Las revelaciones de Messi cada día parecen más claras

Mucho se le ha criticado a Lionel Messi sobre su extraña forma de llevar los problemas. Dentro del campo, el astro argentino habla con los pies. No hay duda de que lo deportivo es lo suyo y en la última década lo ha demostrado. Sin embargo, ante un conflicto o cuando tiene que dar la cara a la afición y los medios, le ha costado.

Pero esto parece ser ‘el viejo Messi’. Desde el momento en el que se le desvinculaba con el FC Barcelona a un año de terminar el contrato, ha sido un poco más sincero y directo con sus declaraciones. Al menos en las que ha dado al medio Goal en septiembre y su reciente aparición en ‘La Sexta’, junto al periodista Jordi Évole.

Dicho programa estaba preparado desde marzo, según confesó el mismo jugador, no obstante fue el pasado domingo 27 de diciembre cuando salió al aire. En ella tocó diversos temas como su infancia, su familia, su actualidad, la cuarentena, la muerte de Maradona y su futuro.

Se quedó, pero le costó adaptarse

Si bien es cierto que es el capitán y el líder del Barcelona, la situación por la que pasó Lionel Messi en el último año no fue la mejor. Más aún cuando hablamos de los problemas con el ex presidente del club y todo lo que derivó la posibilidad de salir del club catalán.

Tanto así que, admitió en la entrevista a Évole que no ha sido fácil el ambiente dentro del camerino. «Me costó adaptarme después de lo que pasó al vestuario. Hay mucha gente nueva, poca gente de la casa y eso hace que tengamos diferentes culturas, lo que hace más difícil unir a un vestuario, pero poco a poco lo vamos haciendo», indicó.

Ante la salida de sus amigos Neymar y Luis Suárez del cuadro azulgrana, mucho se habló de supuestos conflictos con el sucesor: Antoine Griezmann. Pero Messi admitió que es buena la relación. “Mi relación con Griezmann es buena. Nunca hice todo lo que se dijo, de que no quería su fichaje. No hay ningún problema con él, incluso tomamos mate juntos a veces”.

En un complejo 2020, que él mismo lo catalogó como «año de mierda», surgió la derrota 8-2 ante el Bayern y misma que afectó, tanto al argentino como al resto del fútbol. Sobre esto, manifestó:

«Soy muy calentón y tras la calentura me arrepiento. No me gusta perder. Y el 8-2 fue un momento duro por cómo se perdió. Veníamos arrastrando un año muy difícil y podíamos perder, pero no de la manera que lo hicimos».

Futuro incierto

El contrato del futbolista argentino con Barcelona culmina en junio del próximo año y todavía no hay señales de renovación. Incluso muchos hablan de la dependencia que existe entre la firma de Messi para continuar en España y la elección del nuevo presidente.

Pero él sigue pensando en terminar la temporada y apostar por un título con los culés, aunque el contexto del equipo no sea el mejor. «No tengo nada claro hasta que termine el año. Ahora solo pienso en acabar la temporada y ganar títulos”. Recordemos que ya, a partir del 1 de enero, podría comenzar a conversar con otros clubes.

Tal y como lo demostró en la entrevista anterior, el amor y el agradecimiento que siente Messi por el Barcelona es muy grande. «Es una historia de amor desde muy chiquito con el club y la ciudad. Termine como termine, no se debe manchar todo lo que supuso mi carrera. Siempre todo se supera y ya veremos el final», indicó.

Sin embargo, el ’10’ soltó una perla con respecto a lo que le gustaría hacer en un futuro, tomando en cuenta su edad (33). La MLS podría convertirse en el siguiente destino. «Siempre tuve la ilusión de poder disfrutar y vivir en Estados Unidos, de jugar esa liga y vivir allí, pero no es por ahora. Después, si pasa o no, no lo sé».

Los ídolos de Messi

Muchos consideran a Lionel Messi como un ídolo, un ejemplo a seguir y el mejor jugador no sólo de esta era futbolística sino también de la historia de este deporte. Pero dentro de su humildad, aseguró que lo primero para él siempre va a ser el equipo y la intención de ganar.

“Yo no juego para ser el mejor del mundo ni para que lo digan. Yo juego para ganar y para dar el máximo a mi equipo, lo mejor en cada partido. No lo hago para lucirme”.

Pero aunque es uno de los más grandes atletas de la humanidad, no deja de admirar a otros colegas. «Como deportistas, admiro a muchos. Rafa Nadal, Federer, LeBron… en todos los deportes hay deportistas admirables por su trabajo. Cristiano en el fútbol también”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba