Hace 20 años Luis Figo pasó de ser ídolo a némesis en un santiamén

Hoy en día se habla de las transferencias de los grandes cracks con montos que hace algunas temporadas eran totalmente impensados. Los rumores de que el Real Madrid quiere a Kylian Mbappé y pagaría 280 millones de euros, hubiese desatado una enorme carcajada en el inicio del nuevo milenio, cuando el fichaje más caro fue el de Luis Figo, que pasó del Barcelona al Real Madrid por 60 millones.

Luis Figo fue presentado en el Real Madrid el 24 de julio de 2000. Era el mejor jugador del mundo, listo para ganar el Balón de Oro, y había decidido mudarse de Barcelona a su enemigo jurado en Madrid. Para los fanáticos del Barça que lo amaban, había traicionado su confianza y les había roto el corazón.

El luso fue por entonces el bombazo de la temporada. No solo porque pasó del Camp Nou al Bernabéu, sino por la enorme cifra que en aquellos años estremeció el mercado de fichajes. Pero nadie imaginaría que solo 20 temporadas después, esa cifra estaría dentro de estándares normales.

Una promesa de candidato

Los compañeros de equipo de Figo en el Barça, incluido el capitán del club Pep Guardiola, quien tiene una relación muy cercana con el portugués, fueron sorprendidos por sorpresa.

El público en la ciudad catalana era menos filosófico que los excompañeros del antiguo 10 del Barca. Los fanáticos fueron agresivos; se comportaron como personas que no pueden contener la calma.

Un rumor surgió unas semanas antes sobre que Figo había firmado un acuerdo precontractual con el candidato presidencial del Real Madrid, Florentino Pérez, para unirse al club si ganaba las elecciones. Figo escandalizó la prensa.

Figo, para protegerse, dijo, primero, que no había tal contrato, que eran mentiras. Luego dijo que lo sentía mucho, pero que había caído en una trampa.

Aunque muchos creían tener una imagen de inocencia al igual que el mismo jugador, todo terminó en odio.

La historia de que Figo podría irse salió el 6 de julio de 2000.

La noticia de que Florentino Pérez, prometía llevar a Figo al Real Madrid causó revuelo. Todos en el conjunto blanco querían a Figo.

El caso fue tan llamativo, que el mismo Florentino Pérez aseguraba en su candidatura, que, si no ganaba la presidencia, perderían la oportunidad de fichar al mejor futbolista del momento.

https://www.youtube.com/watch?v=XCriuZkBMUs

Los candidatos, en cualquier situación pueden mentir solo para ganarse el voto de los electores. Pero Pérez no prometía en vano y logró llevar a su boleto para la presidencia.

Del amor al odio en un abrir y cerrar de ojos

Luis Figo regresó al Camp Nou casi tres meses después como jugador del Real Madrid. La recepción fue tóxica. Dentro del estadio, los fanáticos gritaron: «¡Muere Figo!»

Un medidor de sonido instalado por la televisión Canal Plus grabó niveles de ruido más altos que cualquier discoteca de la ciudad, según describió Steve McManaman en su libro, El Macca: Cuatro años con el Real Madrid. Miles de pañuelos blancos ondeaban al viento en una práctica prestada de las corridas de toros, lo que sugiere que Figo debería ser asesinado.

Mientras deambulaba por el campo antes del saque inicial, Figo se tapó las orejas con los dedos en un vano intento de bloquear el odio dirigido hacia él. No había ayudado en nada, por supuesto.

Durante el partido, llovieron misiles sobre él, incluidas monedas, teléfonos móviles, medio ladrillo y hasta una cabeza de cerdo. Sin embargo, en un momento revelador después de que sonó el pitido final, todos los jugadores del Barcelona buscaron un abrazo para Figo. Lo vieron más como un viejo compañero que el villano de pantomima retratado por los fanáticos en la terraza.

Cuando Figo volvió a tocar en el Clásico en el Camp Nou en noviembre de 2002, la recepción para él fue más fea que dos años antes.

El juego fue un asunto sin goles y tormentoso para los oídos. El juego tuvo que ser detenido a mitad del segundo tiempo, durante 16 minutos debido a la dificultad que Figo tuvo para realizar los tiros de esquinas.

Una estrategia para crear un Madrid fuera de serie

Florentino Pérez usó a Luis Figo como un “caballo de Troya” para entrar en la «Casa Blanca» de Madrid. Una vez dentro, su gran plan era aprovechar el potencial de marketing del club. El año antes de asumir el cargo, el club no vendió lo suficiente en boletería en el Bernabéu para 17 de sus 18 partidos de liga local. Inmediatamente se aseguró de llenar los asientos en el estadio con la presencia del lusitano.

De izquierda a derecha aparecen David Beckham, Luis Figo, Ronaldo Nazario, Zinedine Zidane y Raúl González (Los Galácticos) Foto AFP

Figo fue el primer jugador del proyecto “Pérez Galáctico”. Otros lo siguieron, incluidos Zinedine Zidane, el brasileño Ronaldo y, lo más polémico, David Beckham.

Del 2000 al 2006, el Real Madrid ganó 2 Ligas, 1 Champions, 1 Copa Intercontinental, 1 Supercopa Europea y 2 Supercopas de España, un total de 7 título. Es considerado un proyecto discutible, que generó admiración y decepciones casi a partes iguales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba