Dani Alves: De las granjas al éxito rotundo en el mundo

Dani Alves es uno de los futbolistas más aclamados de los últimos tiempos. El brasileño gana cada liga que pisa y sus 40 títulos lo demuestran, el volante está grabado en la selección de Brasil como uno de sus jugadores más valiosos de la historia y con el Barcelona hizo lo propio.

Este 6 de mayo celebra sus 37 años de vida, en las que nunca olvida sus difíciles inicios como trabajador en la granja de su padre, desde que era un niño de cinco primaveras cumplidas.

En 2017, Alves escribió una carta en el sitio The Players Tribune en donde habló un poco de su niñez, misma que fue difícil, pues las carencias eran evidentes. El volante del PSG, Barcelona, Sevilla, Juventus y Brasil, tenía qué dormir en una cama de concreto, despertar antes de las 5 de la mañana e ir a trabajar junto a su hermano y su padre a la granja para, posteriormente, ir a la escuela.

Alves se esforzaba por ser mejor que su hermano, su papá los ponía a competir, y al ganador le daba la oportunidad de usar la única bicicleta que poseía la familia. Alves con la mentalidad ganadora, aprovechaba ese único transporte para recorrer alrededor de 12 millas de la granja a la escuela. Si no ganaba la apuesta, pues usaba su velocidad para correr lo más rápido y llegar a tiempo de lado a lado.

Aniversario

Daniel Alves Da Silva, más conocido como Dani Alves, nació en el seno de una familia humilde el 6 de mayo de 1983, en Juazeiro, ciudad del estado brasileño de Bahía, Brasil.

Sus 4 hermanos recuerdan que ya con 6 seis años no paraba de garabatear con su nombre todas las paredes de la casa y sus cuadernos del colegio, alegando que practicaba su firma para cuando fuera famoso.

Alves ayudaba en todo lo que podía: haciendo de agricultor, comerciante e incluso de camarero. Aún y así, el atleta sacaba tiempo para su mayor pasión: jugar al fútbol con sus amigos en los campos de tierra de la zona para lograr algún día su gran sueño, el de llegar a ser futbolista. Era consciente, sin embargo, de que no iba a resultar nada fácil.

El padre de Dani Alves, también muy aficionado al fútbol, consiguió la difícil tarea de encontrar tiempo para montar su propio equipo de fútbol, el Palmeiras de Salitre. Dani, con tan solo 10 años, jugaba de extremo o media punta con compañeros de mayor edad que él.

Desde el inicio

Su debut como profesional fue contra el Paraná, ya en la recta final del campeonato Brasilero de 2001.

A base de trabajo y lucha, Alves fue reclutado por una academia de fútbol a los 13 años, y a partir de ahí, no se separaría del balón, ni del buen fútbol, su constancia lo llevó a brillar en Brasil y catapultarse a España con el Sevilla, en donde sufrió para aprender a hablar español, pero en su vocabulario no existía la palabra ‘rendirse’, por lo que se esforzó aún más, hasta que el Barcelona lo llevó a sus filas, y brilló.

Ahora es el jugador activo con más títulos en la historia del fútbol, supera incluso a leyendas como Lionel Messi, Cristiano Ronaldo, Xabi, Iniesta, Zlatan, y la lista podría seguir, pero sin duda, el brasileño ha plasmado su nombre en el libro del fútbol mundial con letras de oro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba