Pablo Bonilla solo tiene un objetivo: Ganarse un puesto en Portland

Desde sus inicios en el Portuguesa Fútbol Club hasta su salto al exterior con el Portland Timbers, Pablo Bonilla siempre ha tenido la misma mentalidad de cuando debutó en la Sub18, esforzarse al máximo para lograr ser siempre protagonista y ayudar al equipo.

El zaguero ha tenido un 2020 bastante revulsivo, desde su salida del Deportivo La Guaira a finales de enero, pasando por su fichaje por el Portland y ahora viviendo con restricciones por la pandemia que azota al mundo; esto en solo cinco meses.

A pesar de su corta estadía en Oregon, Pablo Bonilla se ha sentido cómodo aunque asegura que no ha sido para nada sencillo. “Saltar de la cultura venezolana a la estadounidense no es fácil, venía de estar en Portuguesa con un clima distinto, teniendo de cerca a mis padres y ahora estoy en un lugar completamente nuevo. Debo admitir que llegar acá me ha servido en lo personal; ahora valoro más los pequeños momentos”.

La MLS como trampolín para el futuro de Pablo Bonilla

Desde que se conoció su fichaje por los Timbers, Pablo estaba seguro de que era un nuevo reto para su corta, pero productiva carrera, sabiendo que Portland es el lugar indicado para obtener más experiencia. “Acá en el club me venían siguiendo desde el Sudamericano Sub20 en Chile; tenían intereses en traerme planteándome un gran proyecto para mi presente y mi futuro”.

“El recibimiento del club ha sido excelente, me han demostrado que acogen muy bien a los jugadores latinos teniendo en cuenta que hay otros jugadores sudamericanos con mucha experiencia como es el caso de Diego Valeri o Andy Polo (…) Sé que acá lograré mostrarme y eso me ayudará para mi futuro”, continuó Bonilla.

La bandera de Venezuela ondea alto en Oregon

Con la llegada de Pablo a los Timbers, se convirtió en el cuarto venezolano que hace vida en la institución. Renzo Zambrano; Williams Velásquez y el mandamás del banquillo, Giovanni Savarese, tiñen de vinotinto el club que desde 2009 solo ha tenido en mente una cosa, convertirse en una franquicia importante en la MLS.

Precisamente Savarese ha servido de mentor y guía para Bonilla desde su llegada a suelo norteamerican. “Es un gran técnico, tiene ya unos tres años en el club y de a poco se ha ganado el cariño de la gente. He podido hablar con él en varias ocasiones, lo que me ha recomendado es que concentre al 100%, que haga lo posible para adaptarme  más rápido y pelear el puesto en la titular con Jorge Moreira. Me pide que me adapte al ritmo de la MLS y que siempre me tendrá en cuenta, mientras yo me entregue en cada entrenamiento”.

Aunado a eso, Bonilla comparte mayor parte de su tiempo, además de con su esposa, con otro defensor venezolano que este año también llegó al Timbers, Williams Velásquez. El zaguero tiene toda la experiencia teniendo como punto más grande, el subcampeonato obtenido en el Mundial Sub20 de Corea del Sur par de años atrás.

“He podido compartir con Williams primero cuando jugamos juntos con la selección Sub23, siempre es positivo aprender de alguien que ha pasado por varios clubes en el mundo. En algunos casos me ha dado consejos importantes para que mi estadía en el extranjero sea más positiva, así que siempre es bueno sacar cosas importantes de los compañeros“, soltó Pablo Bonilla sobre su compatriota y compañero de club.

Conquistar la MLS

El 2019 sin duda fue un año de mucha vitrina para el defensor que saltó de ser un titular fijo en el Portuguesa a ser convocado por la selección de Venezuela para disputar el Sudamericano Sub20. Allí Bonilla disputó 9 partidos, todos de titular sumando 810 minutos, en un torneo que sirvió de muestra para conocer las próximas nuevas estrellas del fútbol.

Ahora la pregunta que muchos se hacen es, ¿Por qué irse a la MLS sabiendo que equipos de Europa también preguntaron por él?. “Llegar al fútbol estadounidense es un plus porque a pesar de ser una liga que va de forma ascendente a una velocidad increíble, tiene jugadores de mucha calidad, además de tener una organización enorme. Tener de rivales a jugadores que vienen de estar en Europa (Carlos Vela, Josef Martínez; Javier Hernández) u otros que tienen una gran proyección como Cristián Pavón o Ezequiel Barco, me va a ayudar a mí para alcanzar un gran nivel para luego poder ir a Europa. Por ahora solo me enfoco en dar lo mejor de mí acá en Portland”.

Solo es cuestión de tiempo para escuchar el nombre de Pablo Bonilla entre los más queridos por la afición del Timbers; cuando demuestre en la cancha que su fichaje no fue en vano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba