El día que Venezuela amaneció teñida de Vinotinto

Hay partidos que jamás se olvidan y el Uruguay – Venezuela de las semifinales del Mundial sub-20 en 2017 es uno de esos. Este día se concretó la primera clasificación de un equipo de fútbol venezolano partido más importante de un torneo FIFA: la final.

Todo bajo un contexto único, forzando la prórroga a última hora y con grandes actuaciones individuales que dieron vida a un gran juego colectivo. Ese día, un jueves 8 de junio el amanecer fue mucho más bonito en Venezuela.

En medio de un complejo momento nacional, todos los ciudadanos, fanáticos del fútbol o no, se involucraron ampliamente con la historia deportiva del país. El partido, iniciado en horas de la madrugada, retrasó a todos y los que no, estaban atentos a las transmisiones de radio en las emisoras respectivas que lo pasaban.


También te puede interesar leer:


Nicolás de la Cruz, rival de la Vinotinto sub-20 desde el Sudamericano unos meses atrás, fue el encargado de abrir el marcador. Lo hizo desde el punto penal y era el primero que recibía el combinado criollo dentro del tiempo reglamentario en seis encuentros. Por lo tanto era algo diferente a lo que había sucedido con anterioridad.

Aún, con esta situación en contra, los nacionales no se dieron por vencidos y buscaron el empate. La gente, expectante ante el transcurrir del reloj, comenzaba a angustiarse sin saber que el tiempo en el fútbol, así como en la vida, es perfecto. Todo llega en el momento indicado y esto ocurrió con Samuel Sosa, jugador que entró al plantel como un refuerzo al ser una categoría por debajo, pero que se convirtió en el héroe de aquella tarde coreana y madrugada venezolana.

Con un zapatazo al ángulo derecho del portero Santiago Mele, extendió el partido a la prórroga. Por eso, básicamente, el retraso y las colas en varias ciudades de Venezuela. Al menos en Caracas fue así. Pero todo valió la pena. La felicidad fue indescriptible el resto de las horas, aunque el mundo se estuviese cayendo.

Vinotinto sub-20
Celebración del gol. / El Nacional.

Wuilker Faríñez y su consolidación

Durante el torneo sub 20, el arco en cero tenía un solo protagonista: Wuilker Faríñez. El arquero caraqueño fue fundamental para que los partidos se pudieran ganar. Los delanteros y jugadores ofensivos se encargaban de hacer goles, los volantes de la distribución y corte. La defensa tapaba espacios y protegía la zona de peligro. Todos hacían su trabajo.

Sin embargo, Faríñez resultaba ser la última muralla antes de que la pelota cruzara la línea de fondo. El actual futbolista del Rens de Francia, era imbatible. No había forma de pasarlo, siempre había un pie o una mano que terminaba rozando el balón para desviarlo de la arquería y de esta manera, motivar a los suyos, incluso en los partidos más complejos.

Esto no solo se confirmó en los escenarios anteriormente dichos, sino también en un momento más complejo para la Vinotinto sub-20. Luego del golazo de Sosa que mandaba las acciones al tiempo extra, el joven portero oriundo de Catia, fue protagonista en la tanda de penales. En total, detuvo dos penales. El primero de ellos a José Luis Rodríguez, segundo en el orden de cobradores. Además, tuvo revancha ante Nicolás De La Cruz, autor del gol al inicio del segundo tiempo, desde la pena máxima.

Vinotinto sub-20
Wuilker Fariñez y Dudamel. / Prensa FVF

Así, llevó a la Vinotinto sub-20 a su primer partido final. Dándole una alegría increíble al país. El estruendo, que superó los gritos de celebración del gol del tiro libre, decían mucho sin tener tantas palabras. El deporte, nuevamente, sacaba la cara por el país.

Generación mundialista sub 20 continúa en la órbita selección

Para ambos países, la generación que disputó aquel mundial resultó importante para poder complementar la selección absoluta. En la Vinotinto, por ejemplo, han pasado una gran cantidad de futbolistas mundialistas 2017 y muchos de ellos se quedaron con el puesto titular.

Más allá de la actualidad, los principales referentes de este grupo que terminaron consolidándose en la plantilla principal fueron Wuilker Faríñez y Yangel Herrera. Además, Yeferson Soteldo también ha estado presente, siendo incluso uno de los jugadores venezolanos en el exterior con mejor presente.

Asimismo, otras figuras de la sub-20 como Adalberto Peñaranda, Sergio Córdova, Ronald Hernández y Nahuel Ferraresi y Joel Graterol también han representado al combinado nacional mayor. Por otra parte, futbolistas como José Rafael Hernández o Ronaldo Lucena no han contado con mayores oportunidades, pero si han estado.

Por otro lado, en Uruguay ocurrió algo similar. Al menos para esta doble fecha FIFA de junio, se encuentran varios que jugaron ante la Vinotinto sub-20 en las semifinales de Corea del Sur en 2017. Tales como: Matías Viña, Federico Valverde o Nicolás De La Cruz.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba