Rafael Esquivel y FIFAGate cumplen 5 años del escandaloso descubrimiento

El mundo quedó sin palabras cuando un descubrimiento dejó en evidencia las artimañas que hicieron varias figuras internas del órgano más importante del Fútbol. Desde el presidente Joseph Blatter, hasta el venezolano Rafael Esquivel fueron sorprendidos con el escándalo del FIFAGate.

Hace cinco años, una reunión como cualquier otra, pautada en Suiza, acabó con la detención del máximo mandatario de la Federación Venezolana de Fútbol.

Según distintos reportes que fueron saliendo a la luz, en los que el tema de corrupción y dinero ofrecido para asegurar votos era el plato fuerte, explotó en todo el planeta.

En aquel entonces Esquivel presidente de la FVF era también miembro de Conmebol y se vio lucrado en todas estas transacciones por sobornos. Una nota en el medio web Infobae mostró detalladamente el hecho en el cual además del directivo venezolano figuran nombres importantes. Como Eugenio Figueredo, expresidente de la CONMEBOL y de la Asociación Uruguaya de Fútbol y Luis Bedoya, expresidente de la Federación Colombiana.

Tal día como hoy en Suiza

El 27 de mayo del 2015, los dirigentes de fútbol mundial estaban Suiza en la antesala de lo que sería la reelección de Joseph Blatter. Pero muchos de los protagonistas no llegaron a levantar la mano en la elección de la FIFA.

La Interpol llegó al hotel Baur Au Lac para realizar una redada de alcances inesperados. Una investigación del FBI y del Departamento de Justicia de Estados Unidos acababa de destapar el escandaloso FIFAGate.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó de cohecho, fraude y lavado de dinero vinculados con la venta de derechos de transmisión, marketing y patrocinio para América de las competencias organizadas por la FIFA. Se estimaba que el fraude alcanzó los 150 millones de dólares.

La investigación del FBI había comenzado en 2011 con el aporte del dirigente arrepentido Chuck Blazer (miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA y ex secretario general de la Concacaf). En un comienzo fueron 14 los imputados, nueve con cargos de la FIFA y cinco empresarios relacionados con el fútbol.

Lo que recibió Esquivel

Según los fiscales, representantes que trabajaban para Rusia y Catar sobornaron a funcionarios del comité ejecutivo de la FIFA para cambiar votos en la decisión del organismo que rige al fútbol mundial.

Esquivel recibió un total 34 pagos, desde 2009 a 2014, dando la cuantiosa suma de más de 9 millones de dólares.

Luego salió a la luz, que Esquivel cobró dos millones de dólares por derechos de transmisión Copa América 2013. Aseguró un testigo de la fiscalía del Distrito Este de Nueva York.

Sobre el caso de corrupción FIFAgate, el declarante afirmó que la empresa Datisa fue la encargada de pagar las coaimas al ex presidente de la FVF y a los directivos de la Conmebol.

El testigo del gobierno fue Santiago Peña, el contador de Hugo Jinkis y su hijo Mariano Jinkis, dueños de Full Play, una empresa de derechos de transmisión de fútbol.

El castigo

Rafael Esquivel fue suspendido de por vida por la Comisión de Ética Independiente de la FIFA por su vinculación con el escándalo FIFAGate que salió a la luz pública en 2015. El ex presidente de la FVF se declaró culpable de asociación ilícita, delito informático y blanqueo de capitales.

Actualmente algunos involucrados

En 2016, Rafael Esquivel se declaró culpable de complot. Aún espera su sentencia en los Estados Unidos donde se mantiene recluido, precisamente por este tema de corrupción.

Héctor Trujillo, ex secretario del Comité Ejecutivo de la Federación Nacional de Fútbol de Guatemala. Fue sentenciado a ocho meses de prisión y un pago de 415.000 dólares.

El paraguayo Juan Angel Napout, ex presidente de la Conmebol y ex vicepresidente de la FIFA, recibió nueve años de prisión. 

José María Marin, ex presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF). Fue sentenciado a cuatro años de prisión, pero pudo volver a su país porque por ser paciente de riesgo al coronavirus fue liberado.

Luis Chiriboga, ex presidente de la Federación Ecuatoriana, cumplió parte de su condena en su país y luego fue liberado.

Luis Bedoya, ex titular de la Federación de Colombia, admitió los cargos de corrupción y espera sentencia.

Carlos Chávez, ex conductor del fútbol boliviano, había estado preso, pero ya falleció.

Manuel Burga, ex presidente de la Federación Peruana, fue absuelto en 2017.

Figueredo, quien había contratado en 1999 a Passarella como técnico de Uruguay, estuvo con prisión domiciliaria en su país hasta 2017, y fue embargado en 10 millones de dólares.

De la realidad a la televisión

La plataforma de Streaming Amazon Prime, colgará el 5 de junio de 2020 una serie llamada “El Presidente”. Este trabajo audiovisual contará con ocho episodios en los que explicará lo que si vivió con el escándalo de FIFAGate.

La trama girará en torno a Sergio Jadue, presidente de un club chileno que, conforme avanza la serie, se convierte en un personaje clave para la conspiración de sobornos millonarios de parte de Julio Grondona, en aquel entonces presidente de la Asociación de Futbol Argentino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba