Las razones por las que Richard Páez salió de Alianza Lima en 2008

El director técnico Richard Páez contó los detalles de su duro paso como estratega de Alianza Lima en el 2008. Cuando una fiesta desmedida terminó con las aspiraciones de un equipo que se salvaba del descenso, en un escándalo que dio la vuelta a todo el Perú.

Ahora, 12 años después de lo sucedido, el venezolano explicó los hechos de ese fin de semana que marcó un antes y un después en su gestión como entrenador de Alianza Lima. El equipo estuvo a punto de descender, y cuando finalmente levantaba cabeza, en un partido crucial ante Cienciano de Cusco, el plantel tenía la resaca de una fiesta de despedida que realizaron para el jugador Reimond Manco, cuando fue fichado por el PSV Eindhoven.

“Alianza pasaba por una crisis de resultados. El equipo andaba mal y me llamaron cuando se estaba peleando el descenso. El que tenía que ir a dirigir a ese equipo tenía que ser un mago. Como vieron la magia que hicimos con la selección de Venezuela me contactaron”, declaró Richard Páez al programa aliancista ‘Azul y Blanco’.

“Fue una excelente prueba, pero se tenía que tener más que magia para haber logrado lo que se había trazado. Porque nosotros empezamos bien, pues ganamos cuatro partidos seguidos. Alianza venía de una racha de no haber ganado 10 partidos y estaba sufriendo porque la gente estaba reclamando”, añadió el técnico que intentó retener al jugador Reimond Manco en el equipo.

Manco figuraba como la joven promesa del fútbol peruano, pero su desempeño se manchó tras el escándalo que se desató poco antes de partir al PSV. “Todo cambió cuando Manco se fue para Holanda. La directiva me dijo que había que venderlo para tener dinero que solventara las arcas del club en los próximos dos años. Esa salida lo complicó todo porque ahí se produce un acto de indisciplina que fue visto a nivel nacional», recordó.

Jugadores traicionaron la confianza del técnico

El estratega venezolano había autorizado celebrar prudentemente la buena racha que estaba teniendo el equipo. “El cuento real es que yo había mandado a mi preparador de arqueros, Francisco Pizarro. Nadie de mi comando técnico fue. Pero sí enviamos un mensaje que se les daba permiso solo hasta las 10:00 de la noche y fue así, porque duró hasta esa hora con las esposas. Pero luego se pusieron de acuerdo para seguirla”, explicó Richard Páez.

Todo se salió de control en esa segunda reunión, y así lo recordó: “La segunda reunión se alargó hasta cuatro de la mañana del viernes y el domingo había que ir al Cusco. Ante Cienciano reventó todo porque se le iba ganando 2-0 hasta los 30 minutos del segundo tiempo. Pero después el equipo se reventó, cayó, no podían levantar las piernas, nadie corría, había una condición que lo explicaba todo”. Aquel partido, terminó 3 – 2 a favor de Cienciano.

Para el estratega este acto fue irrespetuoso, pues traicionaron su confianza y pusieron en peligro la permanencia de Alianza Lima en primera división. Debido a esto, Richard Páez tomó la decisión de apartar del equipo a Juan Jayo, Waldir Sáenz y Santiago Salazar, jugadores muy importantes en ese entonces, pero que fueron los principales responsables de aquel escándalo junto a Reimond Manco, que ya estaba rumbo a Holanda.

Un escándalo que terminó con la era de Páez en Alianza

«Yo estaba feliz con ese grupo, porque había jugadores de selección, que eran cuatro baluartes fundamentales y a ellos se les iba a sumar a un grupo de jóvenes. Era cuestión de activarlo para que el equipo sea más dinámico. Pero ese acto de indisciplina me llevo a tomar una decisión que fue en contra porque tuve que sacar a esos cuatro jugadores de selección. Tuve que asumir esta decisión, porque había una razón de peso”, explicó.

Lamentablemente, la directiva del club no estuvo del todo de acuerdo con la decisión que tomó el técnico, pues poco después de la salida de los jugadores, él fue despedido, terminando abruptamente con el ciclo del venezolano. “Al final el que se fue fui yo, pues la directiva no entendía que tenía que asumir una postura de disciplina. Al final ellos decidieron no continuar con este proyecto y me echaron”, concluyó Richard Páez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba