Los logros de Claudio Pizarro que lo convirtieron en leyenda

El 6 de julio el delantero peruano, Claudio Pizarro, puso punto final a la carrera más exitosa que ha tenido un futbolista peruano; que duró más de dos décadas y trajo consigo un grandioso legado, cargado de éxitos memorables del “Bombardero de los Andes”.

El delantero nacido en el Callao, hizo su debut profesional en el torneo de primera división de Perú en 1996, portando la camiseta de Deportivo Pesquero. El chico de 18 años demostró sus habilidades en los dos años que estuvo en el equipo, anotando 11 goles en 42 partidos. De esta manera, llamó la atención de Alianza Lima, club que lo fichó en 1998.

Con Alianza disputó 2 temporadas, anotó 25 goles; ganó el Torneo Apertura de 1998, y fue nombrado como el mejor jugador del certamen con tan sólo 20 años. El partido que cambió la vida de ‘Pizagol’ fue aquel ante el Club Minas, por el Clausura de 1999, en el que Claudio anotó cinco goles. Lo que el chico no sabía, es que en el estadio ese día se encontraban directivos del club Werder Bremen de Alemania, que no dejaron pasar su gran talento. Así comenzó la travesía internacional de Pizarro.

Bombardero de los Andes en Alemania

Claudio Pizarro llegó al Bremen en 1999 y tras una campaña destacada, fue nombrado como el jugador revelación de la Bundesliga, comenzando a ser llamado como “el Bombardero de los Andes”. En la temporada 2000/2001 Pizarro anotó 19 goles y fue el tercer máximo goleador del torneo; lo que posteriormente lo llevaría a ser fichado por el poderoso Bayern Múnich.

Para el 2001, Pizarro fue contratado por el equipo bávaro e hizo su debut anotando un gol a tan sólo cuatro minutos de haber ingresado al partido ante el Shalke 04. Claudio terminó esa temporada anotando 15 goles en Bundesliga y 4 en la Champions League; además fue campeón de la Copa Intercontinental de ese año. Así comenzó un camino internacional repleto de éxitos.

Permaneció en el Bayern Múnich seis temporadas, ganó tres Bundesliga; tres Copas Alemanas, y dos Copas de la Liga, anotando 71 goles en 174 partidos que, junto a los 29 goles que hizo en su paso anterior en el Bremen, se convirtió en el cuatro extranjero y único latino en anotar 100 goles en la Bundesliga. En el 2007, Chelsea lo fichó, y tras un paso accidentado en Inglaterra; Pizarro volvió al Werder Bremen en 2008 donde siguió cosechando éxitos.

Durante los cuatro años que permaneció en su segundo paso por el Bremen, Pizarro logró anotar 60 goles, ganó una Copa Alemana y tuvo excelentes participaciones en la UEFA Europa League, llegando a la final en el 2009 y siendo el máximo goleador de dicha competición un año después con 9 goles; el primer peruano en recibir este reconocimiento.

En el 2012 volvió a Bayern Múnich y lo ganó todo: Una supercopa de Alemania, dos Copas de Alemania y tres Bundesliga en tres años. Pero el mejor momento de su carrera fue cuando alzó la Champions League de 2013, siendo el segundo futbolista peruano en ganarla después de que Víctor Benítez lo hizo con el AC Milan en 1963; y el primero en ganar la Supercopa Europea.

Un fantástico con su selección

Pizarro ha sido parte de la selección peruana desde las categorías sub 17 y sub 20, debutó con la selección absoluta a los 21 años en 1999, y ha acumulado 20 goles en 85 partidos, ubicándose entre los goleadores históricos de su selección. Participó de manera ininterrumpida en las eliminatorias mundialistas desde 2002 hasta 2018; siendo partícipe en esta última para la anhelada clasificación de Perú al mundial de Rusia 2018.

Desde el año 2003 fue el capitán de la selección peruana, y participó en la Copa América 1999, 2004; 2007 y 2015, logrando en ésta última el tercer lugar tras anotar el gol de la victoria en el partido que terminó 1 a 0 ante Venezuela. Gracias a sus estupendas habilidades, Pizarro también formó parte de los famosos “cuatro fantásticos” de la selección peruana junto a Paolo Guerrero; Jefferson Farfán, y Juan Vargas.

Claudio Pizarro, el hombre de los récords

Claudio Pizarro pasó por su tercera etapa en el Werder Bremen en 2015, siendo considerado como un ídolo en el equipo, y realizando una campaña notable. En 2017 firmó por el Colonia y allí alcanzó la marca de 192 anotaciones en 430 partidos en la Bundesliga; siendo el segundo máximo goleador extranjero en la historia del torneo alemán. Regresó al Bremen por cuarta vez en el 2018, y decidió estar allí hasta el final de su carrera, en el equipo donde todo empezó.

Luego de 21 años jugando en la liga alemana, Pizarro estableció el récord como el único jugador que ha marcado goles en cada temporada de manera ininterrumpida durante todo ese tiempo. Es el máximo goleador latino en la Bundesliga y el séptimo en general, el jugador más veterano en anotar un Hat Trick; el primero en anotar dos goles después de los 40 años, además es el futbolista extranjero con más goles en la Copa Alemana y el que más veces la ganó (6 copas).

A nivel de clubes, es el noveno goleador histórico del Bayern Múnich y el extranjero que más títulos posee en el equipo (18). En el Bremen, es el máximo goleador histórico (153 goles) y el extranjero que más partidos ha disputado con el equipo. A nivel internacional es el máximo goleador peruano en Europa (235 goles); y está entre los seis sudamericanos que han ganado la Copa Intercontinental y el Mundial de Clubes.

Claudio Pizarro comparte un récord con Roberto Soldado como el único jugador que podido marcar un triplete en Champions y Europa League. Y como si todo esto fuera poco, Pizarro es el cuarto máximo goleador latino en Copas Europeas (Champions, Copa UEFA y Europa League) con 48 goles, justo detrás de Lionel Messi, Alfredo Di Stéfano y Sergio Agüero. Son sus récords más destacados de una larga lista de reconocimientos.

El pitazo final de su carrera

Claudio Pizarro anunció su retiro para el final de la temporada 2019/2020, en la que el Werder Bremen peleaba por la permanencia en la Bundesliga. A pesar de que el delantero no vio minutos en los play offs por la permanencia, su equipo logró seguir en primera tras empatar 0 a 0 la ida y 2 a 2 la vuelta el pasado 6 de julio.

Pese a que no tuvo la oportunidad de jugar ambos partidos, Pizarro fue despedido de gran manera por sus compañeros y trabajadores del equipo. El Bayern le hizo un homenaje y los hinchas del Bremen lo alentaron en las calles hasta el último momento. Fue el fin de la carrera del futbolista peruano más exitoso a nivel internacional, al cual quizás sólo le faltó jugar un mundial; pero fue el embajador perfecto del fútbol peruano en el mundo.

Lee también: El Monumental de Lima: 20 años del estadio más grande de Sudamérica

4 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba