Premier League busca frenar el racismo expuesto en las redes sociales

Las redes sociales resultan de gran utilidad, pero todo dependerá de su uso y las formas como se hagan. A nivel mundial, estas plataformas han sido una vía fácil para difundir mensajes de odio y racismo en distintas facetas y el deporte no ha escapado de ello.

Por ende, la Premier League (EPL) en conjunto con la Asociación Inglesa de Fútbol (FA) y otras federaciones de este país, incluyendo jugadores, entrenadores y árbitros emitieron un comunicado al CEO de Facebook y al de Twitter, es decir Mark Zuckerberg y Jack Dorsey, para solicitar ayuda ante los ataques que se realizan en ambas redes sociales.

La misma fue escrita mediante una carta donde exponen, entre otras cosas, que estas dos plataformas, siendo las más importantes, resultan “refugios para el abuso”.

“Últimamente han crecido los niveles de abuso y ofensas en las redes. Por razones de decencia humana usen el poder de sus sistemas globales para ponerle fin. El lenguaje utilizado es degradante, amenazante e ilegal. Causa angustia a los destinatarios y a la mayoría de personas que aborrecen el racismo, el sexismo y la discriminación de cualquier tipo. Sus plataformas siguen siendo refugios para el abuso. Una minoría ha encontrado espacios protegidos donde decir lo que quieran sin tener en cuenta la ley. (…) La incesante catarata de mensajes racistas y discriminatorios se alimentan a sí mismos: cuanto más es tolerado por Twitter, Facebook e Instagram, plataformas con billones de usuarios, más se convierte en algo normal, en una conducta aceptada”.

Parte del comunicado que expusieron a los máximos representantes de las redes sociales

Cabe destacar que esta solicitud se debe a los distintos ataques racistas que han sufrido los jugadores y dirigentes de la EPL. Asimismo, no ha sido únicamente por la distinción de color, sino también por el abuso de mensajes ofensivos.

Jugadores y técnicos han manifestado su descontento contra los hechos racistas y de violencia. / AFP

¿Qué exigen para frenar el racismo?

Pero como toda buena denuncia, siempre hay propuestas con el fin de llegar a distintos acuerdos. Por ello, el comunicado anunciado tiene unos puntos específicos, entre ellos el asumir la responsabilidad de lo que pase con los abusados.

Estas exigencias son:

  1. Realizar un filtro para que los mensajes que se emitan en estas redes sociales y que tengan material o contenido racista, sean bloqueados previo a ser enviados.
  2. Tomar medidas contundentes para todos aquellos usuarios que emitan materiales y mensajes con un alto grado de abuso y racismo. Siendo estas plataformas las encargadas de investigar y castigar a los culpables.
  3. Mejorar los procesos de verificación de la identidad verdadera de las personas que estén detrás de cuentas anónimas o páginas. Incluso tener la posibilidad de prohibirle a todos aquellos que ya hayan sido castigados por racismo, tener otra cuenta.
  4. Colaboración de estas plataformas con las respectivas investigaciones de las autoridades con el fin de hallar al autor del material racista o discriminatorio en cuestión.

Otras acciones de la Premier League

Finalmente, es válido recordar que esta serie de persecuciones con el fin de frenar el racismo no son nuevas. Es decir, durante los últimos meses la Premier League ha estado detrás de todo aquel que emita, sea en forma de broma o por un contexto cultural, mensajes semejantes al racismo.

Edinson Cavani, Premier League, Racismo

Mucho más a todos aquellos ataques que sí se hagan de una forma radical y con un propósito. Sin embargo, varios de ellos han tenido grandes polémicas que dejan dudas sobre el alcance de la demanda que hacen referencia en el comunicado.

Uno de ellos, por ejemplo, fue el caso del delantero uruguayo del Manchester United, Edinson Cavani, tras recibir una multa económica y la suspensión de algunos partidos por responderle «gracias, negrito» a un amigo, a través de una historia de Instagram donde celebraba su gol.

Por otra parte, en el Manchester City también ocurrió algo similar en tono de broma con su figura Bernardo Silva. El portugués fue suspendido un partido y tuvo que pagar cerca de 50.000 libras debido a una publicación considerada racista en el que comparaba a su compañero Benjamín Mendy con el logo de la marca “Conguitos”.

Siendo este un claro ejemplo de que las bromas en redes sociales pueden convertirse en un problema si no se hacen con conciencia. Actualmente, cada vez son más los equipos, jugadores y federaciones a nivel mundial que buscan atacar todos estos abusos que lamentablemente siguen dándose en pleno siglo XXI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba