Los caminos de la Champions conducen a Lisboa

Una llave con 10 títulos y otras tres con cero celebraciones enseñan el camino a la gloria. Ya todas las series a partido único por los cuartos de final de la Champions League están definidas. Con un par de sorpresas, Bayern Múnich y Barcelona protagonizarán una final adelantada en el inédito “Súper Ocho” de Lisboa en una semana.

Alemanes y españoles estarán frente a frente el día 14 en la capital portuguesa buscando el pase a la semifinal. El enfrentamiento será entre los equipos más linajudos de los ocho que aún siguen en carrera y que se meten en una instancia en la que ya no están los actuales campeones de España, Italia e Inglaterra.

La edición 2020 de la Champions League, así como la de la Europa League, tiene un formato diferente. Como consecuencia del COVID-19 la competición se tuvo que paralizar y correr de fecha; es por eso que ahora desde los cuartos de final y hasta el partido definitivo se jugarán a un choque único en la “burbuja sanitaria” de Lisboa.

Atrás quedaron los sueños del antiguo, y muy exitoso, matrimonio entre Real Madrid y Cristiano Ronaldo. Tanto la Juventus como el equipo merengue fueron eliminados por el Manchester City de Guardiola y el sorprendente Lyon francés; equipo que aceleró el despido de Maurizio Sarri y precipitó la llegada de Andrea Pirlo al banquillo de la “Vecchia Signora”.

Barcelona y Bayern Múnich, la clase alta se mide en un partido fratricida

No hubo mayores sorpresas en las llaves que enfrentaron el Barcelona y Bayern Múnich. Tanto alemanes como españoles se impusieron con comodidad al alicaído Napoli y el envalentonado Chelsea de Frank Lampard. Con los boletos bien adelantados en la ida, los gigantes tuvieron una noche tranquila en casa.

Lionel Messi, Luis Suárez y Clement Lengled anotaron los goles para que Barcelona venciera 3-1 al Napoli en el Camp Nou. Sin mayores exigencias, salvo al final del encuentro, Barcelona clasificó a cuartos de final en la Champions League por décima tercera ocasión consecutiva.

Apenas en el minuto 23’ ya el equipo de Quique Setién tenía la llave controlada, mientras que en tiempo de descuento, Luis Suárez anotó de penal para poner el marcador 3-0. Lorenzo Insigne, también desde los doce pasos, anotó el solitario gol para un equipo italiano que fue muy irregular después de coronarse en la Coppa Italia.

Lionel Messi anotó un tanto y se le anuló otro por una mano en el área que fue chequeada en el VAR / AFP

En Múnich, el campeón de Alemania cumplió con el trámite que ya había adelantado en Londres. El 0-3 de la ida fue acompañado por un contundente 4-1 en el Allianz Arena, teniendo a un Robert Lewandowski pletórico que consiguió un doblete.

Iván Perisic y Corentin Tolisso, quien entró en la segunda parte, fueron los encargados de poner los demás tantos. No pudo Chelsea hacer el milagro. El equipo de Lampard terminó bien la Premier, al punto de meterse entre los cuatro primeros, pero no pudo con la complicada tarea. Tammy Abraham maquilló el resultado en el final de la primera mitad.

Robert Lewandowski anotó un doblete para hinchar más la cara al Chelsea / AFP

Cristiano Ronaldo se quedó con las ganas de retar a su ex

Parecía que el final de temporada a todo tren del Real Madrid le alcanzaría para remontarle al City. Todos se frotaban las manos al imaginarse un partido de mucho morbo entre la Juventus de Cristiano Ronaldo y el Real Madrid, pero se quedaron con las ganar.

Una noche para el olvido del central francés Raphael Varane no le permitió a los merengues, vestidos de rosado, conseguir el pase. Mucho extrañó el Madrid a su capitán y baluarte en la defensa central, Sergio Ramos, quien se perdió el choque por sanción.

Raheem Sterling celebra un tanto luego de un error de Raphael Varane / AFP

De dos errores de Varane, apurado por la presión alta, salieron los goles de Raheem Sterling y Gabriel Jesús. Karim Benzema, con el transitorio empate en el 28’, avivó las esperanzas de los de Zidane, quienes regresaron a casa con la derrota 2-1.

En lo que fue la gran sorpresa de los octavos en la Champions League, el Lyon francés sacó a una pobre Juventus en Turín. Los italianos contaron con un gran Cristiano Ronaldo, marcó dos tantos, pero con el penal polémico convertido por Memphis Depay los galos eliminaron a su rival a pesar de haber caído 2-1. El holandés se la picó al portero Szczęsny en el gol que definió el pase.

Memphis Depay celebra el gol de penal que cobró a lo Panenka / AFP

Las llaves de Champions que ya estaban definidas entran en calor

Conocidos los cuatro clasificados restantes, se completaron los lugares que faltaban en cuartos de final. En ambas llaves no se encuentran equipos que alguna vez hayan levantado la “Orejona”, pero que tienen un gran presente por lo que se vislumbra grandes partidos.

Los encuentros comenzarán el 12 de agosto cuando el Atalanta de Gasperini enfrente al PSG. Los italianos, debutantes en el torneo, llegan con un gran presente en el Calcio donde se quedaron a dos puntos de escolar a la Juventus. Por su parte, el francés PSG no ha disputado un choque oficial desde que la liga se canceló por la pandemia.

AFP

Otro que tampoco conocía los cuartos de final de Champions League es el alemán RB Leipzig. Uno de los equipos más jóvenes de la competición tendrá en frente al Atlético de Madrid del “Cholo” Simeone, que parte como favorito y que ha perdido dos finales ante su rival de ciudad en la última década.

El último semifinalista se definirá el 15 de agosto cuando el favorito Manchester City de Guardiola se mida al irreverente Lyon. Aunque los franceses también fueron víctimas de un largo parón como el PSG, dieron la campanada ante la Juventus. Los ingleses parecen invencibles, pero ya ahora todos los juegos son finales sin la ventaja de contar con alguna localía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba