UEFA amenaza al que le tenga miedo al coronavirus

La UEFA mostró los colmillos. Lo hizo directamente, sin la política que caracteriza a las instituciones de este tipo. A pesar de la incertidumbre ligada a la pandemia de coronavirus, la instancia europea del fútbol pone sobre aviso a las ligas tentadas de interrumpir definitivamente sus campeonatos por la cepa, con una amenaza.

Es un mensaje teledirigido a Bélgica, donde temen al COVID-19 y desean finalizar la temporada. Están a una aprobación de darle el título al Brujas y definir con otros sistemas los clasificados a las copas y los descendidos.

«Creemos que toda decisión de abandonar las competiciones domésticas en este momento es prematura y no justificada». Es la opinión de Aleksander Ceferin, el presidente de la UEFA. Los comentarios del director están respaldados por sus homólogos de la Asociación Europea de Clubes (ECA), Andrea Agnelli, y del de la Asociación de ligas europeas (EL), Lars-Christer Olsson.

En un correo dirigido el jueves a las federaciones, ligas y clubes del continente europeo, de la que la AFP obtuvo una copia, los tres dirigentes dan un golpe sobre la mesa. ¿El objetivo? Desalentar a aquellos tentados de finiquitar definitivamente su campeonato doméstico ante la crisis sanitaria.

Desde los despachos de la institución europea, en Bélgica tiene una posición contraria al resto del continente. La mayoría de las ligas comparten la misión de «asegurar las competiciones lleven a su término sea alcanzado».

Cancelar las competiciones debe ser «el último recurso», insiste la confederación europea en su carta.

UEFA considera dejar sin boleto a Europa

Ceferin fue más lejos. Dejó entrever que fnalizar los campeonatos puede provocar la pérdida de la clasificación a la Liga de Campeones y la Europa League.

«La participación en las competiciones de la UEFA está determinada por el resultado deportivo que se tiene al final de cada competición doméstica completa, ya que una interrupción prematura deja dudas sobre la consecución de esta condición. La UEFA se reserva el derecho de evaluar la legitimidad (de esos clubes) para participar en las competiciones de la UEFA en 2020-2021», escribe.

La amenaza de excluir de la Champions y de la Europa League a los clubes cuyos campeonatos se hayan dado por finalizados está sobre la mesa.

Y pesa como una espada de Damocles sobre el Brujas, líder antes de la suspensión del campeonato, y clasificado virtualmente para la próxima Liga de Campeones.

Las instancias del fútbol belga, reunidas el viernes con la UEFA, no han bajado por el momento la cabeza.

En un comunicado común, la Pro League y la Federation (KBVB) indican «protestar todo planteamiento que obligue a una liga a continuar su competición en el estado actual de la crisis sanitaria bajo pena de no poder participar en competiciones europeas la próxima temporada».

¿La UEFA confía en convencer a los belgas de cambiar su postura antes del 15 de abril. En esa fecha es la asamblea general que debe aprobar la interrupción definitiva del campeonato? ¿O avisa en previsión de que la rebelión se extienda?

En todos los casos, la UEFA se mostró abierta a situar en julio y agosto el final de sus competiciones europeas. Todo con la misión de permitir la finalización de los campeonatos, prueba de la importancia que concede a su finalización.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba