Claves para entender al Club Junior, rival del Caracas FC en Libertadores

Este próximo miércoles 10 de marzo arrancará la serie entre Caracas FC y Junior de Barranquilla por la Fase 2 de la Copa Libertadores 2021. La llave, que tendrá duelos de ida y vuelta, arrancará en el estadio Olímpico de la UCV y cerrará en el Metropolitano Roberto Meléndez.

Cabe destacar que el cuadro colombiano tendrá su primer encuentro de copa internacional en este nuevo año de fútbol. Mientras que los caraqueños jugarán el tercero. No obstante, el fútbol cafetero a nivel profesional ya arrancó y suma once fechas disputadas. Pero, la Liga Futve tiene calendario para abril.

Sin embargo nos estaremos enfocando específicamente en el Club Junior de Barranquilla, dirigido por el ex futbolista Luis Amaranto Perea y cuya actualidad no es la mejor, aunque se ubica todavía dentro de los puestos (7mo) que brindan un cupo clasificatorio a torneos Conmebol.

A continuación presentamos algunos puntos a destacar del próximo rival del Caracas FC en la Copa Libertadores:

1. Con muchos altibajos en su fútbol

Es importante aclarar que la actualidad de Junior de Barranquilla no es la mejor debido a diversos altibajos que ha tenido el equipo durante el inicio de la máxima categoría del balompié colombiano. Pese a ello, el equipo se reforzó esta temporada con la intención de buscar buenos resultados.

“El equipo se reforzó pensando en el torneo local y pensando en la Copa Libertadores. Algo que le seduce para este 2021”, indicó el periodista René Wehdeking, quien forma parte de Win Sports en Colombia. Además, asegura que han pasado dos circunstancias que influyen:

“Por un lado los puntos, donde sigue entre los ocho mejores. Pero al hincha de Junior le gusta ver al equipo en las primeras posiciones y esto ha ido decreciendo. Por otro lado el fútbol, ya que el equipo ha tenido que mejorar y eso no lo ha hecho en un 100%. Muchas dificultades para construir un juego agradable”, detalló.

Wehdeking considera que el ritmo del equipo ha estado “entre agua y sol, entre oscuridad y luz. Ha sido muy intermitente el funcionamiento del equipo y a lo que la gente está acostumbrada. Aquí ha estado El Pibe Valderrama y jugadores cuyas condiciones han hecho enriquecer el fútbol de Junior”.

Esto ha desatado una serie de críticas directamente hacia el entrenador, Luis Amaranto Perea, pese a su amplia experiencia como futbolista. “Ha sido un arranque de año con ciertas críticas hacia el entrenador porque el equipo no seduce o enamora y aunque ha podido conseguir puntos en algunos partidos, el momento futbolísticos del equipo está por verse mejor en este 2021”, dijo.

2. Luis Amaranto Perea tiene un gran reto

Luis Amaranto Perea fue Asistente Técnico del estratega Julio Comesaña durante el inicio del pasado 2020. Sin embargo tras la salida del uruguayo, quedó como técnico encargado en septiembre. Posteriormente en diciembre se renovó su contrato un año más.

Junior de Barranquilla
Junior de Barranquilla buscará un resultado positivo en Libertadores. / Prensa Club Junior.

Pero el contexto no ha sido nada bueno para el ex zaguero central. “La gente siente que Amaranto, en seis o siete meses, no le ha dado lo que el fanático quiere. El plato futbolero no se da. El técnico en los últimos días entiende que tiene parte de la responsabilidad porque no ha podido potencializar a los jugadores que tiene, pero también pretende y quiere que el discurso llegue más”, explicó el periodista.

Aunque el actual técnico del Club Junior de Barranquilla contaba con experiencia previa en Itagüí Leones, parece que no ha sido suficiente. Lo que ha generado mucha tensión para el club.

“Este último transitar de Amaranto Perea ha estado bajo la zozobra de que el resultado te da la permanencia. Ha estado en muchos partidos con una bisagra de que si no juega mejor, se va. Incluso si Junior no alcanza un avance en la Copa Libertadores, seguramente estará cada día más en duda”.

3. ¿A qué juega el Club Junior de Barranquilla?

La falta de resultados ha hecho que Luis Amaranto Perea tenga que buscar variantes. “En estos últimos partidos, Junior ha tratado de buscar equilibrio entre defensa y ataque. Antes no se jugaba con una línea de tres en la mitad. Se juega con un cuarteto atrás, línea de tres en la mitad, dos volantes externos y un centro atacante”, expresó René Wehdeking.

https://twitter.com/JuniorClubSA/status/1368024411274686470?s=20

Según el periodista, Junior de Barranquilla podría salir de esta forma: Sebastián Viera; Fabián Viáfara, Germán Mera, Willer Ditta, Gabriel Fuentes; Fabián Ángel, Larry Vásquez, Juan David Rodríguez; Freddy Hinestroza, Jhon Pajoy y Miguel Ángel Borja, quien retornó recientemente.

Wehdeking analizó que, tras la baja del ariete Borja, tuvo que colocar al experimentado Teófilo Gutiérrez. Esto modificó otros aspectos.

“Lo que pasa es que ha sido condicionado a que como el equipo no jugaba bien y perdió unos partidos, el técnico recurrió a ese modelo de juego. La ausencia de Miguel Ángel Borja condiciona a que Teófilo Gutiérrez, que es un referente, no sea tanto media punta sino que pueda generar creación en mitad de campo. Colocó a Gutiérrez como centro atacante”, dijo.

No obstante ahora Teófilo Gutiérrez está tocado y es una duda para el compromiso ante Caracas FC debido a la inflamación en el tobillo. “No dándose la línea de tres, la variante cambia. Si Teófilo Gutiérrez está, saca a uno de los dos volantes interiores y lo metería. Creo que si las cosas le caen bien, pudiese repetir un 4-3-2-1 frente al Caracas FC”

Cabe destacar que este será un partido clave para Junior de Barranquilla. “Digamos que este Junior, de cara a este inicio de la Copa Libertadores, se muestra como un equipo que no ha afilado todos los cuchillos ni está compacta la idea que pretende”, aseguró.

4. Junior tiene deuda en competición internacional

Recientemente, Junior de Barranquilla fue subcampeón de la Copa Sudamericana 2018 perdiendo el partido clave ante Atlético Paranaense.

“Luego de esa presencia en la final, Junior ha decaído en la Copa Libertadores porque no ha podido certificar su paso a una segunda ronda. Esto no sólo lastima al Junior, sino al fútbol colombiano que se ha visto en decadencia con relación a su participación internacional”, explicó René Wehdeking.

Asimismo, durante el año 1994 llegaron a semifinales del máximo torneo de clubes en Sudamérica: la Copa Libertadores. Su rival se trató de Vélez Sarsfield, quien finalizó campeón tiempo después.

“Tiene históricamente una presencia en semifinal de Copa Libertadores. Ha sido su mejor presentación. Han pasado los años y el sueño de la libertadores ha estado, pero la realidad futbolística ha decantado más eliminatorias tempraneras que avances futbolísticos”.

Esto genera una presión amplia en la plantilla, que tiene una deuda pendiente. “Junior está en deuda de poder avanzar en más rondas de Copa Libertadores y poder en Copa Sudamericana igualar una presencia finalista. Esa es la ficha que falta en el rompecabezas. Es el sueño represado de muchos años en los que se ha querido ir por más y no se ha podido”, dijo.

Teófilo Gutiérrez es el referente del club Junior. / AFP

5. Un plantel con mucha experiencia

Nueve jugadores de la plantilla actual de Junior de Barranquilla igualan o superan los 30 años. Lo que hace que la media sea bastante alta, pese a que también existen algunos jugadores más jóvenes.

“Yo creo que este plantel tiene mucha gente madura, eso es verdad. Pero también sopesa un poco en jugadores de mayor juventud, el caso de Gabriel Fuentes y de Fabián Ángel que es un juvenil. Luego  hay experiencia y no ha caído mal en el equipo”

Para Wehdeking, esto ha ayudado a ganar cosas en la historia del club. “Ha sido importante para ganar títulos en el fútbol colombiano, la experiencia de Miguel Borjas ha servido para marcas goles siendo el máximo artillero de la temporada anterior. La de Teófilo Gutiérrez con sus 35 años, ha servido para ser el eje y motor del equipo”.

Cabe destacar que el juego de Junior de Barranquilla pasa mucho por el ánimo y la diferencia que pueda darle el experimentado colombiano a sus compañeros. “Se maneja al ritmo suyo y a veces es más un ritmo de inteligencia mental que física, pero ha servido. Gracias a esa madurez ha ganado títulos del fútbol nacional, pero esto no se extiende a la participación internacional”.

En el club colombiano se encuentra el criollo Luis «Cariaco» González, quien está recuperado de su lesión y podría ser un arma importante para este partido ante Caracas FC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba