Apistos y su jinete, coronaron sus historias en el Bolívar

El caballo Apistos y su jinete Wilfred Vásquez, de apenas 17 años, registraron sus nombres en el extenso, pero emblemático historial del Clásico Simón Bolívar que se llevó a cabo el domingo 20 de este mes en la arena del Hipódromo La Rinconada.

Cierre por todo lo alto. Apistos retó al triplecoronado Raffsttar y en los 200 metros finales de la carrera, le quitó el sueño de convertirse, oficialmente, en el primer caballo en conseguir la Cuádruple Corona en el hipismo venezolano.

Apistos, de mal genio, pero de un gran corazón; dejó tiempo de 153” exactos para el recorrido de 2.400 metros, situándose en el segundo caballo de cinco años en ganar el Clásico Simón Bolívar.

Gracias a la decisión de Antonio Álvarez, al frente del INH, el magno evento fue abierto para ejemplares de tres y más años. Prenupcial lo ganó en 1961 que fue abierto en esa ocasión, y ahora, Apistos.

El ejemplar vencedor del Bolívar, contó con el entrenamiento y la paciencia de Fernando Parilli, y para las sedas del stud del abogado zuliano Hugo Albarrán, quien en el 2000 se anotó el Bolívar con My Own Business en sociedad con Roco Sebastiani.

Apistos y Wilfred Vásquez lograron la victoria en la carrera más esperada del año del hipismo venezolano.

Apistos, entre lesiones y mal temperamento

De nuevo, vale refrescar la historia de este caballo. En diciembre de 2018 fue intervenido quirúrgicamente por el médico veterinario Carlos Larrazábal.

Presentó una lesión en el flexor digital superficial en su tercio medio del miembro anterior izquierdo. Estaba en juego su carrera pistera. Le sacaron células madres de su esternón para salvarle los tendones.

“Es otra gran satisfacción en mi carrera como médico veterinario. Felicitaciones a sus conexiones”, expresó el médico veterinario Carlos Larrazábal.

Un caballo de mal genio, difícil de manejar en la cuadra y que, a lo criollo, manda sobre él. Pero, en carrera se transforma y triunfa como lo hizo en el Clásico Simón Bolívar.


Lee también:


Apistos, nació en el orgulloso Haras Oropal. Descendiente de semental Deliberately (A.P. Indy) en la yegua madre Ligia Elena por Solitary Vision.

Apenas ha corrido 10 veces para 6 victorias, de las cuales 5 han sido selectivas.

Comenzamos con los clásicos: Cría Nacional (G1), José María Vargas (G2) y ahora el Simón Bolívar (Grado 1). Y en el renglón de las copas: Taconeo y Vittorio Catanese.

Wilfred Vásquez, de una caída a la consagración

Para incrustar esta historia. Wilfred Vásquez, el jinete de Apistos, un día antes rodó aparatosamente de la yegua Cappadocia, específicamente en la séptima carrera sabatina.

Su rostro lo pegó de la arena, pero fue rápidamente atendido por los paramédicos del INH. Lo que podría ser una caída con graves consecuencias, gracias a Dios no le pasó nada.

La historia estaba por escribirse. Un día después selló su nombre en el Clásico Simón Bolívar y con escasamente 17 años de edad.

Wilfred Vásquez recibe su premio, de Antonio Álvarez / INH

“Wilfred Vásquez emula a Adone Bellardi y Pedro Monterrey ganando el Simón Bolívar como aprendiz y con sus 17 años es el jinete más joven en ganar este clásico”, informó el periodista, historiador y pronosticador, José Luis D’Angelo.

“Adone Bellardi primer aprendiz tenía 18 años cuando lo logró con Vivo en 1968. Y Gustavo Ávila, 19 años con Senegal en 1957”, acotó.

“Gracias a Dios por esta importante victoria es un sueño para mí, tan solo participar ya me sentía muy emocionado y agradecido con el señor Antonio Álvarez que hace este espectáculo hípico posible. De igual forma el equipo de cuadra y al campeón Apistos”, dijo la nueva estrella de la fusta.

Tenemos que reconocer y enaltecer las actuaciones de Raffsttar y Aikon, dos grandes caballos que seguramente brindarán gran espectáculo en 2021, a la par de Apistos.

La otra cara de la moneda: Franklin González Jr.

“Carreras que te dejan enseñanzas una mala partida cambia todo, pero sé que mi conducción con Aikon fue excelente a pesar de la mala partida. Felicito a Wilfred Vásquez por ganar unos de los mejores clásicos, espectacular jinete aprendiz”, publicó en su cuenta en Twitter Franklin González Jr.

Aikon, se fue de manos en la partida y retardó. Sin embargo, descontó terreno para atropellar y arriba en la tercera posición en gran carrera.

El Clásico Simón Bolívar, en el marco de la Gala Hípica 2020, cierra este año la temporada del hipismo en Venezuela. Gran esfuerzo de las autoridades y trabajadores del INH, y de todos los gremios que hacen vida en la pasión de todos los venezolanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba