¿Qué es de la vida del ex árbitro Pierluigi Collina?

Si recuerdas bien el fútbol entre los años 1990 y 2010, es obligatorio conocer la figura de Pierluigi Collina, árbitro italiano marcó una importante época en esta área del deporte. Tanto así, que incluso es considerado por la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol (IFFHS) como el mejor de todos los tiempos.

Su característica personalidad, con rasgos físicos bien marcados, fue una referencia para muchos árbitros. Con su 1.88 metros de altura, contextura delgada, una peculiar calva y una fuerte mirada, el italiano se ganó el respeto no solo del gremio sino de los futbolistas.

En este 2021, el oriundo de la ciudad de Bologna arribó a los 61 años. Además, supera las tres décadas de trabajo asociado al balompié, ya que tras el retiro en el 2005, Pierluigi Collina continuó asociado a este deporte, desde su rubro, tanto en su país como a nivel continental.

El sexagenario fue futbolista desde joven. Cuenta una nota de La Nación en Argentina, que Pierluigi Collina se desempeñó como defensor central hasta los 15 años, pero luego se interesó en hacer cursos para árbitros. El resto ya es historia, tras iniciar a finales de los año 80 en la primera división del fútbol italiano y posteriormente, llegando a competiciones europeas e internacionales, teniendo un claro protagonismo.

¿Y ahora a qué se dedica?

Hay que acotar que Pierluigi Collina, como cualquier otro árbitro internacional, no solamente se dedica a esta profesión. Este personaje es graduado como licenciado en economía y comercio de la Universidad de Bologna, teniendo la distinción de Cum Laude. Regularmente, ha ejercido como asesor.

Su versatilidad para aprender idiomas también ha facilitado su internacionalización. Además del italiano natal, maneja muy bien el inglés, español y francés. Esto lo ha llevado a trabajar después de su retiro directamente con la UEFA y posteriormente con la FIFA, donde actualmente desempeña el puesto de presidente de la Comisión de Árbitros.

Actualmente es presidente de la comisión de árbitros. / FIFA.

Incluso esta influencia dentro del medio ha servido para hacer trabajos sociales importantes junto a organizaciones reconocidas como la Cruz Roja Internacional. Aquí, durante el año 2004, trabajó para la campaña denominada “Niños en la Guerra”. Por su parte, fue también Embajador de la FIFA para Aldeas Infantiles SOS de Italia.

Su liderazgo y constante estudio lo ha podido compartir en múltiples ocasiones, sea en conferencias o también para su libro “Mis reglas del juego, lo que el fútbol me ha enseñado en la vida”. Siempre fue un árbitro que le gustaba hablar y esto, a pesar de los años, no ha cambiado.

Además es válido también recordar que el italiano fue imagen de distintas marcas deportivas a nivel internacional, incluidos videojuegos (Pro Evolution Soccer). Por lo que se convirtió en todo un personaje de los últimos años del siglo XX y principios del siglo XXI.

Pierluigi collina
Pierluigi Collina y su presencia en el PES. / Twitter.

Las actuaciones de Pierluigi Collina en el fútbol

El árbitro italiano consiguió rápidamente la habilitación para ser de carácter internacional tras dirigir varias veces en la máxima categoría de este país. En 1996 formó parte del grupo de colegiados que estuvo en los Juegos Olímpico de Atlanta, teniendo participación en cuatro partidos, incluyendo el de la medalla de oro.

Asimismo, también estuvo en el Mundial de Corea y Japón en 2002, pitando en la gran final entre Brasil y Alemania. Previo a eso, llegó a estar como el principal de la final de la Liga de Campeones de Europa durante 1999. Hizo lo propio en la edición del 2004, donde también participó en el juego definitorio entre Valencia y Olympique de Marseille. En ese mismo año, participó en la Eurocopa.

En estos certámenes continentales, se le pudo apreciar en múltiples ocasiones. Al igual que durante partidos entre selecciones hasta el 2005, cuando dio fin a esta carrera fructífera con 45 años de edad.

Pierluigi Collina arbitró la final del Mundial 2002. / AFP

Para muchos, dejó un gran vacío dentro de lo que se refiere al mundo arbitral. Ya que, desde entonces, han salido diversos árbitros de gran relevancia en todo el mundo, pero ninguno ha sido como él.

Por ello, se enfoca ahora en el asesoramiento de las nuevas generaciones y han sido varias las federaciones que han contratado su servicio para buscar obtener al menos un poco de esa carrera tan intachable que obtuvo el italiano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba