Juan Arias a sus 82 años está duro y curvero

Este domingo se escenificará el XV Clásico Cañonero (Grado 2) en el Hipódromo La Rinconada. Ubicamos al entrenador Juan Arias quien labró una hazaña deportiva junto al jinete Gustavo Ávila y el propietario Pedro Baptista: el Kentucky Derby y Preakness Stakes de 1971 con su caballo Cañonero.

Arias, quien cumplió 82 años de edad, vive sereno en la Urbanización Bella Vista, en Caracas. Le acompaña su hija Evelyn, luego que hace dos años perdió a su esposa Evelia Durán de Arias.

A pesar de la pandemia, visita La Rinconada una vez a la semana. Suele llegar a la caballeriza del entrenador Ramón García donde le ofrece sugerencias para el cuido y entrenamiento de los caballos de carreras.

“Ahorita estoy encerrado por este coronavirus. Me da mucho miedo. Casi no salgo. Pero, todos los domingos veo mis carreritas del Hipódromo La Rinconada por la televisión. Me siento muy bien de salud, a pesar del problemita que tengo en la pierna izquierda”, dijo.

Juan Arias sigue incrustado en la memoria de los hípicos venezolanos por la gesta con el caballo Cañonero. Tiene su fama. Pero, señaló: “Gustavo Ávila es más famoso que yo”, con su habitual sentido del humor.

Su caballo, su leyenda

En la tertulia con el orgullo de Marín, estado Yaracuy, no podía faltar Cañonero, máxime si este domingo se corre el clásico en honor a este notable purasangre. Van 6 potros camino a la Triple Corona Nacional.

Juan Arias, Cañonero, Hipismo, Hipódromo, Gustavo Arias, Clásico Cañonero, La Rinconada, Caracas, Venezuela, Kentucky Derby
Cañonero nació el 24 de abril de 1968 en Estados Unidos / Foto Tal Cual

“Te puedo definir a Cañonero en tres palabras: bueno, bonito y barato”, y soltó otra carcajada. “Fue bueno porque conquistó esas grandes carreras en Estados Unidos. Su porte y, además; barato porque costó apenas 1.200 dólares”, indicó.

Repasando la historia de Cañonero, Arias dejó correr una de sus vivencias en Estados Unidos. “Cuando estaba allá comí por una semana jamón con huevo, qué va, hermano. Ahora estoy en mi país disfrutando de mis caraotas, arroz, carne mechada y tajadas. Eso es lo más sabroso que existe en el mundo”, contó con orgullo.

Apoyo del INH

Juan Arias se graduó hace 61 años de entrenador y es leyenda del hipismo venezolano. Por ello, el Instituto Nacional de Hipódromos (INH) le tendió la mano.

“Estoy muy agradecido con su presidente Antonio Álvarez. Recibo una ayuda mensual. “El Potro”, muy bien conmigo”, reconoció.  

Ratificó que el mejor jinete de Venezuela es Gustavo Ávila. Sin embargo, cambió “su ritmo de carrera” y reveló sobre el más notorio entrenador en Venezuela: “Primero yo, y luego, Millard Ziadie”, se despidió como siempre, con su pizca de humor Juan Arias.   

Lee también: El Corsario: 48 años de su guapeza y corona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba