Lavandera dejó sus huellas en La Rinconada

Este domingo 17 de agosto, a las 2 de la tarde, se disputará el Clásico Lavandera (Grado 2) en el Hipódromo La Rinconada, en homenaje a la gran yegua, registrada como la 1° triplecoronada del hipismo venezolano.

Nació en 1968 en el haras San Cruz. Luego fue enviada a una subasta y Julio Pocaterra le adquirió por 50 mil bolívares para su Stud Poca. Siempre estuvo bajo el entrenamiento de Antonio Jacial. Hija del semental Lavandero en la yegua madre Feu De Paille. Sus notables jinetes: Balsamino Moreira y Jesús “El Mudo” Rodríguez.

Lavandera se hizo sentir desde el mismo momento de su estreno en el Hipódromo La Rinconada y en una fecha valiosa: 5 de julio de 1970 en el aniversario del óvalo de Coche. Ganó en 800 metros y con ventaja superior a los 5 cuerpos.

Ratificó su gran calidad en la pista, al llevarse los títulos de Campeona Dosañera, Campeona Tresañera y Triplecoronada en 1971, esta última corona que se le concede tras conquistar los clásicos Hipódromo La Rinconada, Prensa Hípica y el Joaquín Crespo.

La reina del dinero

“De esta manera, tenemos, que esta sensacional yegua, auténticamente criolla, al ser hija de otro campeón venezolano llamado Lavandero, se vendría a constituir en la primera de su sexo en arriba al millón de bolívares en premios”, escribió Gusto Noguera en su libro “La Biblia del Hipismo Venezolano”.

“Unido a sus continuos éxitos, tanto en la Triple Corona de su género, como en sus presentaciones en dos de los tres pasos de la trilogía para todo ejemplar, se consideran como bases suficientes para señalarla como una de las grandes de cualquier época, y por lo tanto integrante de la pléyade de excelentes purasangres que han cumplido actuaciones en nuestro máximo óvalo nacional, La Rinconada”, contó Noguera.

Fred Desiderio con discrepancias

El comunicador hípico con 55 años de exitosa trayectoria en la radio y televisión, sostuvo que ha sido un error llamar la Triple Corona de yeguas, obviando el formato británico que es el original desde el Hipódromo Nacional, ubicado en El Paraíso.

“Lavandera fue una destacada corredora. Pero no es así sobre la Triple Corona. Lo que pasa que alguien se le ocurrió erróneamente el Clásico Joaquín Crespo que formara parte de la corona de yeguas. Creyendo que faltaba un clásico. El formato británico es ganar los clásicos Hipódromo La Rinconada, Prensa Nacional y después, enfrentarse a los machos en el Clásico República de Venezuela”, manifestó.

Desiderio expuso: “Por ejemplo, el domingo anterior se corrió el Clásico Senegal. Ese caballo argentino fue el mejor del siglo pasado en el hipismo venezolano. De 16 carreras ganó 12 y se batió contra grandes rivales”.  

Lavandera participó en 49 carreras para 22 victorias, incluyendo 13 de corte selectivo: 5 clásicos y 8 copas. Luego, fue enviada a cumplir rol de yegua madre, sobresaliendo con sus hijos vencedores como: Lavador, Fregador, entre otros. La extraordinaria pistera murió el 5 de junio de 1984.

Lavandera se enfrentó a los machos y perdió en gran carrera el Clásico Ministerio de Agricultura y Cría de 1971

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba