El drama que vive la Federación Ecuatoriana de Fútbol

Un año y tres meses fue lo que duró el ciclo de Francisco Egas como presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF). Prometió reestructurar los procesos y economía del fútbol en el país; pero sus errores y poca transparencia hicieron que la directiva lo removiera de su cargo.

A través de un detallado comunicado, los integrantes del directorio expusieron lo errores de la administración de Egas cómo presidente. Además, denunciaron mentiras, facturas falsas, engaños a la directiva y cifras incongruentes.

Desde sus inicios como presidente hubo cuestionamiento de sus decisiones. Negoció la salida del exdirector técnico, Hernán Darío Gómez “Bolillo”, por $1,5 millones; anunció que sancionarían a seis jugadores de la selección nacional, quienes realizaron una reunión con alcohol en la habitación de un hotel mientras estaban concentrados. Esta sanción nunca se dio. Y la que tuvo más discordia: la contratación de Jordi Cruyff como director técnico de la Tri y a Antonio Cordón cómo director deportivo.

Precisamente, la llegada de Cruyff y Cordón, con las diferencias por el salario, llevaron al directorio a solicitar a Egas, cifras reales.

“Desde la autorización realizada entre los meses de diciembre e inicios de enero, respectivamente, para la contratación de ambas personas, no pudimos conocer los detalles sino hasta los primeros días de marzo; ya que se tuvo que enviar una comunicación formal donde parte del directorio solicitaba de nos dieran los detalles de dichas contrataciones. Nuestra sorpresa fue conocer que se había irrespetado la decisión del directorio y el monto de los contratos ascendían cerca de SEIS MILLONES DE DÓLARES ($6.000.000. USD), prácticamente 50% más de lo aprobado por el directorio”, indica el comunicado.

A su vez, menciona la aprobación de parte del directorio, para el sueldo al Secretario General de la Federación por $7.500. Sin embargo, el monto real que asumió el presidente, duplica la cifra por lo que los directivos mencionaron que Egas actúa “como si se tratara de manejos de recursos económicos particulares o de su propiedad”.

No conforme con todo esto, Francisco Egas le mintió a la prensa y a los seguidores del fútbol nacional justo en esta crisis de la pandemia. Declaró ante los medios, que Cruyff y Cordón aceptaban el recorte salarial del 70%, por la emergencia nacional debido al COVID-19. Pero en el comunicado, el directorio aseguró «lo único que han aceptado es una re estructuración en el flujo del pago de sus sueldos, no un ajuste de los mismos; esta actitud es rechazada por la generalidad de los ciudadanos ecuatorianos de una manera muy categórica».

El mismo documento incluye que hay empresas que facturaron, pero fueron otras las que realizaron los trabajos por montos menores a los reflejados, por lo cuál van a iniciar una auditoria. A su vez, demandan el trato discriminatorio a categorías juveniles “las categorías en desarrollo para el presidente son una molestia”.

Por estos motivos, se comunicó que “se reestructura el Directorio, eligiendo de entre sus miembros al nuevo Presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, el Ing. Jaime Estrada Medranda y el Abogado Carlos Galarza Guzmán como vicepresidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, como tercer vocal del directorio el Sr. Francisco Egas Larreategui; quedando ratificados en el mismo orden los demás miembros del directorio”.

Francisco Egas rechazó medidas

A través de una video conferencia con los medios de comunicación nacional, Egas aseguró que él sigue al mando. “Estos muchachos (el Directorio) decidieron en un Zoom tumbar al presidente de la Federación. Le tengo que decir al país que me mantengo en mis funciones como presidente”.

Así mismo, Egas mencionó que podría ejercer acciones legales; incluso ya envió documentos vigentes al Ministerio de Deportes, Conmebol y FIFA. “Hay que denunciar todo lo que ha sucedido con lo que he descrito”.

“Voy a cambiar la realidad del fútbol ecuatoriano y de la Federación Ecuatoriana de Fútbol. Y si no lo puedo hacer, me voy a mi casa”, finalizó.

Lee también: Colo Colo: crónica de un acuerdo de sueldo negado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba