PSG – Bayern: Final de impacto en la “Corona” Champions

Sin público que anime ni espectáculo musical previo. La edición 2019-2020 de la Champions League llega a su partido final encontrando dos modelos distintos. Un PSG que finalmente busca ser considerado entre los grandes de Europa y un Bayern Múnich que comenzó la temporada con dudas y termina con todo el poder.

Ambos proyectos buscarán tener en sus manos la “Orejona” que hasta hoy pertenece al Liverpool. Bayern Múnich trae consigo una maleta con cinco finales de Champions ganadas e igual número de perdidas. Del otro lado, el PSG solo cuenta con una Recopa ganada en la 95-96 y la desaparecida Intertoto en 2011.

Pero cuando entren al Estadio da Luz en Lisboa, la historia será solo referencial. Sobre la cancha será un equipo azul potente, con la guía que le proporciona la juventud de un Neymar pletórico y un Kylian Mbappé determinante. En la otra esquina, el equipo rojo, el mismo que acaba de demoler a Barcelona y despachar al impetuoso Lyon, con un Robert Lewandowski en estado de gracia.

Los ojos del mundo están puestos en el encopetado PSG. Un equipo que desde que llegaron los petrodólares qataríes está esperando dar el paso más importante que ganar en Francia, algo que ya es habitual. En sus filas está un jugador que costó 222 millones de euros, cifra que rompió el molde.

Neymar llegó a París para esto, para tener protagonismo, para no seguir a la sombra de Lionel Messi. Pero también para hacer al PSG un campeón que no le pese la chapa de gigante francés. Hasta ahora no lo ha logrado, de hecho, se ha quedado al margen en la Champions ganándose el mote de “pecho frío”.

Bayern Múnich es una mezcla de juventud y experiencia. En sus filas hay jugadores que han ganado trofeos en Europa y que no quiere que se les escape su primera final desde que en 2013 vencieron al Borussia Dortmund en Wembley.

Cuando suene el silbatazo inicial, comenzará una final entre el monarca del país que ganó el Mundial de Fútbol de Brasil 2014 y el que reina en el vigente campeón del Mundial de Fútbol de Rusia 2018.

PSG: Ya es hora de que se coloque al lado de los grandes de Europa

Cuando los millonarios qataríes fueron tras Neymar sabían que era para que los llevara a lo más alto. Neymar ya no tendría al astro Lionel Messi a quien hacerle sombra y sería él quien tendría que tomar la responsabilidad de liderar a un grupo. Ahora tiene la oportunidad de pagar cada centavo que costó.

Aunque el PSG pasó más de cuatro meses de paro por la pandemia, volvió siendo protagonista. Despacharon al Borussia Dortmund en octavos y al sorprendente Atalanta en cuartos de final. Precisamente ante el cuadro de Gasperini tuvieron su mayor reto, tuvieron que levantar en 10 minutos un partido que venían perdiendo.

Neymar tuvo un partido de antología en los cuartos con el PSG ante Atalanta / AFP

La semifinal ante el Leipzig fue una demostración de poder. Terminaron ganando 3 goles por 0 demostrando mucha superioridad y un Neymar que luce potenciado, no solo crea juego para sí, también es capaz de hacerlo para sus compañeros y desbordar por diferentes zonas del ataque francés.

Junto con Mbappé, Ángel Di María y Juan Bernat, el brasileño tiene a su lado una tropa de mucha técnica y gol. Thiago Silva estará en el fondo de la zaga jugando quizás su último partido con el PSG a los 36 años, con la difícil tarea de controlar al tanque Lewandowski.

En la portería está previsto que regrese el costarricense Keylor Navas. El “tico” se perdió la semifinal al salir en el choque ante el Atalanta por una lesión en el tendón de la corva, pero el viernes pudo entrenar con el grupo. Sus tres Champions con el Real Madrid lo avalan como un seguro.

Bayern Múnich: El poder alemán que no ha cedido un punto

En la Champions de la 92-93, cuando se llamaba Liga de Campeones de Europa, el AC Milán llegó a la final sin perder un punto. Pero en el choque definitivo cedieron ante el Olympique de Marsella, evitando ganar todos los juegos disputados.

El Bayern Múnich tiene la oportunidad de lograr lo que el AC Milán fue incapaz de hacer. EL cuadro alemán ha ganado todos los partidos disputados hasta la fecha por lo que solo le falta deshacerse del PSG para anotarse un logro inédito.

Y tienen con qué. Desde que Hansi Flick llegó para remplazar a Niko Kovac no ha hecho otra cosa que ganar. Ha triunfado en sus últimos 20 juegos y en 28 de los anteriores 29. La diferencia de goles es de +34, una cifra escandalosa.

Y todo tiene razón de ser cuando cuentas en tus filas con Robert Lewandowski y Thomas Müller. El polaco ha sido lo que de él se espera, el depredador del área. Tiene 15 goles para ser el máximo cañonero de la Champions, mientras que Muller ha convertido 4. Pero el poder no llega hasta ahí, Serge Gnabry es otra de las cartas crédito en la ofensiva alemana con 9 tantos, tercero en la tabla de goleadores del torneo.

Robert Lewandowski es la carta crédito en el ataque alemán y tiene 15 tantos en la Champions / AFP

El Bayern es un equipo ordenado, en defensa y ataque. Sabe recuperarse de los momentos duros como en la semifinal ante Lyon. Estando contra las cuerdas en los primeros 15 minutos, llegó su gol para desarmar las intenciones del rival y pasar a controlar el choque.

Por lo pronto París y Múnich se preparan para una noche de mucha tensión. No por razones de antaño, sino por la emoción de querer ser el huésped de la Orejona al menos por un año. Quién gane será recordado como el campeón de una Champions atípica y seguramente irrepetible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba