Jugadores del FutVe y sus malabares para sobrevivir en pandemia

Mientras en otros países de Sudamérica ya retornó el fútbol, en Venezuela la pandemia hace estragos en el balompié profesional. Muchos equipos se han visto perjudicados económicamente, provocando que jugadores tengan que buscar otras fuentes de ingreso.

Muchos han sido los casos expuestos en los últimos días, tanto en las redes sociales, como en distintos medios de comunicación. Incluso los futbolistas han roto el silencio, alzando la voz ante una situación tan delicada que podría generar peores consecuencias a futuro.

Desde los comunicados de Portuguesa FC, Llaneros de Guanare o Lala FC, hasta las declaraciones del ariete de Mineros de Guayana, Richard Blanco, en un Instagram Live colgado en su perfil. Esta situación ha encendido las alarmas en los dolientes del fútbol venezolano y cada vez aparecen nuevas cosas.

https://www.instagram.com/p/CEF4tPdnLg1/

Deudas y descuido laboral

En Triángulo Deportivo contactamos a tres personas ligadas al equipo Llaneros de Guanare, que por motivos de seguridad para evitar represalias prefirieron hacerlo desde el anonimato. Aseguran que pese a sacar varios comunicados, esto no ha generado algún efecto positivo.

“El presidente mandó a decir que la única manera de que cobráramos marzo, es que firmáramos el finiquito en Guanare. Muchos fueron, firmaron y todavía no les han pagado”, explicó la Fuente 1 (nombre alternativo para diferenciar a las personas consultadas).

Esta persona, indicó que los pagos además de que no eran constantes, se realizaban en “transferencia en bolívares con la tasa que le daba la gana”, refiriéndose a la Junta Directiva del club, bajo el liderazgo del presidente, Ángel Luis Geretti, a quien hacen mención en el comunicado.

Se pudo conocer también que el club presentaba deudas de seis meses con el hotel La Sultana, donde estaban los jugadores e intentaron sacarlos del lugar. “En una oportunidad, uno de los jugadores tuvo un percance con su esposa en el hotel y a él lo iban a sacar, pero el presidente mandó a sacarnos a todos. Ya en una oportunidad, él sacó a los jugadores del hotel y los dejó en la calle la temporada pasada”.

El mismo dueño del hotel evitó que terminaran en la calle. Además, la segunda fuente consultada aseguró que tampoco contaron con una óptima alimentación. «El trato no fue el adecuado ya que ni la comida nos daban. Muchos jugadores quedamos con deudas en Guanare donde nos fiaban la comida. Ya que no nos han pagado, no hemos podido cancelar esas deudas», expresó.

Otra fuente contó una lamentable anécdota que tuvo pasar en el traslado del hotel al entrenamiento. “Una vez estuve a punto de que me metieran un tiro. Teníamos que irnos caminando del hotel al entrenamiento, pasando por un parque desolado y nos iban a robar. Me apuntaron con una pistola. Mi compañero salió corriendo y yo también más atrás, el tipo nunca disparó. Arriesgamos nuestras vidas y son cosas que ellos no se preocupaban”.

jugadores
Lala FC jugó este 2020 en Primera División / Redes sociales Lala FC

Un año de retraso

Recientemente, otro caso de deudas sorprendió al fútbol nacional. Los jugadores de Lala FC, equipo oriundo de Puerto Ordaz y que actualmente está en la Primera División, emitieron un comunicado denunciando 12 meses de deudas.

Se consultó a dos jugadores para conocer más detalles al respecto. «Esperamos tanto tiempo por miedo a que se tomara represalias en contra de nosotros y quedáramos sin trabajo. A mi casi me botan sólo por pedir aumento de sueldo. Ya no tenemos nada que perder, por eso decidimos que saliera a la luz», dijo Víctor Díaz, delantero del equipo.

La deuda no fue algo que produjo la pandemia, pero si generó que la situación empeorara. Para evitar impactos grandes a nivel económico, FIFA recomendó que se llegara a acuerdos en cuanto a los salarios de los jugadores.

«Los directivos actualmente dicen que por la situación del covid, todo se ha hecho muy difícil. Que entendamos. Se hizo la propuesta de reducción salarial, pero nosotros la denegamos. Al inicio del torneo a todos se nos redujo el salario porque alegaban que era lo que podían pagar. Muchos aceptaron con la fe de que esa parte fuera segura. Cosa que luego no sucedió», contó el zaguero Roberto Brito.

Una de las informaciones que más impacto tuvo del comunicado de los futbolistas del cuadro oriental, fue la muerte de la hija de un jugador. Sobre el caso, pudimos conocer que la niña se encontraba delicada de salud y pese a que algunos futbolistas colaboraron económicamente para los exámenes, en conjunto con la AUFPV, esta falleció.

Ambigüedades con la AUFPV

Tanto la Fuente 1 como la Fuente 2 consultadas por el caso de Llaneros, recriminaron la posición de la Asociación Única de Futbolistas Profesionales de Venezuela.

«Personalmente no creo en la AUFPV, son demasiado mediáticos. Nosotros los buscamos y ellos dijeron que iban a tratar, mediante una autorización, que la FVF le transfiriera el dinero de la Copa Sudamericana para pagarnos a nosotros de una vez. Después dijeron que no podían hacer es porque era ilegal», explicó el primero.

Mientras que el segundo, indicó que no siente apoyo del gremio. «Como somos jugadores de segunda división y no un Caracas o Táchira, la AUFPV no ha mostrado ningún interés. Esto no lo veo justo porque la idea de ellos es apoyar a los jugadores y más en estos casos», dijo.

Por otro lado, el pasado 17 de agosto la asociación emitió un comunicado en apoyo a los jugadores de Lala FC. Acción que el ariete Víctor Díaz nos pudo confirmar. «La AUFPV ha estado al tanto de todas las situaciones del equipo y nos han mantenido informados siempre de todo del tema de la plata de Conmebol y otros temas siempre han estado pendiente», expresó.

Es por este apoyo público que los jugadores de Llaneros no se sienten respaldados. Sin embargo, cabe destacar que el club oriental todavía continúa con las deudas.

Trabajos alternos

La suspensión de la temporada y los entrenamientos, sumado al retraso en el pago de los salarios regulares, han obligado a estos futbolistas a buscar trabajos alternos. Distintos casos han salido a la luz, sorprendiendo uno más que el otro, puesto que se trata de atletas de alto rendimiento.

«Yo dependía netamente del fútbol y de lo poco que cobrábamos. Tuve la suerte que apenas empezó la pandemia, un amigo que es dueño de un bodegón me ofreció que trabajara con él. No estoy acostumbrado, pero me tocó adaptarme y llevo cuatro meses acá. No es mucho, pero por lo menos puedo aportar en casa. Somos sólo mis papás y yo, mis hermanos están fuera del país y nos ayudan».

Víctor Díaz delantero de Lala

En el caso de Brito, logró salir del país por una oportunidad laboral que se le presentó, aunque fuera del fútbol. «Actualmente, gracias los cursos administrativos pude conseguir un trabajo como administrador de un gimnasio. No me encuentro en el país, gracias a Dios salió esa oportunidad y la aproveché. Me enteré que algunos fueron a las minas, otros de delivery o en ventas de comida».

No todos han contado con suerte. “Yo no tengo trabajo. He tenido que vender gasolina y me quedé sin donde vivir. El fútbol no me ha dado para tener una casa, son once años de carrera en los cuáles no sé si he hecho las cosas bien o mal, pero he estado en el medio y todavía no he tenido la adquisición de un hogar. Gracias a Dios no tengo hijos, pero es complicado de igual forma”, aseguró una de las fuentes ligadas a Llaneros.

También te puede interesar:

    La necesidad de llevar comida a casa ha generado impaciencia en otros. «Me he visto demasiado afectado económicamente, ya que no puedo llevar el sustento a mi hogar. Se me ha hecho muy difícil. En ocasiones he trabajado de caletero, cuando llegan camiones para descargar. Me he rebuscado vendiendo tortas o tequeños, pero se me ha hecho difícil vender», contó otro afectado del cuadro guanareño.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Botón volver arriba