Víctor Martínez, del diamante al turf

El retiro es una de las etapas de la vida que más le teme el deportista. Después de un porcentaje importante de su vida en el ajetreo de los viajes, entrenamientos, presión por ganar y garantizar su futuro, pasan a tener todo el día libre. Algunos desarrollan problemas de ansiedad y otros, como Víctor Martínez, encuentran otra pasión.

Pero la gran mayoría no tiene la fortuna de V-Mart, como fue conocido el venezolano en sus años de repartir batazos por las Grandes Ligas. No todos tienen la posibilidad de encontrar un nuevo pasatiempo que se convierte es una ventana para más ingresos económicos.

Martínez, quien se retiró del beisbol en 2018 tras 16 temporadas, empezó con la ganadería. Desarrolló un amor especial por los cuadrúpedos y, un año después, se convirtió en el propietario de uno de los caballos más rápidos del mundo. Con King Guillermo, el otrora toletero tiene la posibilidad de levantar el Derby de Kentucky, la famosa carrera de caballos estadounidense para ejemplares purasangre.

“Se ha visto muy bien en los entrenamientos”, dijo el oriundo de Ciudad Bolívar, que se le dificultó demasiado en la entrevista para TVG Network. “No tenemos nada que perder, hombre”.

La idea del venezolano de tener un caballo de carrera no es nueva. De hecho, le aseguró a Ken Rosenthal que le propuso la idea a Miguel Cabrera, Omar Infante y Aníbal Sánchez cuando todos militaban en los Tigres de Detroit, pero ellos no compartían la pasión de la misma forma. Por eso esperó. Y con el tiempo libre del retiro, no dudó en adquirir a tres caballos con su esposa, Margret, del establo de Ocala Breeders’ Sales Company, incluyendo a King Guillermo.

Ahora tiene la misma emoción de aquel joven de 23 años que debutó en las Grandes Ligas con los Indios de Cleveland en 2002. Una vez su caballo se ganó el derecho a participar en el Derby de Kentucky, pagó los 6.000 para que King Guillermo sea elegible para la competición.

Pero Víctor Martínez tendrá que esperar. La carrera estaba programada para el primer sábado de mayo, sin embargo, se pospuso para el 5 de septiembre por la pandemia que provocó el coronavirus. Y eso no lo inquieta. Si esperó más de una década para cumplir su sueño de tener un caballo, algunos meses no le afectarán.

Víctor Martínez honró a su padre

Por la mente de Víctor Martínez no hubo duda cuando le preguntaron el nombre que llevaría el ejemplar. Lo llamó Guillermo, porque era el nombre de su padre que murió cuando apenas tenía seis años. Ahora, con 41, encontró una forma de vivir éxitos juntos.

V-Mart aspira a que el caballo sobresalga en todas las competencias para protagonizar una historia exitosa fuera de los diamantes. Para lograrlo, escogió a Sammy Camacho como jinete, el responsable de traerle más éxitos a la nueva faceta del expelotero.

Así es el retiro de este beisbolista. Quizás no tiene tanto tiempo libre como otros, pero lo disfruta. Ganó un Bate de Plata, participó en cinco Juego de las Estrellas y fue candidato al Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2014, no obstante, nada de eso se comparará si King Guillermo gana una de la Triple Corona. “Esto será especial”, cerró el criollo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba