El Corsario: 48 años de su guapeza y corona

Este domingo, a las 3:55 de la tarde, se disputará la Copa El Corsario en el Hipódromo La Rinconada, en homenaje al caballo que se convirtió el 16 de julio de 1972 en el segundo triplecoronado en la historia del hipismo venezolano.

Nació en 1969 en el Haras Shangri La, ubicado en Los Teques, Estado Miranda. Descendiente del semental Wa Wa Cy, de Estados Unidos, el cual destacó en la pista con 12 victorias. Real Number, la madre, no tuvo registros de triunfos; pero su padre Pet Bully (abuelo de El Corsario) fue otro purasangre que sobresalió en el Norte con 23 visitas al paddock de vencedores.  

“El Corsario fue un animal sensacional, con un carácter díscolo, que no le permitía correr siempre igual. Sin embargo, se le pudo controlar encaminándolo hacia la gloria. Tiene un sitial de privilegio en la historia de nuestro hipismo”, escribió Gustavo Noguera Bruzual en su libro La Biblia del Hipismo Venezolano.

Este atleta equino contó, en principio, con el entrenamiento de Eduardo Azpúrua Sosa y defendió las sedas del stud El Corsario, de Faro Di Magio.

El periodista José Luis D’Angelo Durán agregó un dato significativo en la historia de El Corsario, y es que el 29 de agosto de 1971 debutó ganando con el jinete José Luis Vargas, pero lamentablemente fue distanciado al tercer lugar. En la siguiente carrera se llevó la 1° victoria oficial con la silla del recordado fusta chileno Balsamino Moreira.

“Hablar de El Corsario es un tema apasionante de la hípica venezolana, no sólo por tratarse del segundo triplecoronado, sino que es uno de los más grandes caballos criollos de todos los tiempos. Desde que debutó se le vio su gran clase. Era un ejemplar de una gran versatilidad que estuvo en primer plano de principio a fin.”, expresó D’Angelo.

Zancadas de El Corsario a la inmortalidad

En 1972 resultó la temporada histórica para el caballo y en la pista del Hipódromo La Rinconada. Fue inscrito en el Clásico José Antonio Páez, el primer peldaño de la Triple Corona Nacional.

Lo condujo Jesús Rodríguez y el cuido de Eduardo Azpúrua Sosa. Ya en los 400 metros finales de la carrera, pasó de viaje por el centro de la pista y galopó por al menos 4 cuerpos el 1° paso de la Triple Corona, registrando 102”1 para los 1.600 metros, una milla.

Luego, en la segunda joya, en el marco del Clásico Ministerio de Agricultura y Cría; saltó a la cancha con el jinete José Luis Vargas. Parecía perdido en los tramos finales de la prueba y ante un Molinero crecido en la punta.

Virgilio Decán, Aly Khan, en su narración de la carrera: “Molinero adelante, el pupilo del Musiú Ziadie está crecido en la punta…mientras tanto Vargas (José Luis) exige a El Corsario y el caballo no le responde…”.

No obstante, cuando restaban apenas 50 metros para la raya, El Corsario sacó la garra y Aly Khan soltó: “domina Molinero la carrera…insiste El Corsario por fuera, volando…pasando…El Corsario y ganooo El Corsario…lo liquidó en los 20 metros finales”, exclamó en su histórica descripción. El tiempo fue de 130”2 para el trayecto de los 2.000 metros.

Se unió a Gradisco

Llegó la carrera esperada: el Clásico República de Venezuela en 2.400 metros. Es el tercer peldaño de la Triple Corona. Nuevamente salió Molinero a tratar de aguarle la fiesta a El Corsario, pero en esta ocasión lo pasó de viaje en la recta final para galopar el evento con registro de 154”2 para la distancia y así igualar la hazaña de Gradisco, el cual se convirtió en el 1° Triplecoronado en la edición de 1960.

“Sin lugar a dudas, un gran caballo. El Corsario igualmente ganó con los jinetes Gustavo Ávila (4 primeros), Balsamino Moreira (3), Ángel Francisco Parra (2), Adone Bellardi y Benito Almarza, un lauro cada uno. Y sus entrenadores fueron Eduardo Azpúrua Sosa, Antonio Bellardi y Vittorio Catanese. La gran parte de su campaña fue con Azpúrua. Con Bellardi hizo cinco carreras y en seis oportunidades con Catanese”, añadió José Luis D’Angelo.   

El Corsario selló campaña de 17 victorias, de las cuales diez fueron selectivas: 9 clásicos y una copa. Participó en 41 competencias, sumando 7 segundos y 5 terceros. En la vitrina, está su triunfo en el 1° Clásico Confraternidad del Caribe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba