José Peseiro: «No vine a Venezuela por dinero, más gané en Arabia o en el Sporting»

José Peseiro intenta, desde su trinchera en Lisboa, manejar la ansiedad. El no comenzar a competir en el momento en el que se suponía debía hacerlo, es algo que no lo estresa, o al menos no lo demuestra. Eso sí, lamenta, cómo todos, que su ciclo al mando de la selección de Venezuela, no haya iniciado en marzo de 2020, justo cuando estalló la pandemia del Covid-19.

Sin embargo, y a pesar de llevarlo con calma, el portugués, actual seleccionador de Venezuela, no esconde que esta circunstancia, si bien no es la ideal, le ha ayudado a tratar de inculcar su idea en el grupo de futbolistas que dirige.

«Hemos estado hablando mucho. Incluso después de la reunión que tuvimos con muchos de ellos. Hay una comunicación constante, cada tres semanas, por 20 o 30 minutos, hablamos de lo que buscamos tácticamente, de lo que se quiere del grupo, y hay mucha expectativa por ese primer entrenamiento», explicó desde Lisboa, al programa Global Sports de VDM Radio en Miami.

Peseiro, de verbo pausado y lleno de anécdotas, aseguró que mucha de su tranquilidad actual se la da el bagaje con el que llega a la selección venezolana. «La experiencia de haber sido asistente técnico en Real Madrid, ayuda mucho. Sobre todo en el trato con el jugador. El asistente casi siempre se codea más cerca con el jugador que el DT. Después, estar en el Sporting de Lisboa, la final de Copa UEFA perdida, la experiencia en Arabia Saudí, el Porto, el Braga y la Champions, todo suma para tratar de asumir este reto. Llego con muchas ganas de dirigir en Suramérica», expuso.

Palabras mayores

Pero el reto no es menor. Venezuela es la única selección de CONMEBOL que aún no asiste a una Copa del Mundo. Este fue, precisamente, el aspecto que más sedujo a Peseiro. «Lo mío con Venezuela no es un asunto de plata. No es el dinero. Yo gané mucho más y mejor en el Sporting, en Arabia. No es la plata. Es un asunto de hacer historia, con un grupo de jugadores que tiene la misma hambre y las mismas ganas que yo de ir a un Mundial», expuso.

Desde luego, el lusitano entiende que este no es un reto sencillo. «Es una zona dura, en la que hay que hacerse fuerte de local. Y para ello, necesitamos que nuestros jugadores estén dispuestos a mostrar dos caras. La solidez defensiva que consiguió Rafa Dudamel, y una capacidad de manejar mejor los partidos en la ofensiva. Abriendose por los costados, sí, pero también, siendo mucho más asociativos en el medio. No se puede llegar al Mundial especulando de local», sentenció.

Para ello, ha emprendido la tarea de convencer a sus jugadores que su metodología, que aún no ha podido ser probada en la cancha, es la que los puede llevar a la cita mundialista. «Cuando veo a un jugador cómo Yeferson Soteldo, diciendome que podemos ser primeros de la eliminatoria, noto la convicción. Cierto, ningún otro me ha dicho algo así, pero, en todos está clara la idea de que se puede jugar más ofensivo para ir al Mundial», dijo.

Sin claridad

Peseiro destacó que lo que más lamenta de la larga pausa por la pandemia, es no haber tenido los diez días de trabajo previos a la Copa América.

«Íbamos a concentrar en Miami, teníamos un amistoso contra Argentina, estaba todo preparado. Y se nos cayó. Tocará llegar a la competencia sobre la marcha. Eso sí, cómo en septiembre los equipos están en pretemporada, pretendo pedirle mis jugadores a los clubes unos días antes, para así no tener cuatro sino siete u ocho días de trabajo y preparar mejor ese partido contra Colombia», dijo.

Explicó, además, que todavía no tiene sede fija para la eliminatoria y que los jugadores le dijeron que se sintieron bien en Caracas en la última estancia. «Igual, los estados andinos, Mérida, Táchira, siempre son buenos. Puerto Ordaz, Barquisimeto, también. Ya llegará el momento. Nosotros queremos que toda Venezuela vea y apoye a la Vinotinto», remató.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba