¿Qué hace tan especial Erling Haaland? Así opinan los cazatalentos

Que “Erling Haaland es un buen delantero, sería una opinión que cualquier aficionado al fútbol puede hacer. Sus continuos goles durante la Bundesliga, competencias internacionales y la Champions League, son suficientes para respaldar esa visión. Sin embargo, el delantero del Borussia Dortmund es más que bueno.

Haaland ya luce como un talento generacional en el fútbol. Uno de esos jugadores que marcan una época, que cuenta con unas condiciones que están sobre la media a los deportistas de su edad y pueden llevar sobre sus hombros el peso de una franquicia.

Pruebas de eso, dio suficientes durante todo el 2020. Sin embargo, cazatalentos de los principales clubes de Europa quedaron impresionados con la exhibición del ariete noruego en el encuentro contra el Hertha Berlin, partido en el que Haaland marcó cuatro goles.

Hubo una secuencia, normalmente indescifrable para el ojo del aficionado, que llamó la atención de los analistas. El joven jugador realizó una “desmarque corto”, algo que normalmente los delanteros tardan años en ejecutar y que el joven prodigio de 20 años ya lo tiene en su repertorio.

“Los desmarques por delante de los centrales te ayudan a no caer en fuera de juego pero van contra el canon porque le dan ventaja al defensa”, observa un ojeador al diario El País. “Villa, Di Natale, o Vardy, han sido capaces de leerlos, pero hasta ahora nunca habíamos visto a un delantero redondear una maniobra tan difícil”

El caso de Haaland es fácil de explicar, pero casi imposible de emular. Ningún otro ariete tiene sus características, razón por la que se convierte en un jugador incomparable. Después de todo, un futbolista con 1.94 metros de estatura y velocidad de un atleta de pista, es una combinación que amenaza las leyes físicas y de la biología.

“Haaland lo hace porque posee cosas que no ha tenido nadie: la amplitud de zancada de un hombre de 1,94 de altura, la frecuencia de un velocista, y el control del centro de gravedad propio de un jugador de 1,65 para girar en ángulos agudísimos. ¡Mide casi dos metros y se desplaza como Messi!”, siguió el cazatalentos.

Debido a su físico, haría esa maniobra tan complicada de enseñar. Para algunos de sus compañeros del Dortmund, como José María Relucio Gallego, esos desmarques son parte del talento innato de Haaland. Otro de los motivos por el que está considerado a ser un delantero histórico.

Además, hace cosas que otros jugadores no. Como estudiar, algo poco común en los deportistas jóvenes. Averigua la debilidad de sus rivales y cómo mejorar sus condiciones, por lo que mejora en cada entrenamiento y juego en el que participa.

”Su desmarque es innato”, explicó Relucio. “Pero él también estudia a los rivales. Se pasa 24 horas pensando en el fútbol. Es ágil y rápido porque su carrera es muy limpia, como la de un velocista de 100 metros. Cuando corre se apoya sobre las puntas de las botas. Esta técnica la ha aprendido. Él lo dice: estudia todo. Sus referentes son Cristiano e Ibrahimovic”.

Haaland, mucho más que un delantero

Por su biotipo y cantidad de goles, muchos asocian a Erling Haaland como un delantero de área. Los cazatalentos comparten que puede cumplir con esas funciones, pero va encaminado a ser un futbolista mucho más completo. Uno que también ayuda a su equipo con otras facetas del ataque.

René Maric, segundo entrenador del Borussia Mönchengladbach, piensa que el noruego dará mucha versatilidad a sus entrenadores. Gracias a su velocidad puede estar en varios sistemas y por su fortaleza colaborará en todo tipo de tareas de un delantero.

Erling Haaland durante un entrenamiento. Ina FASSBENDER / AFP

“Sus movimientos son impecables”, afirmó Maric. “Posee una tremenda combinación: gran estatura, gran velocidad y gran inteligencia. A esto añade su asombrosa capacidad para asociarse con el resto del equipo. Si tengo que elegir sus mayores virtudes, diría que son su increíble apetito goleador y su inteligencia para generar ocasiones, para sí mismo y para sus compañeros”.

Además, los ojeadores ven en Haaland las intangibles para brillar en el fútbol de alta competencia. Normalmente, los jóvenes se pierden en sus condiciones y su personalidad no los deja explotar todo su talento. De inmediato, el noruego muestra que no será uno de esos proyectos que fracasan.

“Él es muy pasional”, analizó Maric. “Sabe mucho, observa mucho, se interesa por absolutamente todo; y sin embargo no vive atormentado. Disfruta consigo mismo. En el campo le encanta jugar y reírse. Está muy lejos de ser un tipo frío. Es enérgico, vivaz, positivo. Es maravilloso estar cerca de él. Crea una gran atmósfera en el vestuario y el campo, sin dejar nunca de dedicarse por completo a competir y marcar goles. Digamos que es el sueño de todos los entrenadores”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba