inminente.

El triunfo en la Sudamericana, 2 a 0 frente al Unión, cobró una venganza para los galos, pero ¿Sería suficiente para retomar el apoyo a Dudamel?, pues la prensa no lo aceptó del todo.

El presidente del equipo, Sette Cämara confesó estar abrumado con los comentarios hacia Dudamel, al haber sido eliminado de la Copa Sudamericana. Sin embargo, todo fue antes del último juego del venezolano.

El fracaso inminente

Rafael Dudamel contaba con cuatro triunfos y tres derrotas, pero el 26 de febrero, falló al empatar por tercera vez en su estadía. Esta vez contra el Afogados FC, terminaron con marcador parejo de 2 – 2 y, lo que obligó a la salida del técnico venezolano, horas más tarde.

Fue catalogado como fracaso, al no poder ser victorioso con el club. Todos sus juegos fueron lejos de la Liga Brasilera (Serie A), lo que apunta a que, Rafael Dudamel no pudo ganar un duelo con un rival de altura y cuando, se enfrentó al Unión argentino en la Copa Sudamericana, le quedó gigante la competición.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba