Entrenador Rubén Lanz viene en atropellada

Rubén Lanz, el profesional en el cuido de los ejemplares purasangres en el Hipódromo La Rinconada, está ganando de manera consecutiva y ya está colocado en el 2° lugar de la estadística con 21 victorias y a 5 del líder, su colega Nelson Castillo.

Nació hace 60 años en San Juan de Los Morros, Estado Guárico. Sus comienzos fueron hace 36 años, cuando se graduó en la Promoción Rufos John. En 1985 obtuvo su primera victoria en el Hipódromo Nacional de Valencia con la yegua Anastefi con el jinete Pedro Yánez y para el propietario Annunzio Stanchieri, de los selectos colores del Stud San Remo, que todavía le tiende la mano en La Rinconada.

Lanz, actualmente, está metido en la pelea y con una producción de 1.907.805.625 bolívares, según las estadísticas que lleva a cabo el portal web del Haras La Primavera.

“Hoy cuento con 78 ejemplares, incluyendo los del studs San Remo y Azatlán, a quienes tengo que agradecer todo el apoyo. Gracias a Dios hemos ganado y es fruto, con todo y la pandemia; del trabajo, de la constancia y del gran esfuerzo que hace mi equipo en las caballerizas”, expresó Rubén Lanz este miércoles cuando finalizaba la jornada de traqueos de sus ejemplares.

El entrenador elogió la labor de los capataces, caballerizos, herradores, y también de los médicos veterinarios: Julio De Jesús, David Rodríguez y Gerardo Campos.

Rubén Lanz lleva tres en el Clásico Gradisco

Este domingo, a la altura de la sexta carrera en el Hipódromo La Rinconada se llevará a cabo el Clásico Gradisco (Grado 2) para ejemplares de tres y más años en distancia de 1.600 metros, una milla.

A Rubén Lanz le tocará ensillar a tres caballos: My Racing Mate, Ilusionista y Bernini. “Andan muy bien para esta carrera. A los jinetes les tocará definir desde el mismo momento de la partida. Con un poco de suerte, tenemos la gran opción de llevarnos el clásico”, señaló.

Entrenador Rubén lanz viene en atropellada en el Hipódromo La Rinconada
Julio Rodríguez, del stud Azatlán, su potro, y Rubén Lanz / AJMedina

El preparador buscará su 2° victoria en este clásico que se inició en 1980 con el triunfo de la campeona Gelinotte, bajo las órdenes de Juan Vicente Tovar y el entrenamiento de Millard Ziadie para el stud Saltrón. Rubén Lanz lo ganó en la edición de 2008 con el caballo King Josse’s bajo las bridas del jinete Santiago González.

Sus grandes corredores

Lanz recordó a sus equinos que le han dado grandes satisfacciones como entrenador. “El caballo Chao me otorgó mi mayor emoción: ganar el Clásico Simón Bolívar en la edición de 2013. Fue guiado por el fusta internacional Richard Bracho para el stud María Blanca. Es la carrera que todo hípico quiere triunfar”, expuso.

“Están otros grandes pupilos: Le Capannelle, Turkoni, Pedroluis, Smoltz, Big Light, King Josse’s, Glavine, City Of Weston, Alfa Real, Gran Nicolás, Pedromiguel, Campeona do Eume y My Pleasure”, expresó.

El llanero trabaja con tesón los tres turnos diarios de ejercicios de sus ejemplares en la pista de La Rinconada, para responderle a los propietarios y seguir ganando. Al mismo tiempo, con su habitual gesto de “lanzar cohetes” con sus manos y en señal de sus celebraciones en el paddock de vencedores.  

El entrenador Rubén Lanz triunfando con el caballo Chao en el Clásico Simón Bolívar de 2013

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba