5 motivadoras historias de deportistas para recordar en el Día Mundial contra el Cáncer

Cáncer. Qué palabra tan horrorosa. Hay cosas en el mundo que no deberían existir, y esa es una de ellas. Pero como no se puede borrar por el momento, la única forma es unirse contra ella. Cada 4 de febrero el mundo se une con lazos de multicolores. Es el Día Mundial de la lucha contra el Cáncer, una enfermedad que no discrimina, que no escoge por conveniencia, alcanza a todos, incluso a deportistas de alto rendimiento.

Lee también: ¿Una pelea entre Mayweather y 50 cent sería posible?

Hay muchas historias en el deporte profesional que tienen al cáncer como el gran villano. Muchas de esos relatos terminan siendo motivadores. Son alicientes. Pomadas que alivian el ánimo de muchos, y que crean admiración por la idea de no rendirse jamás, ni siquiera contra un enemigo de ese tamaño.

Uno de los mejores momentos para recordar aquellas historias de superación es en el Día Mundial de la lucha contra el Cáncer. Es difícil olvidar todo lo que pasó el venezolano Carlos Carrasco, por ejemplo, durante 2019. Fue diagnosticado con leucemia y sus números de esa temporada comenzaron a tener sentido. Por tres meses estuvo alejado del morrito de Indios de Cleveland, mientras se sometía a tratamiento. Regresó el 1° de septiembre de 2019, como relevista. Dos días después recibió una enorme ovación en Cleveland. La campaña 2020 fue un gran regreso para él con 2.91 de efectividad en 68.0 innings.

Día Mundial contra el Cáncer

El futbolista mexicano Miguel Layún es otro de los casos del cáncer en el deporte profesional. Asistió a un chequeo de rutina en 2019, y le fue detectado un tumor maligno en uno de los riñones. Se entregó a los médicos, y ahora es un hombre invencible. La corredora jamaiquina Nvlene Williams-Mills tiene su historia. Justo después de Londres 2012, la atleta detectó un bulto en uno de sus senos. Fue operada y tratada. Poco después regresó a la élite del atletismo mundial, e incluso ganó la medalla de oro en el Campeonato Mundial en el relevo 4×400 metros en Beijing 2015.

La capacidad de estos deportistas de luchar contra la enfermedad, así como de cualquier persona que no baja los brazos, es lo más plausible en este Día Mundial de la lucha contra el cáncer. Y si es verdad que no son pocas las historias, estas son cinco de las más destacadas.

Andrés Galarraga, beisbolista

Uno de los mejores jugadores de beisbol en la historia de Venezuela, y también uno de los mayores jonroneros de la década de los 90’s en las Grandes Ligas. El Día de Mundial de la lucha contra el Cáncer debe tener en cuenta el caso del Gran Gato. Luego de tres campañas con más de 40 jonrones, se perdió la temporada 1999 por un diagnóstico de cáncer. Se sometió a quimioterapia y regreso en el 2000. En su primer juego después de la enfermedad dio un tremendo cuadrangular. Tiene 59 años.

Lance Armstrong, ciclista

Una de las grandes historias del deporte profesional cuando se habla de personas que han padecido de cáncer. A finales de 1996 al ciclista se le detectó un cáncer testicular que le hizo metástasis en los pulmones y el cerebro. De acuerdo con reportes, su probabilidad de sobrevivir era menor al 40%. Tras una operación y tratamientos salió adelante. Ganó siete ediciones del Tour de Francia, pero todo le fue arrebatado por su consumo de esteroides. Tiene 49 años actualmente.

Anthony Rizzo, beisbolista

Es uno de los mejores primeras bases del béisbol en la última década. Estrella de Cachorros de Chicago y considerado capitán de la organización. Tres años antes de llegar a las Mayores, en 2011, cuando era parte de las menores de Medias Rojas de Boston, fue diagnosticado con linfoma de Hodgkin. Estuvo cerca de retirarse del beisbol solo con 19 años. Pero luchó, se recuperó y logró ser todo un astro del deporte, y una historia para el Día Mundial contra el Cáncer.

Eric Abidal, futbolista

El central francés era toda una estrella del fútbol mundial cuando le fue detectado, en 2011, un tumor en el hígado. El FC Barcelona anunció la noticia en un comunicado. En 2012 fue sometido a un trasplante de hígado. Regresó a los terrenos de juego en 2013 y fue aplaudido de pie por todo el Camp Nou. Poco después fichó con el Mónaco y luego pasó al Olympiacos.

Arjen Robben, futbolista

En 2004, con 20 años, el holandés pasó a ser uno de esos casos de cáncer en el deporte profesional. Le diagnosticaron cáncer testicular y además sufrió de depresión. Pero se recuperó de las dos cosas y el fútbol y la vida le agradecieron. Brilló con el Chelsea, el Real Madrid y el Bayern Múnich, además jugó la final del Mundial de Sudáfrica 2010. Es otra de esas historias de deportistas en este Día Mundial contra el Cáncer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba