Natalia Gaitán, con el brazalete colombiano por el mundo

Natalia Gaitán es sinónimo del fútbol femenino colombiano. «La Capi», como también le llaman, es una total referente para cualquier jugadora que en el país cafetero sueñe en convertirse en una profesional.

A sus 29 años, la nacida en Bogotá acaba de firmar un nuevo capítulo en su carrera con el Sevilla de España, tras cinco temporadas jugadas con el Valencia.

Desde tierras ibéricas, Natalia Gaitán nos habló de su presente y de los primeros días con su nuevo equipo: «Estoy muy feliz, tranquila. Estamos entrenando pensando en la próxima semana. Conociendo a mis compañeras, la ciudad. Disfrutando de esta nueva etapa».

En el cuadro andaluz encontró sangre y rostros familiares con su compatriota Isabella Echeverri y con el entrenador Cristian Toro, quien la dirigió durante dos años en el Valencia.

«Isa cuando se vino el año pasado me estuvo preguntando por la liga y por Cristian porque yo lo había tenido en el Valencia. Entonces ahora fue al revés porque yo le pregunté sobre la situación del equipo, cómo veía el proyecto. Al final me decidí y aquí estamos», dijo sobre la nacida en Medellín, quien es delantera.

«Creo que eso tuvo que ver mucho por los dos años que compartimos en el Valencia. Es un entrenador muy exigente y muy apasionado, que vive el fútbol intensamente. Eso dio a pie para que volviera a confiar en mí. Siempre estuvimos en comunicación y me preguntó si estaba interesada. Esa relación que tuvimos antes influyó en esta decisión de ahora», expresó sobre la influencia de Toro de ir a Valencia.

El plan de trabajo y la filosofía de Toro

Natalia Gaitán conoce muy bien el fútbol español y tiene una gran ventaja al contar con un DT que sabe de su trabajo en el campo. Por ello, estas semanas están sirviendo para que el equipo vaya agarrando forma y ritmo.

«Ahora mismo se está trabajando en eso, en cuál será el plan de acción, el plan de objetivos para esta temporada. Lo principal ahorita es volver a coger sensaciones con el balón. Fueron cuatro o cinco meses sin tocar uno, sin estar en una cancha, así que lo las importante era eso», contó.

«Los equipos de Cristian tienen una característica súper especial y su sello es la intensidad con la que se juega, el pelear hasta el último minuto. La garra suramericana. Va a ser una temporada muy emocionante con nuevos retos. Todo esto que estamos viviendo con la pandemia hace que todo esté fuera de lo normal», admitió.

Su vuelta a España tras estar en Colombia

La capitana de la selección Colombia estaba en España cuando empezó el confinamiento y luego viajó a Colombia para finalmente volver a Europa. Esto ha sido para ella toda una experiencia que no la ha dejado ajena de tener diferentes sensaciones.

«Es una sensación muy bonita que extrañaba muchísimo. Estamos acostumbrados a estar al aire libre. Nosotras como deportistas siempre estamos en una cancha corriendo y tenemos libertad, pero que te la quiten de un día para otro es duro», reflexiona. «La imaginación te da para unos días pero no para cuatro meses. Al final es cuestión de adaptarse. Ahora estoy valorando mucho el poder tener esa posibilidad de jugar y de estar en una cancha con el balón en los pies».

Con mucha cautela con el COVID-19

«Ojalá todo lo que estamos viviendo pronto se vaya calmando y podamos tener esa nueva normalidad de la que tanto se ha hablado. Ojalá que podamos vivir tranquilos y conviviendo con los nuestros», expresó Natalia Gaitán, quien por fortuna no ha tenido de cerca un caso positivo de COVID-19, pero que ha usado este tiempo para reflexionar en muchos sentidos.

«Afortunadamente no he tenido experiencias cercanas, ni de familiares y amigos, y espero que no ocurra. Pero igual todo lo que ves en las noticias y todo lo que ha causado a nivel económico y a nivel social, te llega al corazón», dijo.

«Cuando estaba en Colombia me quedaba con mis papás y tenía aún más cuidado. Era más el miedo de que yo pudiera transmitirles algo y obviamente me cuidaba el triple de lo que hago ahora», confesó.

El torneo español está programado para el cinco de septiembre pero como ella misma dice, la liga les pide tener «adaptabilidad a lo que pueda venir».

Sobre las colombianas en el mundo

Con presencia importante en España y Europa en general, Estados Unidos y otras partes de Sudamérica, las jugadoras colombinas se han abierto paso en el exterior, aun cuando la liga local carece de muchos sustentos.

«Definitivamente es una satisfacción muy grande. Es el resultado de muchos años de esfuerzo, de dedicación, de compromiso. El año pasado con la medalla de oro en los Panamericanos se captó todavía más el talento colombiano y hoy en día se está demostrando. En España somos alrededor de 15 jugadoras. También están en Italia, en Estados Unidos. Hay muchas jugadoras estudiando en universidades», manifestó.

«Es una grado de satisfacción muy alto pero a la vez pienso que es un llamado de atención para que la liga en Colombia se fortalezca y que tenga esa seguridad laboral para nuestras jugadoras porque una de las razones por las que nos hemos venido es porque desafortunadamente no tenemos las condiciones que se tienen aquí. Tener un contrato por un año, competencias seguras y no estar a la espera de qué va a pasar con la liga año tras año. Necesitamos un plan de acción de aquí a unos cuantos años», cerró.

Con 29 años, la número «3» de la selección cafetera encara un nuevo reto con su característico profesionalismo. Es el ejemplo a seguir de muchas y lo sabe bien. Ahora solo queda esperar que todas las condiciones en España se den para finalmente escuchar el pitazo inicial y disfrutar de su talento.

Lee también: Clubes aficionados en Colombia podrían ser tomados en cuenta

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba