La conmovedora historia de Lusitano, rey del Simón Bolívar

El caballo Lusitano selló una gran sorpresa el domingo 31-10, tras correr en mes y medio 5.400 metros para llegar y vencer en el Clásico Simón Bolívar (Grado 1) en el Hipódromo La Rinconada.

En julio de este año todavía era un caballo sin conocer el triunfo. Pero, detrás de Lusitano lo arropa una historia que se plasma en estos grandes eventos de la hípica venezolana.

El hijo de los criollos Quick Mani en Señora Simona, nació el 18 de abril de 2017 en el destacado y hoy desaparecido Haras La Invasión, de la familia Uzcátegui.

La médico veterinario Génesis Sánchez, en ese momento laboraba en La Invasión, contó que el potro en 2018 pesaba 496 kilos.

Yanir Hurtado, orgulloso de formar parte de Lusitano

Lusitano, en 2019, estaba en la cuadra de José Antonio Uzcátegui. Potro de dos años que cumplía su doma y briseos.

“En una ocasión ejercitó apareado con Daveparker. Y éste se lo ganó por muchos cuerpos”, dijo el entrenador Yanir Hurtado, quien en junio de 2019 asumió el rol de los ejemplares, ante el retiro de Uzcátegui.

También, Lusitano ejercitaba en esa generación de potros con el hoy Dimaggio.

“Llegamos a la cuadra y en la revisión, el potro hijo de Quick Mani en Señora Simona, presentó una lesión en el nudo del miembro anterior derecho. A la postre, fue una fractura de sesamoide”, dijo.

“En ese momento era propiedad del Stud Saltamonte Racing. Tras la lesión, el señor Uzcátegui me dijo que buscara quién pueda operar al caballo”, contó Yanir Hurtado.

Lusitano en el haras
Lusitano de potro en el Haras La Invasión, junto a su madre y la médico veterinario Génesis Sánchez / @genesissanchezr

Consulta veterinaria y se inició el milagro

Inmediatamente, Yanir Hurtado consultó el examen radiológico con el médico veterinario David Rodríguez.

“Me dijo que como el potro (Lusitano) era de dos años, la recuperación era muy favorable”, señaló.

Yanir Hurtado conversó con el propietario Armando DoRamos, hoy el propietario de Lusitano con su Stud Los Bárbaros. Le dijo en 2019 sobre el caso del potro, la necesidad de operarlo y que asumiera la manutención del caballo.

“Vamos a operarlo y correremos el Bolívar”, dijo en ese momento el propietario a Yanir Hurtado.

Solicitaron los servicios del médico veterinario Carlos Larrazábal, quien el 19 de agosto de 2019 operó al potro de la fractura del vértice del sesamoide en el miembro anterior derecho.

Méritos para la familia García

Lusitano pasó a la cuadra del entrenador Helí García Jr. y fueron 4 meses en reposo para superar la operación. “Eran dos meses, pero el propietario dijo ‘vamos a darle dos meses más’. Yo estaba pendiente de su tratamiento. Es una historia bien bonita”, resaltó Hurtado.  

Halí García, capataz del recordado entrenador Raúl Payares, estuvo siempre al lado de su hijo Helí García Jr. para cuidar al caballo Lusitano. Allí también se fajó el médico veterinario Reyes Contreras.

Dos años después de pasar por un quirófano, Lusitano saltó a la pista y con garra pasó de viaje para llevarse los honores en la mejor carrera del hipismo venezolano: el Clásico Simón Bolívar bajo la impecable conducción de Jean Carlos Rodríguez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba