Los mejores juegos NFT de carreras de caballos de 2022

La revolución del mercado de NFT (tokens no fungibles) desde 2020 ha sido objeto de elogios y de burlas, dependiendo de a quién se le pregunte.

Sin embargo, no se puede negar que la tecnología blockchain en la que se basan ha llegado para quedarse, por lo que siguen surgiendo nuevos proyectos de NFT.

El mundo de las carreras de caballos no es distinto a otras industrias. Muchas experiencias de carreras se han digitalizado y presentado en forma de NFT para ofrecer a los aficionados oportunidades que no habrían podido disfrutar hace tan solo un par de años.

Estos son algunos de los mejores juegos NFT de carreras de caballos que vale la pena conocer.

¿Qué es un NFT de carreras de caballos?

Un NFT es un objeto digital que almacena algo cuyo valor es único, y “no fungible” es decir, algo que no se puede replicar.

En el caso de los NFT de carreras de caballos, suelen adoptar la forma de un caballo virtual, con base en las características de los animales de la vida real. Los usuarios pueden comprarlos para competir en carreras virtuales que tienen lugar en un entorno digital conocido como metaverso.

Al igual que con otros NFT, los propietarios pueden beneficiarse del aumento del valor de su activo, así como de otras fuentes de ingresos relacionadas, pero también hay un elemento de riesgo: el valor del NFT puede caer fácilmente.

El sector de las carreras de caballos con NFT está creciendo rápidamente, y hay muchos juegos disponibles para satisfacer la demanda.

DeRace

Las carreras de caballos virtuales existen desde hace mucho tiempo, pero DeRace las lleva a un nivel superior con su formato increíblemente detallado que considera cada pequeño detalle de las características de un caballo.

Los caballos digitales están disponibles en forma de NFT y se clasifican en varios niveles, desde el Omega hasta el Olímpico, este último con caballos valorados en más de 2000 dólares. 

Después de pagar una tarifa en el token de DeRace, $DERC, los jugadores pueden inscribir sus caballos en carreras 3D reguladas por un sistema de “RNG controlado”, que da a todos los participantes una oportunidad justa de ganar en función de su velocidad predeterminada.

Una característica notable de DeRace es la disponibilidad de hipódromos en los que los jugadores pueden comprar acciones. Si poseen más del 50 %, tienen la posibilidad de convertirse en “corredores de apuestas” y organizar carreras. Los beneficios de estas carreras se reparten entre los propietarios, lo que supone un interesante flujo de ingresos para ellos.

 Silks

Silks es más que un juego. Es todo un metaverso en el que los participantes pueden realizar diversas tareas, como crear avatares y comprar caballos virtuales en 3D, conocidos como “caballos Silks”.

Todo es parte de una innovadora estructura de “jugar para ganar” en la que se puede obtener dinero. Pero esto no depende de la suerte, como en los juegos de casinos online. En vez de eso, cada caballo virtual está vinculado a un caballo de carreras pura sangre de la vida real.

Los jugadores reciben recompensas, pagadas en el token nativo del juego, $STT, cada vez que el equivalente en la vida real de su caballo digital gana una carrera. También hay mecanismos creativos de cría y apuestas que pueden aportar ingresos.

Si se juega correctamente, Silks puede ser una lucrativa fuente de ingresos pasivos para los “conocedores”.

Pegaxy

Al igual que DeRace, Pegaxy es un juego basado en el concepto de carreras de caballos virtuales en las que los jugadores pueden comprar caballos y competir con ellos para ganar premios.

Una característica interesante es que hay variables meteorológicas integradas en el juego, de modo que la lluvia o el viento pueden afectar el resultado tanto como el talento de un caballo en particular.

Los ganadores de las carreras reciben $VIS, el token nativo del juego, y pueden utilizar los fondos para mejorar su equipo de carreras, comprar comida o aumentar los atributos de su animal.

El juego también incluye un mercado secundario en el que los usuarios pueden comerciar con sus NFT, además de un mecanismo de cría en el que incluso se pueden vender caballos poco comunes si se tiene la suerte de conseguir uno.

También se puede invertir en los estadios, y al igual que en DeRace, se gana una parte de los beneficios de las carreras.

DeFi Horse

DeFi Horse se diferencia de otros juegos del listado por ofrecer una experiencia de temática ciberpunk. El género de internet es muy popular entre los jugadores que prefieren un estilo de juego más agresivo y realista.

El juego está alojado en la cadena inteligente Binance (BSC), y los jugadores pueden utilizar el token del juego $DFH para comprar y entrenar caballos y obtener recompensas.

La rareza de cada caballo se clasifica en diferentes rangos que pueden afectar su valor, desde “popular” hasta “ascendido”, e incluso hay una función de “encantador de caballos” que permite interactuar con un caballo y posiblemente mejorar las posibilidades de que gane.

Así que, al igual que Robert Redford en esa famosa película de Hollywood, uno puede convertirse en un encantador de caballos y llevarlos al éxito.

ZedRun

En ZedRun, cada caballo digital pertenece a una de las cuatro líneas de sangre: Nakamoto, Szabo, Finney o Buterin. Algunos son más raros que otros, pero todos dan la oportunidad de ganar recompensas a través de un juego basado en incentivos.

Se puede conseguir un ejemplar a través de OpenSea, la plataforma que se ejecuta en la blockchain de Ethereum. Una vez que uno se convierte en propietario, puede participar en carreras virtuales, criar nuevos corceles y venderlos en un mercado integrado.

Un juego absorbente y estimulante, ZedRun hará que las horas parezcan minutos al competir por crear el mejor caballo posible.

Botón volver arriba