La Liga se pone interesante

Faltan nada más que 10 jornadas para poner el punto final a este campeonato de Liga 2020-21. Este torneo, que se ha visto desarrollarse de forma irregular y rápida por todo lo que está pasando en el mundo, tiene sin embargo una serie de grandes alicientes.

El primero es sin duda el de la competitividad, ya que en este momento son tres los equipos que están luchando para poder ganar el campeonato. Con el Atlético Madrid a la cabeza y el Barça y el Real Madrid enseguida detrás y listos para dar la campanada, el torneo de este año ha sido de los más interesantes de la última década.

En este momento los pronósticos deportivos de fútbol más actualizados ven al Atleti ligeramente favorito para ganar el título por la ventaja acumulada sobre sus rivales: cuatro son de hecho los puntos que los colchoneros le llevan al Barcelona y seis al Madrid. Una renta discreta que sin embargo no permite a los de Diego Pablo Simeone poder relajarse demasiado. 

Después de unos últimos partidos en los que los rojiblancos han demostrado haber perdido algo de fuelle, y tras las últimas buenas actuaciones de un Barça que sigue volando en las alas de Lionel Messi, todo se ha vuelto a abrir en la Liga.

El gran arranque del equipo del Cholo en los primeros meses ha servido para mantener cierta ventaja en este momento, pero la gran forma del 10 argentino del Barça, actual Pichichi de la Liga, ha permitido a los blaugranas recortar distancias y hacer de nuevo firme su candidatura al título. Para seguir arriba el Atleti deberá entonces seguir con su tónica de defender muy bien, como demuestran los apenas 18 goles encajados hasta ahora, pero necesitará mejorar los datos de finalización. El 0-0 en casa del Getafe ha sido la demostración de que, si Luis Suárez no está fino, los colchoneros lo tienen complicado para definir.

El cambio de paso del Barça

Todo lo contrario le pasa en cambio al Barça, que en defensa sigue pasando un momento de forma regular y deberá prescindir nuevamente de Gerard Piqué, que seguramente no pueda jugar el próximo choque en casa de la Real Sociedad por un esguince en el ligamento de la rodilla derecha que ya lo había bloqueado durante meses. Sin embargo, todo apunta a que el equipo culé lo dará todo para cuajar una remontada importante y tratar de combinarla con la victoria de la Copa del Rey, competición a la que ha llegado a la final tras derrotar al Sevilla con corazón y cabeza.

Este finde el Atleti se enfrenta al Alavés y el Barça a la Real, lo que supone un turno difícil para ambas. En esta lucha para el título, no obstante, no hay que descartar el Madrid, que tras haberse metido a cuartos de final de la Champions League irá a Balaídos a enfrentarse al Celta con el objetivo de seguir sumando puntos y poner presión a los que están arriba. El tramo final de este torneo se pone muy interesante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba