Kaká confesó por qué no triunfó en el Real Madrid

Jugar en el Real Madrid no es algo para todos los futbolistas. Ni siquiera para los que tienen un talento superlativo como Ricardo Kaká, quien brilló en todo tipo de competencias internacionales, pero una vez llegó al Santiago Bernabéu, entró en una pesadilla de la que no pudo recuperarse.

Porque la cultura del conjunto merengue no era la más indicada para el brasileño. Sin embargo, fue algo que descubrió una vez estaba en el equipo y que poco a poco le desgastó el físico hasta convertirlo en un futbolista endeble.

«Tuve que cambiar un poco mi juego”, dijo Kaká a Sky Sports. “El estilo del Real Madrid es muy agresivo, así que cuando vas ganando 3-0, los aficionados siguen pidiendo más. Así es el Real Madrid, ofensivo todo el tiempo. Había que adaptarse».

Pero desde que se conoció el interés del equipo blanco, nadie dudó de que iba a marcar una época en España. Llegó a Madrid tras años pletóricos en Milán, donde ganó Champions League, Serie A y se afianzó como líder de la selección de Brasil. Además, estaba en el mejor punto de su carrera, por lo que iba a ser el nuevo galáctico merengue.

Tras meses de negociaciones, finalmente el Real Madrid llegó a un acuerdo con el AC Milan por el fichaje de Kaká. Pagaron 65 millones de euros, cifra importante para esa época. Finalmente, el brasileño llegaba a uno de los clubes más importantes del mundo.

El 30 de junio de 2009 Kaká fue presentado como nuevo jugador del Real Madrid ante un estadio Santiago Bernabéu que registró más de media entrada. Tras una intervención de Florentino Pérez, que le dio la bienvenida citando su nombre completo, tomó la palabra el futbolista brasileño, que dijo estar ante «un día muy especial» y se declaró «muy feliz» delante de los más de 50.000 espectadores que corearon su nombre.


Lee también:


Sin embargo, esa sonrisa que mostró Kaká durante su presentación fue de las pocas que tuvo con la casaca blanca. Inmediatamente las lesiones se apoderaron de su cuerpo, hasta el punto de entrar en un declive del que no se pudo recuperar.

La rodilla le dio la mayor cantidad de problemas. Los medios españoles afirmaron que su no estaba en buenas condiciones, porque tantas lesiones no eran normales. Sin embargo, años después el brasileño confesó que nunca se adaptó a las exigencias de jugar en el Real Madrid.

“Es algo muy agresivo. Cuesta porque siempre te piden. Es el detalle de jugar en un club como ese”, dijo Kaká, que ahora es utilizado como comparación de Eden Hazard, quien también ha sufrido continuas lesiones.

Kaká: el último 10

Además de su fallido paso por el Real Madrid, Kaká habló de su posición en la cancha. En el mundo del fútbol se le recuerda como uno de los últimos enganches 10, que eran capaces de colocarse detrás de los delanteros y encargarse de la parte creativa de la ofensiva.

El brasileño destacó como pocos en esas responsabilidades. Tenía velocidad, gambeta y mucho recorrido con el balón, algo que no abunda en la actualidad. En un juego de tanto físico, los enganches 10 se encuentran en peligro de extinción.

“He visto ese cambio con el paso del tiempo. La situación es extraña porque no es que no existan esos jugadores, es que otras posiciones están mejor valoradas. Ahora tenemos el 4-3-3 en el que los tres jugadores del centro del campo son ‘box to box”, añadió Kaká.

De cara al futuro, Kaká, que no descarta convertirse en entrenador, apuntó que está preparándose para correr una maratón el año que viene y que si todo va bien acudirá a la de Berlín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba