Gladbach se rehúsa a jugar a puertas cerradas: colocarán aficionados de cartón

Jugar a puertas cerradas es una idea que nunca agradó al alto mando del Borussia Moenchengladbach. Lamentablemente, debido a la pandemia provocada por el coronavirus, será inevitable. Pero encontraron la forma de llenar las butacas del estadio, aunque sean figuras de cartón.

La curiosa idea la comunicó el delantero Patrick Herrmann, quien sorprendió en una entrevista a la revista Kicker. Aseguró que, si la temporada se reanuda en mayo sin permitir el acceso a los recintos a las personas, colocarán imágenes de cartón para crear un ambiente parecido al estadio lleno.

«Todo el mundo deberá hacer frente a esta situación inusual lo mejor que pueda. Los otros equipos deberán adaptarse también a la atmósfera particular de sus estadios», aseguró el jugador sobre lo que se viene en el Borussia Park.

El curioso experimento ya arrancó. El equipo regresó a los entrenamientos, en pequeños grupos, aplicando estrictas reglas de distancia. Pero en un Borussia Park con las gradas ya repletas de hinchas de cartón para levantar la moral.

«Al principio era escéptico sobre si tendría el efecto deseado. Pero lo llevamos bien, se acerca bastante a la realidad», señaló el internacional de 29 años, reconociendo que aplaude a las efigies a tamaño natural cuando salta al terreno, como hace «siempre» en los partidos en casa.

Los partidos a puerta cerrada, sin espectadores, se convertirán en la norma ya que las grandes reuniones públicas están prohibidas en Alemania hasta el 31 de agosto.

Imágenes de cartón son comercializadas

Como era de esperarse, el Borussia Moenchengladbach, aprovechando la repercusión, comercializó su idea. Pero todo con la intención de ayudar a personas y empresas que quedaron afectados por el coronavirus.

Los aficionados del Gladbach, actual cuarto de la Bundesliga, pueden adquirir por 19 euros una imagen de ellos en cartón, que les servirá para asistir de manera ‘virtual’ a los partidos, explicó el grupo «Fanprojekt Mönchengladbach».

Estas figuras son realizadas por dos pequeñas empresas de Mönchengladbach, que actualmente están cerradas por la crisis de coronavirus.

«Lo que cuenta es la cabeza, la voluntad… Estoy convencido de que será así el resto de la temporada», finalizó Hermann.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba