José Rafael Hernández y un recuerdo inolvidable en Corea

El fútbol siempre regala bonitas historias y, sin duda, el Mundial sub-20 de la Vinotinto fue una de ellas. Hace cuatro años, un 11 de junio de 2017, se disputó el partido más bonito de las últimas décadas en el balompié venezolano: la final de la Copa del Mundo en Corea del Sur, donde los criollos cayeron derrotados por 1-0 ante Inglaterra.

Para rememorar este momento en Triángulo Deportivo, conversamos con José Rafael Hernández, uno de los protagonistas de aquella delegación juvenil. El zaguero rememoró parte de lo que fue aquel mes en el continente asiático, considerando un “sueño” para el plantel escribir otra página más en la historia del fútbol local.

“Es un sueño para todos nosotros haber podido hacer historia con la camiseta nacional. Significó mucho porque fue el salto de casi todos al exterior y le abrió puertas al fútbol venezolano para hacer crecer el torneo local”, dijo a TD.

La Vinotinto sub-20 llegaba a este último partido tras dejar atrás en la fase de grupos a Alemania, Vanuatú y México. Además, también lograron superar a Japón, Estados Unidos y Uruguay. Pero en el partido más trascendental, no pudieron dar el golpe sobre la mesa.

Vinotinto
Penal Adalberto Peñaranda / FIFA

“Todos lo creíamos y aparte teníamos noventa minutos más que Inglaterra por haber jugado tres prórrogas en las fases anteriores, pero el equipo estaba tranquilo”, indicó el caraqueño.

Tras haber estado abajo en el marcado casi todo el partido, Adalberto Peñaranda tuvo en sus botines la posibilidad del empate. Sin embargo, falló el penal. Aunque no se recrimina, José Rafael Hernández y el grupo sabían que el resultado hubiese sido diferente.

“Sabíamos que si Adalberto hubiese hecho el penalti, hubiese sido otra la historia porque los teníamos a ellos en su cancha. Los últimos veinte minutos los tuvimos ahí para empatarlo. Pero no por criticarlo, porque todavía hoy en día si me hubiesen preguntado si lo hubiese pateado, hubiese dicho que no. Si ves la foto, yo estoy de espalda al penal porque fue un momento muy nervioso”

José Rafael Hernández sobre el momento del penal fallado por Peñarada en 2017

Además, el ex Caracas FC y Atlético Venezuela, considera que las cosas no hubiesen cambiado mucho a lo que es el fútbol venezolano actualmente porque “igual ya jugando la final de mundial, era algo grande para nosotros. La preparación había sido magnífica. Estábamos en un momento muy bueno. Sabíamos lo que pasaba en Venezuela en ese momento en 2017 y podíamos darle una alegría al país”, destacó.

Un momento único para José Rafael Hernández

La Vinotinto disputó siete partidos. Todos con historias por contar, sin embargo para José Rafael Hernández, su favorito fue el gol de Samuel Sosa ante Uruguay, que dejó el empate en el marcador, sobre la hora para forzar la prórroga y posteriormente los penales.

“Tanto Williams (Velásquez) como yo, estábamos en la tribuna y ya era el minuto noventa. Ya nos veíamos jugando el partido por el tercer lugar. En eso un niño más pequeño que nosotros, tomó el balón. Yo pensaba que lo iba a cobrar Yeferson, Yangel o Peñaranda, sabiendo el momento y en el minuto que estábamos, pero no”, recordó.

Sin embargo, este pasaría a un segundo plano días más tarde cuando jugaron la final. La respectiva entonación del himno nacional de Venezuela en aquel encuentro, no puede olvidarlo. Incluso, siendo un jugador con presencia en dos mundiales (Emiratos Árabes Unidos 2013 / sub-17), contó que se queda con el sub-20.

“Sabiendo que la sub-17 fue muy buena, con jugadores magníficos. Pero por la edad, tenía 15 años y no sabía la expectativa de lo que era jugar un mundial. Ya con la sub-20 y un ciclo magnífico, sabiendo lo que nos jugábamos y la vitrina que era internacionalmente, me quedo con eso. La madurez era otra”, recalcó José Rafael Hernández, actual jugador de La Equidad en Colombia.

El aspecto psicológico: una de las fortalezas de esta selección

Jugar un torneo como este no es una tarea sencilla. Amerita tener una concentración y un enfoque muy grande. Este grupo llegó a eso y pudo sacar adelante todas las adversidades posibles, aún cuando somos novatos en eventos mundialistas de la FIFA.

José Rafael Hernández contó que en Italia lograron unirse como grupo gracias a una estrategia del coach deportivo Jeremías Álvarez. «Para mi la anécdota más bonita, fue en Italia, antes de comenzar el torneo. Jeremías nos reunió a todos en círculo y cada uno contó su secreto más íntimo. Unos lloraban y otros contaban lo más profundo que tenían y eso nos unió muchísimo”, consideró.

Sin embargo, hubo algo más allá, dentro del torneo. También liderado por el mismo personaje, quien fue encargado de trabajar la motivación y el aspecto psicológico tanto de la Vinotinto sub-17 mundialista en 2013, como de la sub-20 cuatro años más tarde. Una de las actividades, se hizo por medio de la película llamada El Guerrero Pacífico (Peaceful Warrior en inglés).

“Nos dijo antes del partido con Alemania, que si queríamos terminar de ver la película, teníamos que jugar siete partidos. Pero para jugar siete partidos teníamos que jugar por una medalla. Es una película recomendada y trata de combatir con tu propio yo y tus egos. Veíamos de 15 a 20 minutos de ella, cada día antes de los partidos. Cuando pusieron los 15 minutos antes de Alemania, ya querías ver los 15 minutos ante de Vanuatu y así. Al final terminamos viendo la película y todos se motivaban más porque la película era interesante”

José Rafael Hernández y una anécdota sobre el Mundial sub-20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba