Sao Paulo no olvida a Kaká en su Once Inicial del Siglo XXI

Es posible que nadie pueda olvidar el nombre de Kaká, cuando preguntan sobre futbolistas brasileños. Por ende, el Sao Paulo de la Serie A de Brasil no dejó por fuera a su super estrella, que defendió sus colores en la época de juvenil y luego, en 2014.

Ricardo Izecson dos Santos Leite comenzó jugando en equipos locales. A los ocho años ingresó a una escuela en São Paulo y luego probó para jugar en la Serie B del Rimini Calcio Football Club. Su gran desempeño hizo que a los quince años firmara un contrato en el equipo juvenil de São Paulo. Allí disputó la Copa juvenil de Gloria: anotó 12 goles en 27 partidos.

Lo anterior hizo que atrajera la atención de varios clubes europeos porque para ese momento el jugador ya tenía cierta experiencia al haber jugado con el São Paulo 58 partidos. Fue cedido por un tiempo al AC Milan. Desde sus inicios ha sido reconocido por su efectividad y su inteligencia para jugar.

Con mucho talento

En 2002 formó parte de la selección brasileña que ganó la Copa del Mundo celebrada en Japón y la República de Corea. Esto borró cualquier duda de que sería una proeza, que cualquier conjunto de Europa quisiera tener.

En 2003 fue fichado por el Milan AC. En su primera temporada, Kaká fue uno de los referentes en ataque; marcó 10 goles y su equipo ganó la Liga italiana y la Supercopa de Europa. En los siguientes años se consolidó como pieza clave, sobre todo tras la marcha del ucraniano Andriy Shevchenko en 2006, aunque los resultados del equipo no fueron muy brillantes.

En 2007 volvió a conseguir títulos importantes con el Milan AC. Ganó la Liga de Campeones, la Supercopa de Europa y acabó el año obteniendo el Campeonato del Mundo de Clubes. A nivel individual, su actuación fue premiada con el Balón de Oro de la revista France Football; poco antes había sido designado también mejor jugador del mundo por la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA).

Su paso por el Sao Paulo siempre presente

De Kaká explican que pasó de ser un jugador querido por la afición del club tricolor a ser un ídolo admirado y reconocido por los torcedores tras salir en 2002 y regresar en 2014 tras haber jugado en el Milán, Real Madrid y Orlando City.

Su proyección mundial hizo del centrocampista uno de los jugadores de la cantera más importantes de este siglo para el Sao Paulo, aunque apenas ganó con el conjunto brasileño el Torneo Rio-Sao Paulo y el Supercampeonato Paulista, el ganar el Mundial de 2002 y el Balón de Oro de 2007, su regreso a casa le convirtió en un crack del equipo tricolor.

Por esa razón el equipo decidió colocarlo en el Once Ideal del Siglo XXI, sin posibilidad de dejarlo por fuera.

La web de deportes Globoesporte decidió realizar un once con los mejores jugadores de la cantera del equipo tricolor en el que Kaká lo comanda, junto a otras figuras que continúan jugando.

Lucas Perri como portero; Rodrigo Caio, Breno y Fabio Santos acompañando a Militao en la zaga; Hernanes y Óscar acompañan a Casemiro y Kaká en el centro del campo, con Lucas Moura y David Neres como referencias ofensivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba