Isabel Mosquera: madre orgullosa en La Rinconada

La señora Isabel Mosquera es la mamá de los entrenadores Ramón y Juan Carlos García Mosquera, quienes el domingo ganaron los clásicos Bambera y Ejército Nacional Bolivariano en el Hipódromo La Rinconada con los ejemplares Afrodita de Padua y El de Froix.

“Estoy muy feliz y orgullosa de mis hijos. Cuando ganaron los clásicos, creo que los gritos se escucharon en la plaza”, exclamó jubilosa, luego de ver las carreras junto a su esposo Ramón y su nieto Juan Pablo, de nueve años.

Isabel Mosquera es nativa de Santiago de Compostela, la capital de la región de Galicia en el noroeste de España. Llegó a Venezuela a los cinco años de edad.

Y su esposo Ramón, nació en Orense, otra ciudad de Galicia y muy famosa por sus aguas termales. Se conocieron en la Hermandad Gallega. Ese es el “pedigrí” de los hermanos García.

Mosquera: “Es una satisfacción inmensa”

“No hay palabras para explicar esa tarde con los triunfos clásicos de mis hijos, y el primer clásico para Juan Carlos”, dijo.

“Es una satisfacción inmensa. Claro, estoy acostumbrada con Ramón casi todos los clásicos. Y ahora viene atrás Juan Carlos, que fue su alumno”, recalcó.


Lee también:


“Me siento muy satisfecha y muy orgullosa. Al mismo tiempo, doy gracias a mi Dios por haberme dado a mis hijos, incluyendo a José Rafael, el morocho de Juan Carlos”, dijo la señora Isabel.

“Los triunfos de mis hijos, son nuestros”, subrayó.

Isabel Mosquera, madre orgullosa en La Rinconada
Los hermanos José Rafael, Ramón y Juan Carlos García con el trofeo de la Triple Corona de Afrodita de Padua / Archivo

Isabel Mosquera: “Si no puedes con el enemigo, únete”

La señora Isabel Mosquera de García posee un buen humor y en medio de la alegría y de la entrevista, no paró de soltar sus chistes y anécdotas que envuelve su familia.

Tiene en casa a cuatro hombres: su esposo y sus tres hijos. Todo el día se habla de hipismo. ¿Cómo hace?

Sin tener “tropiezos” en carrera, soltó: “Hay un dicho que dice que, si no puedes con el enemigo, únete (risas). Y me ha tocado, unirme. Y de verdad, estamos muy felices”, contó.

“El papá de mi esposo lo llevaba al hipódromo todos los lunes para comprar la revista. Tendría unos 12 años. Y a los morochos, los llevamos en el coche a ver las carreras a La Rinconada”, recordó.

“Con Juan Carlos y José Rafael hay unas anécdotas que se me perdían en la playa de las tribunas. Tendrían siete años. Y junto a un grupo de niñitos, tomaban unos palitos y hacían de jockeys”, contó.

“En cantidades de veces, la seguridad del hipódromo se los llevaba porque no podían estar en unas zonas que se quedaban jugando. Y por los parlantes, me llamaban para que los fuese a buscar”, expresó con risas.

La gran emoción: Endrygol en el Simón Bolívar

Isabel Mosquera ha disfrutado junto a sus hijos grandes triunfos en el Hipódromo La Rinconada, pero está uno inolvidable: Clásico Simón Bolívar de 2019 con la yegua Endrygol, bajo el entrenamiento de Ramón García.

“Fue una gran emoción. Estábamos en el hipódromo y junto al propietario de la yegua, Eduardo Saragó. Cuando ganó, Eduardo ha caído al piso y me asusté porque pensé que le había dado algo”, narró.

“Pero, es una costumbre que tiene él de celebrar. Se lanza al piso de la emoción. Pero, todos los triunfos de mis hijos, son historia”, reveló.

Finalmente, Isabel Mosquera ama a Venezuela. “Más nunca fui a España. Mi país es este: Venezuela. Me crié aquí”, soltó. “Lo mucho que tengo, que son mis tres hijos, me los dio Venezuela. Soy venezolana de corazón”, se despidió Isabel Mosquera, la madre orgullosa en el Hipódromo La Rinconada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba