Peña Zauner: «Solo pienso en volver a la vinotinto»

El nombre de Enrique Peña puede sonar como uno más en Venezuela. De hecho, debe haber una gran cantidad de niños y jóvenes que se llamen así, hasta se puede pensar que con suerte hay uno en cada liceo; pero al agregarle el Zauner ya la nacionalidad cae bajo sospecha.

Enrique Peña Zauner es un jugador de fútbol que milita en el Sandhausen de la segunda división de Alemania. En su adolescencia jugó para las buenas canteras del Frankfurt y Borussia Dortmund hasta dar el salto al profesional.

Nacido y criado en la localidad alemana de Offenbach am Main hace 20 años, decidió que los colores de su vestimenta serían vinotinto, lo que contrasta un poco su cabellera rizada y rojiza, además de su pálido color de piel. Características clásicas de lo que en Venezuela llamarían un “musiú”; forma a la que se le llama a los extranjeros.

Su nombre comenzó a sonar desde que se supo que el padre del chamo era venezolano. La FVF se activó y sondeó al jugador sobre la posibilidad de defender los colores del país de su papá o el de su mamá. La respuesta fue contundente: “siempre me he sentido más venezolano que alemán”.

Enrique Manuel habla perfecto el español. En su casa su padre siempre quiso que manejara ambos idiomas. También lo traía frecuentemente a Caracas de vacaciones a ver a su familia. En 2018 regresó al país al que decidió representar; luego de seis años, el chamo de Frankfurt pisaba suelo venezolano.

“Esto es algo diferente porque estoy jugando ante la gente de mi padre y de la sangre que corre por mis venas. Mi familia vendrá a verme así que estoy feliz”, dice en un español muy fluido que se mezcla con el acento alemán, serio y sin mayores expresiones.

Peña Zauner fue llamado por Rafael Dudamel para formar parte del seleccionado sub 20 que buscaría su cupo al Mundial de Polonia. Para ello acudió a un cuadrangular en Barquisimeto ante Ecuador, Perú y Bolivia; precisamente ante los del altiplano debutó viendo de la banca.

Pero por dentro se nota que Enrique Peña Zauner tomó la decisión que deseaba, el tiempo dirá si fue la correcta o no. En el campo de juego mostró carácter al encarar a un boliviano al final del partido como un feroz perro que defiende su casa, en este caso la camiseta. Todo quedó en empujones y una que otra palabra intraducible producto de la adrenalina.

Un Suramericano con poca acción

El joven, que en su momento formó parte de la sub 16 de la “Mannschaf”, se ganó un puesto para el Suramericano en Chile. El equipo de Dudamel ya tenía su base con jugadores que ha bían sido regulares en los módulos. Aunque Enrique Manuel tenía la chapa de jugar UEFA Youth League, contó poco para el técnico.

Enrique Peña llegó a portar la camiseta 10 del Borussia Dortmund en su categoría juvenil / Foto: Meridiano

Solo tuvo 55 minutos en cuatro partidos, todos viniendo desde la banca. Mientras la prensa y la hinchada pedían ver a Peña Zauner, necesitando Venezuela a medios ofensivos, el cuerpo técnico lo usó como suplente.

Sandhausen es el elegido

Enrique Manuel decidió dar el salto al profesional y el elegido fue el club de segunda división, el Sandhausen. El pequeño club vendría de una temporada 2018-2019 accidentada donde solo siete puntos lo separaron del Magdeburg por el descenso.

El venezolano comenzaría bien, entrando de suplente ante el Holstein Kiel y Osnabrück, pero luego dejaría de contar. Aun así se convertiría en el jugador más joven en debutar en profesional con ese club.

“El equipo me quiere llevar paso a paso porque no es lo mismo jugar con juveniles que con profesionales. Es muy físico, los jugadores tienen 28 años y no juveniles. Ahora el entrenador prefiere a jugadores que tengan más experiencia que yo. Solo me queda trabajar”, dijo recientemente en un live para la web Solovenex.

Para cuando el fútbol mundial se detuvo por la pandemia del Coronavirus, el Sandhausen no la pasaba bien. Sin mayor participación de Peña Zauner, el equipo marchaba en el puesto 13, cinco unidades por encima del Karlsruher en la lucha por no descender.

La selección es una opción y un sueño

“Tengo cédula venezolana y eso lo dice todo. Quiero jugar con la vinotinto”, le dijo Peña Zauner a Carlos Taracher en el live. Una respuesta bastante tajante y que deja claro lo que quiere el chamo. Pero para eso no solo basta con querer, debe destacar en su club.

A los 20 años Enrique Manuel tiene un reto grande por su lado, debe ser titular con el Sandhousen. También tiene entre ceja y ceja volverse a poner la camiseta vinotinto.

“Yo le digo a la gente que aquí estoy listo para la vinotinto y para mi equipo, el Sandhousen. Para eso me estoy entrenando”.

En Venezuela se abre un nuevo proceso de la mano del portugués José Peseiro. Enrique Peña Zauner sigue siendo una opción entre muchas. Llegar a la vinotinto ahora es más exigente gracias al universo, cada vez más grande, de jugadores que militan en el exterior.

En la segunda de Alemania también hay un chamo que sueña volver a escuchar el himno con la camiseta de Venezuela puesta. Al menos demuestra sentirse venezolano. “Por eso es que mi plato favorito son las arepas con caraota y queso. Hasta se lo enseñé a mi novia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba