Real Madrid aprovechó el congelamiento del Barcelona y Lionel Messi

Con goles de Karim Benzema y Toni Kroos, el Real Madrid superó 2-1 al FC Barcelona, quien como el argentino Lionel Messi quedaron congelados por el frío que hacía en el estadio y en el plan de Ronald Koeman.

El Real Madrid es el nuevo líder de La Liga, al menos hasta el domingo por la noche, cuando juegue el Atlético de Madrid.

El Clásico fue mucho para el Barça, que en una primera mitad apenas se le vio atacar. Solo les tocaba ser el freno de los golpes del conjunto blanco. Cuando al fin aparecieron en el ámbito ofensivo, el tiempo les fue insuficiente en la segunda parte. El 2-1 no le bastó y se marchó de vacío de Valdebebas, disfrutando el Madrid de una victoria sufrida y con un punto de polémica, con una caída de Braithwaite en el área local a la que no atendió el árbitro, antes de finalizar el encuentro.

El plan de Koeman estuvo escueto, desequilibrado y sin ritmo. No fue sino hasta el ingreso de Antoine Griezmann por Dest. Aunque vieron una mejoría, el daño ya estaba hecho, cosa que Zinedine Zidane si supo manejar. La presencia de Federico Valverde en lugar de Marco Asensio, reforzando el músculo y la velocidad en la zona central para desactivar la idea del Barça. Le funcionó, en la primera mitad, a la perfección.

Un repaso desde el inicio

El duelo comenzó con una salvada de Thibaut Courtois a un centro envenenado de Jordi Alba que buscaba a Dembélé. Pero aquella llegada azulgrana con peligro fue apenas un espejismo ante lo que sufrieron. Apenas cuatro minutos después, sin alcanzarse aún el cuarto de hora, una rápida contra del Real tomó descolocado al lateral zurdo azulgrana. Llegó el balón en la banda a Lucas Vázquez y su centro cerrado lo remató, magnífico en el desmarque y más en la definición, Benzema con el tacón para lograr el primero.

El francés Karim Benzeman anotó el primer gol del «Clásico»

El Barça no esperaba ese gol, pues se creían superiores al iniciar atacando, pero con esa contra letal, los tumbaron al suelo “literalmente”. Aunque se podría decir que de los errores se aprende, volvieron a ser castigados de la misma manera. Llegó el segundo golpe, que arrodilló casi definitivamente a los azulgranas. Una falta forzada por Vinicius la lanzó Kroos, el balón rebotó en la espalda de Dest, despistó a Ter Stegen y se coló por las redes del rival.

El único ataque que pudieron meter miedo los catalanes fue la de ese minuto nueve en el tiempo. Pareciera que el frío era el jugador número 12 del Real Madrid.

¿Messi casi congelado en El Clásico?

Lionel Messi fue observado temblando en los últimos minutos del Real Madrid vs. Barcelona, producto de la intensa lluvia que se registra en el estadio Alfredo Di Stefano y la baja temperatura (10°) que invaden a una de las ciudades más importantes de España.

La imagen se pudo apreciar cuando el juez principal del partido paralizó las acciones para revisar su auricular, siendo Ronald Koeman uno de los que aprovechó el momento para dar algunas indicaciones al atacante del equipo catalán.

De igual manera, el frío no era solo por el clima, pues el argentino sumó otra presentación sin goles en un Clásico.

Lionel Messi no ha marcado y no ha asistido en sus últimos 7 Clásicos ante Real Madrid (5 de Liga y 2 de Copa). No participa directamente en una anotación contra los blancos desde mayo de 2018. En ese momento, Cristiano Ronaldo todavía era el 7 del equipo de Zidane.

El último gol de Messi en el Bernabéu fue en diciembre de 2017, con un tiro de Penal.

Así queda su registro contra los “Merengues”:

– 45 partidos jugados (19 victorias, 11 empates y 15 derrotas).

– 26 goles

– 14 asistencias

– Participó directamente en 40 goles en 45 partidos (42 completos).

Un segundo tiempo que fue muy corto para el Barca

El premio llegó a la hora de partido con el gol de Mingueza, el primero que anota en la temporada. Eso incrementó las esperanzas de un Barça que cada vez más contra el reloj fue a buscar la igualada con determinación, con convencimiento, pero el Madrid también se supo defender.

Koeman intentó ganarle el juego estratégico a Zidane con las entradas de Sergi Roberto, Ilaix primero, Trincao y Braithwaite, pero el equipo blanco resistió con todo y contra todo. Mendy fue parte importante para los locales. Pensaron que había cometido una falta de penal en el minuto 90’, pero el árbitro no pitó, ni porque los azulgranas protestaran.

Lionel Messi opacado en El Clásico

El último esfuerzo no le bastó al Barça, atacaron con furia y de todas las maneras, incluso con un remate de Ilaix al travesaño en el último suspiro. El Madrid ganó y es dueño de la cima, al menos por un día.

¿Los más valiosos del Clásico?

Valverde: Una pieza fundamental en el primer gol del Madrid. Rompió líneas con su arrancada por dentro y habilitó a Lucas Vásquez, que luego del centro el taconazo de Benzema hizo el resto. Su despliegue en el medio campo, sus constantes coberturas en el bando derecho para frenar a Alba, fueron el cemento desde el que el Madrid construyó una primera parte casi perfecta.

Kroos: estupendo primer tiempo, en el que demostró que no necesita tener muchísimo balón para dominar un duelo. Le bastó con unas pocas conexiones desde las que lanzar los latigazos del Madrid al contragolpe. Se llevó además el precio del gol con el 2-0 de falta directa, con ayuda de Dest y Alba, que tocaron el balón y despistaron a Ter Stegen. Se fue en el 72′, dejando el sitio a Isco.

Benzema: genialidad para marcar el 1-0 de tacón con el pase de Lucas; antes ya había dejado un par de arrancadas muy fuertes que amenazaban al Barcelona. No remató mucho más por la falta de tino de Vinicius para encontrarle en los metros finales. Pero su trabajo fue impecable durante los 72 minutos que jugó. Se fue para dejar el sitio a Mariano.

Vinicius: un peligro constante para el Barcelona al contragolpe, en el primer tiempo protagonizó dos salidas de mucho peso: primero sacó la amarilla para Mingueza, luego para Araújo. En el primer caso, Benzema lanzó la falta directa muy alta; en el segundo, Kroos la embocó en la red, con ayuda de Dest y Alba. En la segunda mitad se presentó un par de veces en los metros finales y eligió mal, muy influido por el cansancio. Zidane le retiró en el 72’, pensando en Anfield.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba