Pedri tiene la velocidad que no abunda en el fútbol: la mental

El deporte, sin importar la disciplina, cambió. Las condiciones físicas, ahora, se equiparan con el talento dentro de las evaluaciones, por lo que ser alto, fuerte y atlético es hasta más valorado que tener una técnica sobre el promedio. Ese pensamiento lo amenaza Pedri, joven centrocampista del Barcelona.

Debido a 1.74 de estatura, seguramente no puede ir al choque con ninguno de los futbolistas del Bayern Múnich. Tampoco podría sostenerles una carrera a los extremos del Liverpool o hacer el sacrificio de los centrocampistas que se pelean los equipos de Europa. Sin embargo, el jugador de 18 años de edad compensa todo eso con velocidad mental.

Es por eso que el Barcelona está confiado de tener a un jugador especial. Tiene una técnica que le permite encajar en numerosos sistemas ofensivos y, con Lionel Messi en ataque, puede ser ese enlace que perdieron con la partida de Xavi Hernández y Andrés Iniesta.

Pedri juega con la cabeza porque no tiene un físico de atleta de nivel. Pero piensa más rápido que los otros y por eso se entiende tan bien con Messi”, resolvió Lenglet. “Pedri es muy bueno por dentro, entre las líneas, y sabe asociarse muy bien con Leo (Messi)”.

https://www.youtube.com/watch?v=jOmJiA-xYwM

El centrocampista fue uno de los principales motivos en el triunfo del Barcelona contra el Valladolid, encuentro en el que mostraron una solidez ofensiva pocas veces vista durante los primeros meses de la temporada.

Esa fluidez, principalmente, fue la compenetración entre Pedri y Messi. Se buscaron continuamente, encontraron y elaboraron oportunidades de gol para el equipo de Ronald Koeman que, posiblemente, pudo haber encontrado la formación que le permitirá recuperar el mejor nivel de Messi.

“Está trabajando mucho y también lo hace sin balón. Parece que está muy cómodo”, le elogió Koeman. “Es muy bueno. Puede ayudar en distintas posiciones, algo que puede ser muy importante en su carrera y para nosotros”.

Entenderse con Messi dentro de una cancha, no es algo sencillo. Zlatan Ibrahimovic no lo consiguió, y Antoine Griezmann y Paulo Dybala todavía lo intentan, sin embargo, Pedri parece que lo consiguió en pocos meses.

El taconazo contra el Valladolid, más allá de la exquisitez técnica, simboliza la importancia de los tiempos. Messi juega tan vigilado que el balón debe ir al sitio exacto en el momento oportuno, porque los años pasan y su velocidad no le da para corregir desajustes a tan rápida velocidad. Por eso se frustra tanto cuando no se la devuelven en condiciones.

“Impone porque llevas viéndolo por la tele o por la play. Impresiona que hable contigo o verle. Soñaba con jugar al lado de él, es un premio que me ha dado la vida”, opinó sobre compartir equipo con el argentino.

Pedri, un descarte del Real Madrid

El corazón de Pedri trabaja con sangre del Barcelona. De acuerdo a medios españoles, siempre fue el equipo que siguió y el que le emocionó durante su infancia. Sin embargo, la carrera del futbolista no siempre lo lleva a su sitio preferido.

En el caso del centrocampista, estuvo cerca de pasar. Pedri estuvo muy cerca de ser jugador del Real Madrid, pero una comisión técnica descartó su fichaje porque tenían dudas de que iba a tener los suficiente para estar en el conjunto merengue. La decisión, en la actualidad, seguramente atormenta al alto mando merengue.

Pedri y Ansu Fati son el futuro del Barcelona. Foto AFP

“Fui una semana de entrenamientos con el Real Madrid, pero me dijeron que no daba el nivel, me llevaron a un despacho y me lo dijeron. Me sirvió para motivarme. ¿Qué le diría a quién me rechazó? Le daría las gracias porque por él estoy en el equipo que siempre he amado. En el Barça es donde quiero estar”, explicó en una entrevista en la SER.

Y tuvo la oportunidad de vengarse, aunque en esa ocasión no salió como se esperaba. Koeman le comunicó que iba a ser titular en el Clásico, lo que normalmente intimidaría a alguien de 18 años de edad, pero no a alguien con la fortaleza mental de Pedri.

“Me enteré de que iba a ser titular en El Clásico dos días antes cuando me lo dijo Koeman. Nunca he tenido problema en dormir antes de los grandes partidos. Casi no me lo creía cuando me veía ahí”, cerró durante la entrevista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba