Así cambiaron los entrenamientos del Real Madrid en la pandemia

Valdebedas abrió sus puertas, como cada día cuando entrena el Real Madrid. Zinedine Zidane saltó al engramado, como cada jordana de entrenamiento desde que es entrenador del equipo. Los jugadores tocaron los balones y realizaron ejercicios de acondicionamiento físico, de la misma forma que siempre. Pero la práctica de los merengues, la primera en la pandemia provocada del coronavirus, fue sumamente diferente.

La última sesión de entrenamiento había sido el pasado 12 de marzo. En ese momento, el conjunto blanco tenía un positivo en su equipo de baloncesto, razón por la que todos fueron enviados a sus casas a cumplir la cuarentena.

Pero ahora tienen luz verde el Real Madrid y el resto de los equipos españoles. Por eso, tienen entrenamientos un poco diferentes a los acostumbrados, porque es posible que se reanude la temporada en junio y necesitan estar en forma.

Real Madrid se olvidó del protocolo de vestimenta

El primer cambio en los entrenamientos en cuarentena es la vestimenta de los futbolistas. El protocolo regular del Real Madrid asegura que los jugadores deben llegar a Valdebedas con el uniforme de entrenamiento, pero ahora no es así. Ahora los futbolistas deben dirigirse a su habitación personal y luego colocarse la indumentaria de práctica.

En los cuartos están los uniformes colocados en bolsas biodegradables. Además, los cuartos son desinfectados por trabajadores cumpliendo las reglas de sanidad en cada oportunidad que el futbolista la utiliza, para así eliminar cualquier rasgo del virus.

Entrenamiento de lejos

Con los jugadores ya uniformados, todos saltan a la cancha. Sin embargo, cumpliendo unas rigurosas medidas de aislamiento. Esos saludos, abrazos, choques y bromas entre futbolistas, fueron reemplazados con metros de distancia.

El número de jugadores en el campo nunca superó a los 10. Mientras algunos se ejercitaban, otros se hacían chequeos médicos. Así se dividieron en tres grupos durante una hora, siempre bajo la mirada de un Zidane con guantes y tapaboca.

Gimnasio con olor a gel desinfectante

Las instalaciones del Real Madrid son de las mejores del mundo. Ahí están los equipos de alta tecnología, por lo que cada futbolista cuenta con el instrumento perfecto para trabajar el área que desea. Desde el pasado lunes 11 de mayo, todo estará acompañado con un olor a gel desinfectante.

Del mismo modo que lo visto en el campo, la distancia entre cada persona era rigurosa. De esta forma, los consejos de los especialistas, preparadores y comentarios, siempre eran respetando la distancia recomendada.

Ni empujones, fotos o apretones de manos, conductas que abundan en una pretemporada. Ahora la humanidad está en una pandemia, por lo que las reglas se deben cumplir a cabalidad.

Así poco a poco fueron completando el circuito cada jugador. Al finalizar y, siempre con el distanciamiento, se dirigían a sus habitaciones para dejar los zapatos, guantes y tapabocas. El primer día de entrenamiento cerró con una ducha en el cuarto, donde dejaron la ropa usada en la bolsa biodegradable donde la encontraron. Y de ahí, al carro y a casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba