Gareth Bale y el cuento de nunca acabar

Con la salida de Gareth Bale de Real Madrid, alejado de Zinedine Zidane, el ascenso del galés parecía tener un camino. Pero todo parece que el estratega merengue no era el problema, sino más bien es el jugador.

Recientemente, el delantero de 31 años, retornó a la Premier League luego de permanecer desde 2013 en el club blanco. Su querido Tottenham Hotspur y de la mano del portugués José Mourinho, daba un paso adelante para brindarle nuevamente la confianza al veloz y habilidoso futbolista.

La temporada arrancó a mediados de septiembre, pero Gareth Bale ya había iniciado con el pie izquierdo. Una lesión le impidió estar en las primeras cuatro fechas, debutando ante West Ham United en un empate a tres goles, jugando los últimos 18 minutos.

Gareth Bale
Gareth Bale y José Mourinho. / AFP

De octubre a enero, solamente ha visto cuatro partidos por la Premier League y otros dos entre las copas de Inglaterra. Asimismo, ha podido marcar dos goles. Números que no se asemejan ni un poco a lo que mostró en el Real Madrid ni en su último año antes de partir a España.

Mou ha dejado en la banca en seis oportunidades al galés. Pero si había una jornada para darle minutos, sin duda que era la de este domingo 17 de enero frente al Sheffield United, el colista de la tabla esta temporada. Un claro candidato, desde ya, al descenso con solo cinco puntos sumados y cuatro derrotas en los últimos cinco partidos de liga.

Pero en esta fecha tampoco fue. Cada vez pareciera ser menos los cartuchos que tiene el futbolista del Reino Unido para convencer a José Mourinho. Actualmente, la condición de Gareth Bale con el Tottenham es de cesión, teniendo contrato hasta 2022 con el Real Madrid todavía. Sin embargo, el tiempo parece estar dándole la razón a Zizou, quien tampoco le dio mucho espacio en el club blanco.

Ultimátum para Gareth Bale

Inglaterra, un destino más que conocido para Gareth Bale, parecía ser la opción más idónea. Sobre todo, por el cariño que le tienen al Expreso de Cardiff. Pero todo tiene un límite y más aún con un técnico tan complejo como el portugués José Mourinho, quien no tiene mucha paciencia ni dentro de ni fuera de la cancha.

Recientemente se dejó colar un video con audio de un entrenamiento del Tottenham Hotspur donde el estratega con amplia experiencia a nivel internacional, le daba un ultimátum al galés: «¿Quieres quedarte aquí o quieres irte al Madrid y no jugar?», resaltaron los medios, tras colocar una publicación del canal televisivo de los Spurs.

Tras acabarse el complejo 2020, la pesadilla para Gareth Bale parecía terminar. Sin embargo este 2021 tiene una sombra que no lo deja de seguir y se le complica el panorama profesional, tomando en cuenta que se encuentra rumbo a una edad compleja para fichar. Tras los efectos económicos de la pandemia, más todavía.

Recordemos que el traspaso del delantero al Real Madrid en el año 2013, tuvo un costo superior a los 100 millones de euros. Esto trajo polémicas, pero los números en sus primeros años, sumado a su aparición en momentos oportunos, tapaban toda crítica.

Gareth Bale solamente ha visto minutos en cuatro partidos de la temporada. / AFP

The Sun: Tottenham no ejercerá la opción de compra

Pero más allá de los números y el video, los medios en Inglaterra da por sentado que Gareth Bale no continuará en Inglaterra ya que el Tottenham no ejercerá su opción a compra. Por tal motivo, tendría que volver al equipo blanco de Madrid para cumplir el término de su contrato y, en su defecto, negociar con otro equipo a partir de enero de 2022.

Pero en España las cosas no están del todo bien. Aunque los merengues se encuentran en la pelea por los puestos altos de La Liga, la falta de contundencia en los resultados (como lo sucedido en la Supercopa de España), comienzan a darle inestabilidad al equipo de Zinedine Zidane. Entrenador con quien el delantero no tiene la mejor relación.

Sin embargo, esto no sería precisamente en esta ventana de mercado, sino al finalizar la temporada en el próximo mes de junio. En cinco meses, muchas cosas pueden pasar, pero esta es la historia de nunca acabar de un jugador que pintaba para ser de los mejores del mundo, por debajo de Cristiano Ronaldo y Lionel Messi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba