Inter de Miami: Llegó el día que tanto esperó

El 12 de marzo de 2020, en la lujosa zona de Brickell Key, el Inter de Miami hacía la presentación oficial de su temporada de estreno, rodeado de un aura optimista, a pesar de que había perdido sus dos primeros partidos de la temporada, ambos, además, por el mismo marcador, 2-1. El 22 de agosto de 2020, en Fort Lauderdale, y sin tanto revuelo, el club rosa y negro, por fin cumplió su más grande anhelo.

La de marzo, era la rueda de prensa en la que Jorge Mas Santos, presidente y accionista mayoritario del club junto a David Beckham, harían los anuncios oficiales antes de la esperada fiesta de bienvenida a su nuevo estadio, tras la tan anhelada llegada del fútbol a la ciudad. Pero, de golpe, todo se convirtió en un pandemónium.

Mas apareció en el estrado con cara de preocupación. La noche anterior, la NBA había anunciado sus dos primeros casos positivos por COVID 19 (Ruddy Gobert y Donovan Mitchell, del Utah Jazz); y se había oficializado la suspensión de la liga indefinidamente.

Aquello que iba a ser una fiesta, fue el preámbulo del anuncio oficial, que Mas Santos dejó entrever (y casi expuso extraoficialmente a los medios) de la suspensión indefinida, también, de la naciente campaña de la MLS.

Luego, regresaron a la acción en la burbuja de Orlando, y el Inter de Miami seguía sin conocer la victoria. Esa que no lograron en sus dos primeros duelos oficiales, tampoco apareció en el Reino Mágico de Mickey Mouse. Se devolvieron al sur por el Turnpike (autopista que une a Miami y Orlando), sin nada en el bolsillo.

Comenzaba la presión en el Inter de Miami

La presión empezaba a asomarse sobre Diego Alonso, su DT, quien llegó con el pergamino de haber ganado la Concachampions en 2019 con Monterrey; y algunos de los fanáticos del equipo, al que apenas si habían podido ver en alguna sesión de entrenamientos en vivo, empezaban a perder la fe.

Pero el sábado por la noche, llegó el estreno del Inter de Miami en el remozado Lockhart Stadium, y también la primera victoria. El día que tanto esperaron. El Inter venció 3-2 al Orlando City FC, subcampeón del MLS Is Back, para lograr su primer triunfo en la historia de la liga, y de paso, en su primera presentación como local; que eso sí, se jugó a puerta cerrada.

«Habíamos esperado mucho por esto. Justo llego la pandemia cuando nos íbamos a estrenar en casa, y el que nuestra primera victoria haya llegado justo en el día de nuestro debut como local, no es algo sino maravilloso», comentó Alonso en la rueda de prensa post partido, que el club emitió vía Zoom para la prensa acreditada.

«Estoy muy feliz. Los chicos merecían este triunfo, y todo el club, desde los dueños, los trabajadores, todos juntos. Siento que en este estadio, nos vamos a hacer muy fuertes», contó el estratega sobre la primera experiencia jugando de local en su feudo.

Los dos tantos del ariete argentino Julian Carranza, más el tanto del mexicano Rodolfo Pizarro, sirvieron para que el club Flamengo pudiera aguantar el embate del conjunto purpura, que descontó dos veces, por intermedio de Daryl Dyke y el portugues Nani.

«Me alegra mucho el rendimiento de Julián (Carranza)», dijo el DT uruguayo sobre su atacante principal, quien había sido criticado por la falta de gol del equipo en sus cinco primeros partidos.

«Para un delantero marcar es fundamental y lo pudo hacer. Eso es confianza y es aire para un nueve». «Para nosotros es un momento de felicidad, merecíamos el triunfo, pero también los fanáticos lo merecían y me alegro por ellos. Lamentablemente no han podido compartir con nosotros, seguramente seremos muy fuertes en casa, pero con ellos, mucho más», remató el estratega.

El club Inter de Miami jugará el miércoles, nuevamente como local, contra Altanta United.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba