Liverpool, el equipo que le sobran delanteros, tritura a un Palace de cristal

No hubo mejor manera de celebrar la designación de Jurgen Kloop como mejor entrenador en los The Best. Sus tres devoradores de equipos se unieron para regalarle una goleada de antología. Sadio Mané, Mohammed Salah y Roberto Firmino tuvieron otra tarde de paseo en Selhurst Park para golear 0-7 al Crystal Palace.

No es primera vez que el trío anota en un mismo partido, pero llega precisamente en el primer juego que el Liverpool gana de visitante por siete goles. Según ESPN ya previamente tuvieron una victoria abultada en patio ajeno, el 0-8 que le endosaron al Stoke City por la Copa de la Liga en 2000.

El partido ante Crystal Palace fue un recital de poder. Primero fue el japonés Takumi Minamino. El asiático que llegó la temporada pasada procedente del Salzburgo austríaco, marcó el primero vestido de “red”. Luego fue Sadio Mané, Roberto Firmino, Jordan Henderson y Mohamed Salah. Toda una demostración de autoridad por parte del líder de la Premier.

Takumi Minamino facturó su primer tanto con la camiseta del Liverpool / AFP

Lo que puede hacer el tridente letal no se pone en duda. Mané, Firmino y Salah ha sido una máquina de hacer goles desde que se juntaron. Pero, para el equipo que jamás camina solo, es una gran noticia que Takumi Minamino se una a la partida.

Minamino llegó a Anfield como un delantero con gol. Tenía que hacerse un puesto en una alineación ya consolidada, pero necesitada de un cambio fresco en la banca. Ese fue el japonés que llegó al fútbol europeo en la 2014-2015 procedente del Cereso Osaka. Con el Salzburgo anotó 42 goles en cinco temporadas por liga, cuatro en Champions y siete en Europa League.

Mané, Firmino y Salah, un tridente que es pura dinamita

Liverpool ha sido una máquina desde la llegada del cerebro, Jurgen Kloop. Se encontró con un equipo lleno de talento pero al que le faltaba algo. Él se lo dio. Y el cambio fue tan drástico que luego celebrarían un título de liga y otra Champions, par de celebraciones que tardaron demasiado para volver a darse en un club con mucha historia.

El amalgamar a tres depredadores de almas ha sido el arma no tan secreta. Por separado fueron buenos delanteros, juntos están siendo un trío de leyenda. Tanto que, mientras la BBC y la MSN tomaron caminos por separado, ellos siguen más vigentes que nunca.

Roberto Firmino fue el primero en llega a Liverpool en la temporada 2015-2016 procedente del Hoffenheim alemán. El delantero se perdía en el medio de un mar de goleadores brasileños regados por el mundo. En la Bundesliga solo superó los 10 goles en la 2013-2014 cuando anotó 16; pero a su llegada a la primera celebró los dos dígitos en las primeras cuatro campañas y en la actual, con 14 juegos, lleva cinco.

El trío de Liverpool ha sido una máquina de hacer goles desde su llegada / AFP

Sadio Mané llegó un año después procedente del Southampton. Conocedor de la Premier, el senegalés llegó a Inglaterra, como Minamino, desde el Salzburgo en donde marcó 29 goles en las dos primeras temporadas.

21 goles en Southampton llamaron la atención de la directiva de los “Diablos Rojos” que lo amarraron hace cuatro años y desde entonces no ha hecho más que deshacer defensas. El africano tiene 69, solo por liga, desde que se puso la camiseta de Liverpool.

El tridente se completó en la temporada siguiente a la llegada de Mané con el arribo del egipcio Mohamed Salah. Luego de no tener mayores oportunidades en Basilea, Chelsea y Fiorentina, el “Faraón” llegó a la Roma en donde anotó 29 goles en dos campañas.

Pero con Liverpool ha sido la locura. Debutó en la 2017-2018 con 32 goles por liga, mientras que en las dos siguientes facturó 22 y 19. En la actual lleva la anecdótica cifra de 13 tantos en 13 juegos, un número tomado como de la mala suerte pero que para el africano es sinónimo de liderato de goleo.

La victoria del Liverpool ante Crystal Palace los mantiene en la cima de la tabla, seis puntos por encima del Tottenham.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba