¿Qué dice la ciencia sobre el histórico gol de Roberto Carlos a Francia?

Si hay un gol en la historia del fútbol internacional que ha trascendido a lo largo de los años, es sin duda, aquel que Roberto Carlos anotó con la selección de Brasil en un amistoso frente a Francia (1-1). El hecho ocurrió un 3 de junio de 1997 y todavía, más de dos décadas después, sigue siendo uno de los más increíbles del balompié mundial.

Por eso, es prácticamente imposible que no hayas visto este gol en algún momento. Sin embargo, aprovecharemos el cumpleaños número 48 del lateral brasileño, para recordar este fantástico cobro, que desató la polémica científica. Tanto así, que muchos expertos intentaron buscarle una explicación a lo que había sucedido.

En la jugada, Romario recibe una falta a diez metros de distancia después de haber pasado la media cancha. La misma fue justamente en el centro del campo, aunque inclinada un poco a la izquierda del guardameta Fabien Barthez. Con 22 minutos en el cronómetro, Roberto Carlos, quien fue habitual ejecutor de este tipo de tiros libres y quien tenía una portentosa técnica en los remates, acomoda la pelota y toma una larga distancia hacia atrás.

Entre los treinta y cinco metros de diferencia del punto de la falta y el arco, la barrera y la presencia en el arco de un gran portero, era muy compleja la posibilidad de hacer ese gol. Sin embargo se logró.

¿Cómo? Con una fórmula mágica. Ante el cobro del lateral ex Real Madrid, la esférica hizo una curva que en principio fue inexplicable, pero esquivó a todos los rivales presentes y antes de llegar al arco, se incrustó a un costado de Fabien Barthez, quien se quedó totalmente paralizado porque pensó que el balón había salido fuera.

¿Alguna explicación científica?

Hoy día, este tipo de goles pudiesen ser más frecuentes gracias a diversos estudios científicos en el deporte que facilitan las técnicas de pegada para que la esférica tome efectos similares al que Roberto Carlos sacudió las redes en 1997.


También te puede interesar leer:


No obstante, ninguna curva, efecto o ‘comba’ como también se le conoce, ha sido tan pronunciada. Es por tal motivo que, en la década pasada, la Revista Física conocida también como “New Journal of Physics”, explicó mediante una ecuación lo que sucedió.

El verdadero truco, según ellos, está en el giro sobre sí misma que tenga el balón y la distancia. Por ello, en su momento mediante un artículo de la BBC, destacaron que este gol podría repetirse “si la pelota recibiera un golpe lo suficientemente fuerte, gira sobre sí misma y –lo más importante– a una distancia suficiente del arco”, dice el estudio.

Ante la falta de explicación en su momento, fueron múltiples las descripciones que se le hicieron a este gol. Muchos, por ejemplo, creían que Roberto Carlos había vencido a la física, algo muy complejo, ya que en teoría todo tiene una explicación. Así lo destacó el director de la investigación, Christophe Clanet.

“Hemos mostrado que el rumbo de una esfera que gira sobre sí misma es una espiral”. Es decir, el tiro libre cobrado por el lateral brasileño recibió el golpe en el lugar idóneo para que la pelota girara en sí, formando la pronunciada curvatura, que se pudo observar con mayor precisión gracias a la distancia que existía entre el lugar del impacto y el destino final.

Para demostrarlo, el estudio que realizaron se llevó a cabo en una simulación del mismo bajo el agua. Esto, según explicó la BBC, permitió eliminar aquellos efectos de turbulencias en el aire e incluso el impacto de la fuerza de gravedad.

“En una cancha de fútbol veremos algo parecido al espiral ideal, pero no se notará la influencia de la gravedad. Sin embargo, con un golpe lo suficientemente fuerte como el de Roberto Carlos, esta influencia se minimizará. Pero si la distancia no es suficiente, sólo puede verse la primera parte de la curva”, explicó Clanet.

Ahora, más de veinte años más tarde, ya sabes que aquel histórico gol si tiene una explicación. En alguna entrevista del brasileño, campeón del mundo en el año 2002, y reseñada por la web El Comercio, Roberto Carlos destacó:

“Aún me siguen preguntando acerca del gol y cómo lo anoté. La gente ha tratado de analizarlo, pero no hay explicación. No debió tener tal viro, pero sabía que iba a entrar”.

Roberto Carlos actualmente

Tras retirarse como jugador activo en una carrera determinante que duró más de dos décadas, Roberto Carlos buscó la forma de continuar ligado al fútbol internacional. Por ello, sacó su licencia de entrenador.

Sin embargo, a diferencia de su etapa como jugador, las cosas en el banquillo no fueron de la mejor manera. Entre el 2012 y 2015, estuvo en cinco equipos, siendo el primero de ellos el Anzhi Makhachkala de Rusia. Posteriormente, pasó a Turquía con el Sivasspor, en la temporada 2013-2014.

Pero luego en 2015, tambaleó en tres clubes. En Turquía fichó por el Akhisar Belediyespor, de ahí pasó al Al-arabi de Qatar y por último estuvo como entrenador de Delhi Dynamos, en La India.

Desde entonces, se ha dado un descanso de las estrategias dentro del campo para pasar a las oficinas, pero de uno de los equipos más importantes de su carrera y donde se cansó de ganar trofeos: Real Madrid. Aquí cumple la función de Director de Relaciones Institucionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba