El día que Mario Balotelli tuvo mucho miedo ante Nemanja Vidic

Nemanja Vidic era un defensa que la mayoría de los delanteros temían. En su mejor momento, el central serbio fue realmente el objeto inamovible en el corazón de la línea de fondo del Manchester United.

A diferencia de algunos jugadores en su posición, Vidic parecía amar el lado defensivo real del juego y disfrutaba de una batalla física.

“Se convirtió en un defensor temido”, dijo sobre él su socio en el crimen Rio Ferdinand. «Podía pelear con lo más físico, hacía tacleadas, atacaba la pelota mejor que nadie que haya visto».

Si elegías pelear con Vidic, tenías que estar mentalmente preparado para ello y el exdelantero del Manchester City Mario Balotelli ciertamente no lo estaba.

Segundos después de que los dos jugadores se enfrentaran durante el Community Shield 2011, Balotelli optó por enfrentarse a la bestia serbia.

Pero tan pronto como se dio cuenta de que era Vidic, el controvertido italiano retrocedió rápidamente con una mirada en su rostro que sugería que estaba un poco asustado.

Un repaso a ese día

«Balotelli pensó que se estaba batiendo en duelo con Rio Ferdinand, luego se volvió, vio a Vidic y se alejó», escribió un fan en la sección de comentarios del video.

«Vidic no se inmuta por un segundo y de repente Super Mario se convierte en un chico tímido», agregó otro.

El legendario defensa del United también fue el que festejó en el tiempo completo después de que los Diablos Rojos remontaran dos goles en contra para vencer 3-2 al City en Wembley.

Joleon Lescott y Edin Dzeko anotaron para poner al equipo de Roberto Mancini 2-0 arriba en el descanso del medio tiempo, pero el United regresó rugiendo al juego después del descanso.

Los goles de Chris Smalling y Nani (x2) aseguraron la victoria del equipo de Sir Alex Ferguson y el undécimo trofeo de la ilustre carrera de Vidic con el club.

Vidic: Una carrera triunfadora, pero más conocido por su dupla con Ferdinand

El ex jugador del Spartak de Moscú agregaría el título de la Premier League 2012/13 y el Community Shield 2013 a su colección antes de unirse al Inter de Milán en 2014.

¿Trece trofeos en 12 años para acompañar un legado de infundir miedo en los jugadores rivales? Eso no está mal. Sin embargo, cuando se recuerda a Vidic, se le hace más fácil reconocerlo gracias a su compañero, Rio Ferdinand.

El inglés se encuentra entre los mejores defensores de su país de la historia. Ferdinand se reveló en el escenario internacional al ser retenido en la bisagra central de la escuadra de Inglaterra para la Copa del Mundo de 2002.

Un jugador clave en el éxito de los Red Devils a finales de la década de 2000, Rio Ferdinand en ese momento formó una bisagra central impresionante con el serbio Nemanja Vidić.

No hay comparaciones para Vidic

De hecho, después de años como compañeros, Ferdinand aún lo recuerda con entusiasmo y lo defiende de uno que otra comparación que le hacen a los jóvenes con su amigo.

Virgil Van Dijk ha sido comparado constantemente con la figura del serbio. Muchos indican que ambos jugadores eran (Vidic) y son (Van Dijk) impenetrables. Otros argumentan que Vidic no fue realmente bueno, pues sus duelos contra el Liverpool terminaron con 12 amonestaciones. Pero, Ferdinand ha dejado claro, que ningún jugador puede ser comparado con excompañero. “Vidic era único. Terrorífico y letal”.

Un ejemplo claro que nadie podía hacerle daño al serbio, fue la patada voladora que utilizó Micah Richards ante el defensor y terminó adolorido fue el mismo jugador del City.

El pobre Micah, que no es precisamente pequeño en estatura, ciertamente eligió al tipo equivocado con quien meterse.

«Cuando Vidic salió de su casa, le dijo a su padre ‘ahora eres el hombre de la casa'», publicó con humor un aficionado al fútbol en la sección de comentarios.

Un segundo agregó: «Cuando pateas a Vidic. Tú eres el que saldrá lastimado. Qué bestia».

Otro fan bromeó: «‘Tengo la astuta sospecha de que Vidic es el hijo de Chuck Norris».

Nemanja Vidic se retiró en la temporada del 2016, cuando culminó su contrato con el Inter de Milan. Vistió los colores del Red Star de Serbia desde joven en 1999 hasta julio de 2004 cuando pasó al Spartak de Moscú. Dos años más tarde comenzó su verdadero éxito al ingresar a las filas del United, quien por nueve años fue fiel y referencia del puesto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba