Cindy Carrero anhela correr el Derby de las Flores

Cindy Paola Carrero Adams quiere montar en el derby de las flores, el mismísimo Kentucky Derby. Sus metas son más grandes que su 1.53 de estatura; total, para montar caballos tampoco tiene que ser alta. Para llegar lejos sí debe tener ambición.

Su familia la llama “Pao”. Su primer apellido, Carrero, no lo usa mucho, es la herencia de un padre que nunca tuvo. Así que quedaría el Cindy Adams, un nombre como de artista o escritora. Pero no, no escribe libros ni actúa, monta caballos. Es una de las contadas jocketas que hace campaña pistera en La Rinconada pero su techo le lleva más allá de las fronteras.

Morena, pelirroja, de fino hablar, pronuncia casi todas las eses al final de las palabras. Tiene algunas mañas al correr como comer chupetas entre cada carrera. Cindy Carrero Adams forma parte de una pequeña camada de mujeres que decidieron abrirse paso en un mundo con dominio casi exclusivo de hombres.

“Fue difícil al principio comenzar mi carrera porque pocos en mi familia creyeron en mí. Me gustaban los caballos porque mi tío trabajaba como capataz en una caballeriza en La Rinconada. Me terminé animando a prepararme porque cada vez que veía una carrera me daba escalofríos”, cuenta.

A los 26 años Cindy no pudo ver a Juan Vicente Tovar, José Leonardo Verenzuela, Douglas Valiente, Ángel Francisco Parra y muchos otros; al menos no en vivo. Tampoco tiene una jocketa que le sirva de inspiración, pero tiene en la leyenda Eibar Coa a una especie de guía.

Primer intento: Perú

Se fue en avión, contraria a la mayoría de los migrantes, pero llegó en la misma condición: sin papeles. Su aspiración era entrar en la Escuela de Jockey’s Jorge Bernardini Yori, una prestigiosa institución en donde las cosas no salieron tan bien.

“No querían dejarme entrar por no tener papeles. Al final me permitieron ingresar como oyente, pero tenía dos años y no podía montar”, relata.

Cindy Carrero Adams descubrió su amor por los caballos cuando iba con su tío, que fue caballerizo, a La Rinconada / Foto: Cindy Carrero

Esos años fueron duros y requirieron de sacrificios. “Al llegar tuve que dormir dos semanas en un establo hasta que pude rentar una habitación”. Precisamente quien le permite quedarse allí tenía caballos en La Rinconada.

Fue entonces cuando recibió la llamada de una leyenda, inesperada pero salvadora. Eibar Coa le echó una mano para conseguirle un cupo en la Academia Técnica de Formación de Jinetes Laffit Pincay Jr., comenzaría una nueva experiencia pistera en el hipódromo Presidente Remón de Panamá.

Eibar Coa: El salvador

La leyenda Eibar Coa Monteverde forma parte de una generación ganadora de jinetes venezolanos. Su carrera en Estados Unidos habla por sí sola. Cuatro mil triunfos, líder en estadísticas en Aqueduct y Belmont Park. Fue líder de jinetes en los hipódromos de Florida y en 2006 montó a Eye of The Tiger en el Derby de Kentucky, ocupando el cuarto puesto.

Precisamente ese Derby es el que sueña montar Cindy, ahora Eibar Coa es una especie de padrino.

“Tuve la dicha de que me presentaron a Eibar cuando tenía 18 años y entablamos amistad. De hecho, cuando tuve mi primer accidente en Perú donde me rompí el brazo él me aconsejó. Me dijo que eso iba a ser así, que correría peligro al montar caballos porque me podía caer”.

No es para menos, Eibar Coa sabe muy bien lo que significan los riesgos de esa profesión. En 2011 se fracturó la vértebra C-4 luego que la yegua Precious Lady rodó delante de Lady Chasterfield, montada por el venezolano, lo que produjo el accidente.

La jocketa lo vivió un par de veces. En Perú estuvo seis meses de reposo al fracturarse los brazos y una pierna. En Panamá se lesionó la columna, además de los brazos y otra pierna, en una carrera donde cayó junto al ejemplar.

Se graduó de jinete en Panamá en 2018, un mes después llegó su primera victoria. “Fue en una carrera de 1300 metros en el Presidente Remón. Recuerdo que gané montando el caballo Lo Descubrieron”.

En Panamá, los medios reseñaron la victoria de la venezolana sobre el ejemplar hijo de Killenaule en Old Mother Goose por Skywalker. También recordaron que su triunfo la igualó a otras jinetas panameñas ganadoras de carreras como Úrsula Caballero, Jennifer Espinoza, Rosemary Sánchez, Priscilla Batista, Elizabel Navarro, Rosario del Rosario, Yadilka Rodríguez y Alexandra Jara.

La Rinconada y luego el mundo

Cindy cumple campaña pistera en el óvalo caraqueño de La Rinconada. Antes del parón por la cuarentena, los números le sonreían a la aprendiz. Según el portal Dimensión Hípica, en febrero tenía seis victorias, incluida la de su primer clásico.

El día 8 de febrero montó a Linda Anarita en el clásico Ségula C. Es el inicio del camino que quiere forjarse en carreras estelares hasta llegar al Simón Bolívar, luego desea dar el salto.

La fusta venezolana lideraba la estadística en La Rinconada para el mes de febrero / Foto: Dimensiónhipica.net

“Voy paso a paso. Quiero ganar un Simón Bolívar, luego un Kentucky Derby y una Copa del Mundo de Dubai. Mis sueños son muy grandes, para ellos me estoy preparando”.

Recientemente tomó partido en la jornada hípica por el día de la mujer en España. Cindy Carrero Adams participó junto a otras jocketas de todo el mundo en siete carreras corridas en el madrileño Hipódromo De La Zarzuela.

“Fue una experiencia muy bonita. En el sorteo de las montas no tuve mucha suerte pero hice lo mejor que pude; terminé en el tercer lugar del campeonato”, cuenta.

Por primera vez corrió en pista de grama. Para ello tuvo los consejos de la leyenda Ramón Domínguez. “Eibar Coa me hizo el contacto con Ramón y pudimos hablar. Era la única aprendiz y de paso jamás había montado en una pista de grama. El partidor era más pequeño, sin parafrenos y sin timbre de partida”.

Cada vuelta que le dé al óvalo será una experiencia más. Trabaja por encontrar un estilo propio que le permita llegar lejos. Cada vez que monte abrirá un poco más el camino para las mujeres en terreno dominado por hombres. Entre carrera y carrera seguirá pidiéndole a Dios terminarla sana junto a su caballo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba