El retorno del “Dios” de Suecia… Zlatan Ibrahimovic en la selección

Zlatan Ibrahimovic ha sido convocado por Suecia casi cinco años desde que se retiró del fútbol internacional, despejando el camino para que el delantero del Milan forme parte de la convocatoria de la Eurocopa de este verano.

El jugador de 39 años terminó su carrera con Suecia después de la Eurocopa 2016, pero su increíble estado de forma con el Milán esta temporada (tiene 14 goles en 14 apariciones en la Serie A) lo llevó a discusiones con el seleccionador nacional, Janne Andersson, y su inclusión en el equipo para enfrentar a Georgia y Kosovo en las eliminatorias mundialistas y a Estonia en un amistoso.

Ibrahimovic, que se ha lesionado de forma intermitente en 2021 pero espera enfrentarse al Manchester United en la Europa League el jueves, publicó en Instagram y Twitter una foto de sí mismo con un uniforme de Suecia y las palabras “El regreso del Dios”.

Andersson dijo que había incluido a Ibrahimovic por lo que aporta dentro y fuera de la cancha. “En primer lugar, es un muy buen futbolista, el mejor que hemos tenido en Suecia, así que es genial que quiera volver. Además de lo que puede dar en el campo, también tiene una experiencia increíble y puede ayudar a otros en el equipo con eso”.

Suecia se enfrenta a España, Eslovaquia y Polonia en el Grupo E de la Eurocopa.

Ibrahimovic un fruto sin caducidad

«Creo que soy como el vino. Cuanto mayor soy, mejor», ha exclamado el sueco en las últimas semanas.

Zlatan Ibrahimovic siempre ha tenido mucho que decir, pero parte de lo que lo hace tan especial es su capacidad para respaldar incluso las declaraciones más atrevidas y autoengrandecedoras con acción.

Es algo que ha continuado con una regularidad inesperada durante una temporada 2020-21 que lo ha visto anotar 14 goles en solo 14 partidos de liga para encabezar el improbable desafío del AC Milan en la cima de la Serie A, todo a la edad de 39 años.

Sus esfuerzos eternos también lo han visto ingresar a un grupo exclusivo, como el anotador de 500 goles en la carrera del club.

Un regreso como ninguno

Para obtener el contexto completo detrás del actual renacimiento europeo de Ibrahimovic, se debe comprender el viaje que ha emprendido en los últimos años.

La lesión del ligamento cruzado que sufrió en su segunda temporada en el Manchester United en abril de 2017 fue una que puede significar el final para los jugadores en su mejor momento, sin importar sus 30 años, pero Ibra no es cualquier futbolista.

Mudarse a Estados Unidos para unirse al LA Galaxy de EE. UU. fue visto por algunos como un deslizamiento hacia el semi-retiro antes de un cambio bien merecido hacia el juego completo. Pero 53 goles y un lugar en el mejor XI de la MLS dos años consecutivos lo refutaron.

Luego llegó el regreso al AC Milán, para quien anotó 42 veces en 61 partidos de liga para inspirar un título número 18 de la Serie A en 2011 y el segundo lugar al año siguiente.

Ocho años después, se reincorporaba a un Rossoneri muy diferente: uno caído y vacilante. Seguramente este fue un movimiento pensado en demostrar que puede con cualquier reto.

Se unió al club en el undécimo lugar de la Serie A. Diez goles en 16 presentaciones más tarde habían terminado sextos y se habían clasificado para Europa.

Con un estilo típicamente franco, declaró que el Milan habría ganado la liga si hubiera jugado toda la temporada, y agregó que «solo estaba calentando».

Fiel a su estilo, no estaba bromeando. La realidad lo mantiene como el jugador más longevo del Milán, pero también el de mejor rendimiento. Simplemente es el “Dios” del fútbol sueco.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba