La Vinotinto tiene deudas defensivas que resolver previo a Uruguay

El próximo martes 8 de junio, la Vinotinto volverá al estadio Olímpico de la UCV después de seis meses de ausencia por Eliminatorias. Esta vez con la intención de sacarle tres puntos a Uruguay como parte de la fecha 8 del premundial que divide los cupos a Qatar 2022.

Sin embargo, tras lo mostrado ante Bolivia el pasado jueves 3 de junio, tiene muchas cosas que corregir. Aspectos que volvieron a aparecer y que van más allá de jugar o no en la altura. Errores comunes que se le ha hecho complejo corregir al estratega José Peseiro.

Y ahora es más complicado que hace unas semanas atrás cuando el equipo se preparaba en Caracas para esta doble fecha. El cansancio, producto del desgaste lógico ante La Verde, sumado a las bajas considerables de jugadores determinantes, hace que las opciones de reduzcan y los inventos queden para después.

La Vinotinto está obligada a ganar para volver a meterse en la pelea y no alejarse tanto del grupo. Cabe destacar que, hasta la fecha, Brasil es el líder de la clasificación con 13 puntos, seguido por Argentina y Ecuador 10. Pero en el cuarto puesto hay un triple empate entre Paraguay, Uruguay y Colombia. Entre la sexta y la novena casilla (dónde está Venezuela), la diferencia es solo de cuatro puntos.

Cómo es costumbre, las Eliminatorias Conmebol son muy cerradas y esto hace que cualquier resultado cambie el orden rápidamente. Pero, más allá de los tres puntos que debe asegurar el estratega portugués en casa, las correcciones en defensa serán fundamentales para lograr el triunfo ante un rival complejo como la celeste.

El juego aéreo: un daño letal

Antiguamente, en la última década y potenciado por César Farías, el juego aéreo era una de las principales de la Vinotinto. Esto continuó durante varios años más tarde, con jugadores de altura que resultaba un aspecto fundamental, tanto en defensa como en ataque.

Pero esto ya no es así para mala fortuna de José Peseiro. Incluso teniendo futbolistas que sobrepasan el metro noventa de estatura y otros cercanos a ello. Más que un punto favorable para sacarle provecho al próximo reto de los criollos, parece uno de los principales aspectos que podría complicar el arco venezolano.

Cabe destacar que Bolivia supo hacer mucho daño a Venezuela desde este aspecto. Dos de los tres goles llegaron por esa vía. Además, el primer tanto de Marcelo Martíns Moreno llegó a través de un centro en la zona venezolana que nadie pudo despejar y terminó aprovechándolo el experimentado ariete.

Bolivia Vinotinto Eliminatorias
Marcelo Martins Moreno hizo daño a Venezuela. / Prensa FBF

Ahora, con Uruguay estoy podría ser un factor muy peligroso. El juego aéreo de los charrúas siempre ha estado entre los mejores del continente, teniendo incluso a buenos zagueros que van al ataque en pelotas paradas y acostumbran a hacer goles de esta manera. Con Luis Suárez, el delantero del Atlético Madrid, también se debe tener sumo cuidado.

Para el cotejo entre Venezuela y Uruguay, los criollos no solamente tendrán que plantear el esquema defensivo con la conocida baja de Yordan Osorio sino que tampoco estará Wilker Ángel, quien fue titular en La Paz y recibió tarjeta amarilla.

Entre las opciones para cubrir ese espacio está Mikel Villanueva y Nahuel Ferraresi, al igual que las alternativas de Rolf Feltscher y Luis Mago, quienes también cubren los laterales, aunque ninguno ha sido utilizado como central por José Peseiro.

El lateral izquierdo y el juego a las espaldas de la Vinotinto

Así como tampoco han podido hacerse fuertes por arriba, el costado izquierdo del campo sigue siendo un dolor de cabeza. Esté quien esté en la marcación. El estratega portugués, desde su llegada, ha alternado entre Roberto Rosales, Ronald Hernández, Rolf Feltscher, Luis Mago y en el último partido, Mikel Villanueva.

Pero ese lado en el combinado Vinotinto parece no encontrar un referente cómodo. Hasta ahora sigue siendo un signo de interrogación en el esquema de José Peseiro y por el que podría estar atacando Uruguay, para generar peligro constante.

Por otro lado, el juego a las espaldas de los defensores venezolanos y su lenta reacción, dejan más dudas que certezas. Esto no solamente ocurrió ante Bolivia, pudiendo ser la altura uno de los principales factores. Sucedió ante Chile en casa, llegando así el único gol de La Roja en aquel encuentro de noviembre de 2020. También ante Colombia, Brasil y Paraguay.

Este ha sido un error recurrente que, en el tiempo trabajado, no ha podido corregir el nuevo cuerpo técnico ni los jugadores. Tomando en cuenta que casi todos los mismos futbolistas han sido los convocados entre los cinco partidos. De no corregir estos tres aspectos, considerando uno de ellos la solidez defensiva del jugador elegido para estar en el carril izquierdo, la Vinotinto podrá pasar una tarde amarga en el estadio Olímpico de la UCV.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba