Según Juan Arango: ¿Qué le falta a la Vinotinto para clasificar a un Mundial?

El histórico jugador de la Vinotinto, Juan Arango, compartió en una entrevista con el ex pelotero venezolano Luis Sojo en su programa La Estrella Invitada. En este podcast, que tiene cerca de dos horas de duración, se conversaron muchas cosas de la vida del futbolista, sin embargo, se tocó un punto interesante: ¿Qué le hace falta a la Vinotinto para llegar al Mundial?

El eterno capitán fue contundente con su respuesta: “Lo que falta, en mi opinión personal, es ser fuertes de local, donde son la mitad de los partidos. Juegan 18, nueve en casa y nueve de visitante”, contestó.

A su vez, no dudó en argumentar lo complejo que es llegar a un Mundial clasificándote desde Sudamérica. “Es difícil llegar a un mundial y para Sudamérica más todavía. Te pones a ver y son partidos de ida y vuelta. Está Brasil, Uruguay, Colombia, Argentina. Clasifican cuatro y los diez son buenos y complicados todos”.

Vinotinto
La selección de Venezuela dejó escapar el cupo al Mundial de Brasil tras perder 0-1 ante Uruguay / AFP

Para el criollo, en otras confederaciones la forma es distinta. “En Europa hacen eliminatoria, pero de cuatro equipos dos son difíciles y otros dos son ahí-ahí. Clasifican dos y son más accesibles. En la Concacaf, aunque han mejorado la calidad de los equipos, está Estados Unidos, México, a veces Costa Rica o Jamaica, son contados”, dijo.

Arango toma a Ecuador como ejemplo

Juan expuso un caso muy cercano y conocido en el continente: la forma en la que Ecuador ejerce su localía en las Eliminatorias. Para el 2014, La selección meridional ganó siete partidos y empató otro en casa, mientras que, de visitante, apenas rasguñó tres igualdades. Los 25 puntos le bastaron para clasificar de forma directa.

Estos números avalan la teoría del criollo. “Te doy el ejemplo de Ecuador, en Quito es fuerte y ganan todos los partidos y de visitante son muy flojos. Pierden casi todos los partidos. Por ahí ganan o empatan uno. Son fuertes en casa y con 27 puntos estás cerca de clasificar a un Mundial. Si eres muy fuerte en casa y en cualquier partido de visitante sacas un buen resultado, te metes”.

No obstante, en las ediciones del premundial del 2010 y 2018, sucedió lo contrario. En el primero de ellos, consiguió cuatro victorias, tres empates y dos derrotas, cediendo 12 puntos. Ecuador, dicho año se quedó a sólo una unidad del repechaje.

Felipe Caicedo fue uno de los protagonistas durante el premundial de Brasil 2014 / AFP

Asimismo, para el Mundial de Rusia en 2018 pasó algo similar. La selección ecuatoriana triunfó en cuatro oportunidades, pero también obtuvo otras cuatro derrotas y rescató un empate. Esos 14 puntos que dejaron escapar, le costó el cupo a su segundo mundial consecutivo. Si hubiesen sumado sólo la mitad de ellos, mínimo avanzaban al repechaje.

Sin Brasil y sin clasificación

Desde el momento en que se supo que el Mundial del año 2014 sería en Brasil, Venezuela fue preparando su arsenal para buscar un cupo al certamen. Sin embargo, no se pudo lograr el objetivo y al analizar los números, bajo la idea establecida por quien fuese el capitán de la selección en aquella época, se entiende el motivo.

La Vinotinto sacó en casa 14 puntos, tras ganar en cuatro ocasiones, empatar en dos (Ecuador y Paraguay) y sumar dos derrotas (Chile y Uruguay), estos últimos eran rivales directos.

“En el Mundial que fue en Brasil, ellos no se estaban eliminando. Si nosotros hubiésemos sido fuertes en casa, hubiésemos clasificado. Dejamos ir los tres puntos en Bolivia y los tres puntos en casa con Uruguay, que era rival directo. Ahí perdimos la posibilidad de ir al Mundial. Si somos fuertes en casa, tenemos más posibilidades”, declaró Juan Arango.

Otros dos premundiales han sido determinantes para Venezuela: 2010 y 2018. En la clasificación para la Copa del Mundo de Sudáfrica, el puesto de repechaje lo ocupó Uruguay con 24 unidades, quedándonos sólo a dos por debajo.

Sin embargo, quitando los resultados en casa ante Brasil y Argentina (ambos con derrotas), la Vinotinto cedió en otras dos oportunidades y empató uno (siete puntos). De haber sacado al menos un triunfo, tenía posibilidad de avanzar.

Por otra parte, el cupo de repechaje de la última cita mundialista lo tuvo Perú con 26 unidades. Esta edición es distinta, puesto que la selección nacional cerró en la última casilla, pero sus números en casa no fueron buenos.

Los de Noel Sanvicente y posteriormente Rafael Dudamel acumularon cuatro derrotas, cuatro empates y una sola victoria. Igualmente quitando los enfrentamientos ante Brasil y Argentina, tomando en cuenta que pueden estar dentro de la planificación, se perdieron aproximadamente 15 puntos de local. Cabe destacar que en total se sumaron 12. Es así como la teoría de Juan Arango tiene puntos a favor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba