Conoce a “Nando” Gutiérrez, venezolano en el Atlético de Madrid

Los sueños se hacen realidad”, aseguró Fernando “Nando” Gutiérrez, el venezolano que en julio de 2019 firmó contrato con el Atlético de Madrid, hasta 2023. Con solo 18 años ya se posiciona como una joven promesa.

Nando comenzó a jugar fútbol desde muy pequeño en la escuela La Trinidad, de Maracay. Hoy, al estar en España, contó cómo fue llegar al Atlético. “Uno de los cubes más grandes de Europa, era un sueño para mí. Mi llegada al equipo fue repentina porque ya había comenzado la pretemporada y ya quedaba poco tiempo para iniciar la Liga. Me tuve que adaptar muy rápido, pero gracias a mis compañeros que me acogieron como si hubiese estado dos años con ellos y les agradezco. Le agradezco a Dios por todas las oportunidades que me ha dado y estoy muy feliz de estar con ellos”.

En su adolescencia se formó en la academia Dynamo FC Margarita, su preparación allí fue clave para adaptarse al estilo de juego del Atlético. “El Dynamo desde las categorías menores, tiene un método direccional que es muy parecido al fútbol español. Yo desde pequeño estoy practicando ese método y cuando llegué a España, no noté el cambio. Pero sí que es otro estilo de juego, otro estilo de fútbol, mucho más rápido y competitivo. Me he acostumbrado y estoy dispuesto a acostumbrarme a todas las adversidades que se me presenten”, contó Gutiérrez.

Pero el camino para llegar al club colchonero, dependía de lo que demostrara en un mes. “El mes que estuve de prueba aquí en el Atlético fue de muchas experiencias y aprendizajes. Me estaba jugando mi futuro, era entender que si lo hacía bien iba a estar en uno de los mejores clubes y si lo hacía mal tenía que esperar otra oportunidad; pero gracias a Dios todo me fue bien”, relató. Cabe destacar que en este equipo juvenil, solo hay tres extranjeros de los cuáles dos (con Nando) son venezolanos.

Por su parte, Fernando ha engranado muy bien con su equipo. De su relación con Carlos González, director técnico, relató: “Es un grupo difícil pero me he integrado rápido y sencillo, mis compañeros me han ayudado. Mi relación con el míster es buena, he jugado de titular en todos los partidos. Llevo una buena relación con él, charlamos, discutimos sobre los juegos, me tiene muy en cuenta y estoy muy feliz con él”.

Paso por el Dynamo

Su estadía en el Dynamo, le dejó más que preparación futbolística, experiencias de vida, como relató Nando. “Al Dynamo tengo mucho que agradecerle, en especial a Ricardo Negrín que es el Presidente y dueño de la academia. Estoy eternamente agradecido con él, por todas las veces que me ha ayudado, porque siempre ha confiado en mí. Para mí fue una casa, desde que llegué a Margarita. Las personas que estuvieron ahí, cocineras, profesores, la señora que limpiaba, los empleados; me han dado un aprendizaje increíble. La humildad, la sinceridad, la solidaridad, son valores que se llevan. Todos esos detalles que han dejado en mi camino, han hecho que esté donde esté”.

Sus inicios

Durante años, Fernando se formó en la escuela de fútbol La Trinidad F.C y desde España recuerda sus inicios. “Para mí significa mucho, es el equipo que me enseñó a jugar, donde di mis primeros pasos en el fútbol. Le agradezco mucho a esa escuela de Maracay que forma jugadores increíbles”.

Asimismo, Nando contó que de sus experiencias más bonitas con La Trinidad resalta la de viajar todos los diciembres a Mérida para disputar la Copa de la Academia Emeritense. “Compartía con mis compañeros, y ganar un campeonato con ellos es una experiencia que nunca olvidaré”.

El mayor apoyo

Fernando siempre ha contado con dos personas que han estado en cada momento de su vida: sus padres. “El apoyo de ellos ha influido mucho, doy gracias a mis padres que siempre han estado apoyándome. Siempre me dijeron ‘si es lo que quieres, tienes que luchar por ello’. Estoy agradecido con mi madre por darme la educación que me dio desde pequeño. Y con mi padre por siempre llevarme al fútbol y decirme ‘haz esto, haz lo otro’”.

Por su parte, tiene como meta personal “ayudar a las personas que más lo necesitan. En lo futbolístico ser un jugador top de Primera División y debutar pronto con el Atlético de Madrid”. También incentivó a los jugadores jóvenes “Los sueños, tus metas y tus propósitos se hacen realidad, que nunca se den por vencidos. Si de verdad quieres algo, lucha por ello. Con sacrificio, humildad y perseverancia se puede conseguir. Toda la gloria es para Dios”, concluyó.

Lee también: El drama que vive la Federación Ecuatoriana de Fútbol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba