Simeone y el Barcelona: Dos noticias deprimentes para el fútbol español

Aunque el Real Madrid sufrió la derrota y eliminación la semana pasada en la Liga de Campeones. Este jueves y viernes, el fútbol español se quedó sin palabras ante el desplome de Diego Simeone con el Atlético de Madrid y la humillación del FC Barcelona, respectivamente.

Una vez más, la Champions League le vuelve a ser esquiva al Atlético de Madrid de Diego Simeone. A pesar de consolidarse como uno de los grandes equipos protagonistas del fútbol europeo, poder conquistar la Orejona es una deuda pendiente del equipo que llegó a la final en 2014 y 2016, pero perdió en ambas oportunidades con Real Madrid.

Esta vez, en el «Final 8» que se juega en Lisboa, Portugal, perdió 2-1 en cuartos de final con Leipzig de Alemania, la gran revelación del torneo que avanzó por primera vez a semifinales. Y la sorpresiva caída ante el conjunto germano encendió fuertes críticas para el entrenador argentino.

Simeone aceptó la derrota: «Dimos todo. Hubiera sido más lindo seguir, pero nos vamos justamente». Sin embargo, la prensa española lo criticó al no poder hacer nada contra el rival.

«El equipo de Simeone fue inferior a su rival y no demostró su condición de favorito. Sensación de oportunidad perdida», fue parte del titular en el Diario Marca.

En otro texto, Marca considera: «la realidad es que el golpe recibido es brutal. De los mayores del cholismo. Lo del Leipzig pasa a formar parte de la galería de horrores del cholismo. Un palo que no se olvidará».

También el diario AS cargó las tintas sobre el técnico argentino, en una columna de Alfredo Relaño que expresa: «Chasco tremendo del Atleti en Lisboa, de donde vuelve el Cholo con un lamparón en su traje. El equipo que puso de salida no se entiende».

¿Será el fin del Cholo en el Atlético?

«Ganaron los duelos. Ganaron en faltas. Ganaron en entender bien el partido. Nos costó insertarnos en el juego. Quizás en el momento del 2-1, después del 1-1 nuestro, era donde el partido estaba más calmado. Había pasado esa fase donde ellos estaban mejor y apareció el segundo gol de un partido que no pudimos jugar como queríamos», declaró Simeone. «Estoy convencido de que dimos todo lo que teníamos. Llegamos hasta cuartos. Hubiera sido más lindo seguir. Nos vamos justamente ante un rival que hay que felicitarlo».

Sin embargo, queda la huella incesante de no poder alzar campeonatos. Para Atlético, es el cierre de una temporada sin títulos: perdió la final de la Supecopa de España con Real Madrid por penales, fue eliminado en 16vos de final de la Copa del Rey ante el humilde Cultural Leonesa, quedó tercero en la Liga (clasificó a etapa de grupos de la próxima Champions League) y fue eliminado por Leipzig en cuartos de final de una atípica Champions.

Simeone es un perdedor en circunstancias desesperadas. Su falta de conquistas está causando que su estadía en el club colchonero se acorte. A tiempo completo, se paró en la línea de banda, flácido e inexpresivo, mientras sus jugadores caían al suelo. El tiempo se acaba, él lo sabrá.

Humillación al conjunto culé

El Bayern Munich pasó por encima del Barcelona con contundencia: lo goleó 8-2 y clasificó a semifinales de la Liga de Campeones. Sí, un total de ocho veces, los blaugranas vieron caer las dianas en su red.

https://twitter.com/zubbex/status/1294349651538321411?s=20

El número 8 es la mayor cantidad de goles marcados por un equipo en un partido de cuartos de final de la UEFA Champions League. Lo que hizo al Bayern un equipo único en su especie.

El futuro de Quique Setién al mando del club catalán podría estar sellado: tras una mala campaña en Liga y Copa del Rey, la salida de Champions lo deja en la cuerda floja tras siete meses en el banquillo.

El Barcelona cierra una temporada atípica, por la pandemia y por quedar con las manos vacías. Pero aún más, por ser triturado por un equipo muy difícil de parar.

Lo mejor para el cuadro culé fue terminar la temporada, pues al haber comenzado un año terrible, solo quedaban malas noticias en el camino. Si el Bayern no era el encargado de hacérselo saber, pues fácilmente cualquier otro club como el PSG o Manchester City lo harían.

El mismo Lionel Messi sabe lo mal que ha jugado el Barcelona en el 2020 y su cara es muestra de ello.

Lionel Messi se lamenta la eliminación del FC Barcelona ante el Bayern en cuartos de Final de la Champions League / Foto AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba